Oficialismo presumió el presente sanitario del Imperio

El intendente Juan Manuel Llamosas retomó la presentación del informe epidemiológico municipal con datos positivos sobre la actualidad sanitaria de la ciudad. Con los casos en caída, el Gobierno informó que ya hay 100 mil riocuartenses con las dos dosis. No obstante, ampliarán búsqueda de los no vacunados.

Por Gabriel Marclé

“Pocas ciudades del país utilizan tanto los números de la pandemia como Río Cuarto”, comentaba el dirigente en la mañana del lunes. Aunque no lo parezca, esa voz surgía del propio oficialismo e intentaba remarcar -por un lado- el trabajo realizado con el seguimiento de casos y la alta intensidad de su plan de vacunación; pero también intenta develar la perspectiva funcional de los números y cómo ayudan al fortalecimiento de la imagen positiva del oficialismo, específicamente la del intendente Juan Manuel Llamosas.
En la mañana de ayer, el jefe del Ejecutivo municipal riocuartense volvió a encabezar la presentación del informe epidemiológico en un momento fundamental para ganarle la pulseada a un humor social que viene golpeado desde hace mucho tiempo. En vísperas del comienzo de la campaña fuerte por las generales Legislativas, Llamosas sigue dándole cuerda a la parte de su gestión que le viene dando más resultado. Los datos y diagnósticos trazados durante el informe dejaron en claro que un escenario positivo como el actual podría cotizar alto hasta noviembre.
Aun sin decirlo, el intendente y su gabinete se mostraron empoderados por el manejo de la crisis sanitaria, como jactándose de las mediciones que registra el Coronavirus en la actualidad municipal. Resulta innegable que las acciones del Ejecutivo municipal tuvieron una influencia significativa en el desarrollo del plan sanitario, algo exhibido por la rapidez con la que avanzó la vacunación (los números más altos de la Provincia). En términos de logros, en la Municipalidad casi que se sienten como estrellas dentro del plan global de la estructura sanitaria provincial.
Aunque ese nivel de protagonismo pone nerviosos a algunos representantes del schiarettismo (quienes no quieren que Llamosas sea “más papita que el papa”), el comando estratégico político del intendente municipal confiesa que van a pavonearse por su trabajo en cada oportunidad que tengan, reclamando derechos de autor en los logros registrados. Claro que ese pensamiento tiene un solo objetivo: Ganarse un lugar en la mesa de decisiones presidida desde el Panal, algo que pondrán a prueba de aquí a las generales de noviembre.

El valor del informe

En casi 365 días, Llamosas presidió informes epidemiológicos en solo tres oportunidades. Hace tan solo unos meses, cuando la ciudad atravesada “la situación más crítica desde el comienzo de la pandemia”, el jefe municipal apareció para alertar a la población e inaugurar el programa Identificar Vacunación para salir a buscar a los no vacunados. Aquel junio presentaba el primer informe desde que logró la reelección.
Antes de eso, el intendente utilizó a estas presentaciones como una herramienta para morigerar el impacto político de los contagios o para anunciar la llegada de medidas restrictivas duras, siempre en miras de las elecciones municipales que se anunciaban. De hecho, el último informe de la primera gestión se dio el 10 de noviembre de 2020, casi dos semanas antes de las urnas, para avalar el desarrollo de las elecciones informando la caída de contagios.
Con la intervención de ayer se apuntó a un tono similar al que se tuvo en aquella oportunidad, cuando se buscaba atraer votantes, aunque en esta instancia ocurrió justo después de las PASO. El informe reveló datos más que positivos que tienen un valor similar al de las sensaciones que se observan en el sector comercial, donde proyectan que septiembre mostrará el mejor ritmo de ventas del año.
Los datos positivos que empieza a mostrar la ciudad guardan estrecho vínculo con el panorama actual de contagios en baja y vacunas en alza, con lo que eso significa para el humor social de los riocuartenses. Los funcionarios más cercanos al intendente ya anticipan que en el mes de octubre la apertura de actividades podría concretar el cien por ciento, por lo que actividades como las nocturnas (boliches y espectáculos nocturnos) aspiran a tener su pronta apertura.
En términos generales, el oficialismo intenta poner bien en alto un cartel que vienen construyendo hace tiempo y que pusieron a prueba en las PASO, donde destacaron las acciones del plano sanitario como un factor determinante en el logro de la mejor performance electoral de Hacemos por Córdoba en todo el territorio provincial. Llamosas y su gente seguirán en ese camino, el de reconfirmar día a día lo que traen a la mesa del PJ provincial y su proyecto.
Los datos positivos
Llamosas se mostró contento en decir que Río Cuarto ya superó la barrera de los cien mil vacunados con ambas dosis, un logro que se había propuesto ya desde mediados de año y que supone casi el 80% de la población objetivo (+18). Esa cifra suma en mérito, pero también se complementa con el 95% que ya cuenta con al menos una dosis. Además, esta semana comenzará a vacunar menores sin comorbilidades con las 1260 vacunas.
Entre los asesores sanitarios del Gobierno ya se animan a deslizar que se llegó a la tan ansiada “inmunidad rebaño”, pero sostienen que no debe caerse en la trampa de comunicarlo anticipadamente a la población por temor a generar efectos indeseados. “Le pido a la población que nos sigamos cuidando y no nos relajemos”, expresó en ese sentido el intendente Llamosas.
Por otro lado, el informe reveló que los contagios han llegado a su punto más bajo desde que la ciudad resultó afectada por la segunda ola, con un promedio semanal que bajó casi al doble con respecto a la semana anterior. De hecho, los últimos días ya se venían registrando contagios diarios de una cifra. “Estamos en un gran momento, pero hay que sostenerlo”, señalan desde la Municipalidad, donde reconocen que el camino hacia noviembre no solo tiene el escollo electoral, sino también el de la circulación de nuevas variantes. “Hay que estar listos”, dicen.