Carrió quiere que Negri siga presidiendo el interbloque

La jefa de la Coalición Cívica lo defendió frente al embate de Larreta, que lo quiere reemplazar por Ritondo

Elisa Carrió se la jugó una vez más por su aliado político Mario Negri y postuló que debe seguir siendo el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados.

Mientras el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, impulsa a Cristian Ritondo para reemplazar a Negri de la jefatura del interbloque aliancista, el entrerriano confirmó el apoyo de Carrió para continuar en esa silla después de diciembre, tras el ingreso de los diputados que salgan electos en noviembre.

Para Carrió, la oposición debe ejercer una “responsabilidad institucional” frente a la posibilidad de que el peronismo entre en una crisis que lo haga colapsar.

En el programa Desde el llano (TN), Carrió señaló que “una Cámara de transición y fragmentada requiere de experiencia, de timing, y de (capacidad de) observación”.

“La Cámara de Diputados es como un agujero negro, donde los que recién empiezan no saben qué hacer, no conocen el recinto; donde tiene que haber líderes para jugar justo en el momento”, alertó. Para ella, son condiciones claves “el timing y la intuición”.

“Se tiene que ver bien cómo viene, porque puede haber muchos obstáculos en el camino de una república segura, próspera, libre, pero es un trabajo de varias generaciones; es un trabajo de mucha inteligencia y de mucha intuición”, insistió.

Carrió consideró que “no sé si todos tiene la intuición política y la experiencia para estar atentos a los números en la Cámara de Diputados, lo que sí sé es que la figura de Mario Negri es una figura histórica”.

“Él debe ser presidente de bloque, además presidente del interbloque, porque es una figura histórica, porque tiene experiencia parlamentaria de muchos años, porque los que tenemos esa experiencia, esa intuición podemos entrar en un teléfono abierto donde haya interlocutores racionales”, recomendó.

Y abundó: “Tenemos que tener líderes en el parlamento, como Mario, que aún en la derrota tienen una experiencia, y al otro día manejamos todo a teléfono abierto, con confianza”.

Según Carrió, tras una previsible nueva derrota del oficialismo el 14 de noviembre “Va a haber mucha irracionalidad en la política, porque hay desesperación, por la impunidad, por la pérdida de cargos; y va a haber mucho triunfalismo”.

Nuevo gabinete

Carrió fue también muy crítica del nuevo gabinete del presidente Alberto Fernández. “Lo de Aníbal Fernández es como la vuelta de un monstruo alicaído. Él conoce todas las mafias, yo sostengo que es parte”, indicó.

Respecto del flamante jefe de Gabinete, Juan Manzur, calificó a su designación como “una venganza” de Cristina Kirchner. Para Carrió, la vicepresidenta busca que al exgobernador de Tucumán “se lo lleve puesto la historia”.

“Es un manejo de ira, ella quiere que se lo llueve puesto la historia. Manzur es un personaje del PJ tradicional que viene de la mano de Duhalde pero sobre todo del ministro que sacaron, de Ginés González García, del riñón y de los negocios. Por eso tiene que explicar muchísimo. Es un hombre poderosísimo económicamente, cuando siempre fue funcionario del Estado. No puede explicar su patrimonio”, dijo.

Finalmente, avisó: “Con ese gabinete, ese jefe de Gabinete y ese ministro de Seguridad, ni el narcotráfico ni las drogas sintéticas se combaten en Argentina”.