La Mesa de Enlace nacional quiere foto con Schiaretti (interés mutuo)

En qué anda el empresariado de Córdoba luego de las Paso. Sorpresa y satisfacción por los resultados. Juez con imagen remozada. Los ruralistas visitarán al gobernador.

Por Bettina Marengo
bmarengo@diarioalfil.com.ar

La dura derrota electoral que sufrió el domingo el Frente de Todos entusiasmó al sector agropecuario provincial y nacional, que quieren trabajar en una campaña de publicidad e incidencia para que en noviembre se consolide la tendencia a favor de una fuerza política más “amigable con el mercado”, como describen a Juntos por el Cambio.

Enfrentados al gobierno de Alberto Fernández por las retenciones a las exportaciones y por la regulación y límite a la exportación de carne, y políticamente en las antípodas más allá de los reclamos sectoriales, la dirigencia ruralista visitará, probablemente la semana próxima, al gobernador Juan Schiaretti. Lo tienen previsto desde hace varios días, en el marco de un plan de posicionamiento nacional del sector que también los llevaría al despacho del jefe de gobierno porteño Horacio Rodriguez Larreta. “Mejorar la imagen del campo”, afirman algunos voceros.

La movida se diseñó antes de la crisis post Paso que ayer sacudió a la coalición oficialista.

El mandatario cordobés mantiene máxima distancia con la Casa Rosada y, aunque perdió el domingo ante la sumatoria de Juntos por el Cambio, le ganó con su lista cordobesista al FdT provincial y revalidó el título de peronista anti K. Ahora su círculo chico lo promueve nacionalmente y destaca el “modelo Córdoba” como un valor de exportación, en un intento por destacar su figura por sobre la de Luis Juez, el cambiemista que ganó las elecciones cordobesas junto al radical Rodrigo de Loredo y se posicionó como referente opositor tanto a los K como a Hacemos por Córdoba.

En ese sentido, la foto con la Mesa de Enlace nacional y local le sirve tanto al jefe del Panal como a los ruralistas. Schiaretti busca obturar la imagen de Juez como “el más anti K de los cordobeses” y el sector agropecuario sale del círculo de apoyos amarillos. Ya lograron reunirse con otros peronistas de provincias “chicas” como el chaqueño Jorge Capitanich, el sanluiseño Alberto Rodriguez Saa y el salteño Sanz.

En ese marco, en Córdoba, el G6 (Grupo de los Seis que reúne a las seis cámaras empresariales más importantes de Córdoba) se reunió ayer para comenzar a delinear la estrategia de comunicación para los 60 días que faltan hasta las elecciones generales, con el foco puesto en los candidatos.

Aunque públicamente cautos, los principales referentes empresariales cordobeses admiten su alivio por el resultado favorable a JxC, pero dan por hecho que el gobierno nacional va a “empapelar el país con billetes y subsidios”, según señaló un dirigente que habló con el diario Alfil, para intentar revertir el resultado desfavorable.

La mayoría de ellos no asistió a la cena que organizó en un hotel de la zona norte de la ciudad el ministro de Economía Martin Guzmán casi al final de la campaña del FdT local, aunque lo consideran, junto a Matias Kulfas, los más “ortodoxos y razonables” de los funcionarios del gabinete nacional. Un gobierno central al que ven como demasiado “intervencionista”, más allá de aceptar con la mano abierta la ayuda estatal para pagar salarios, vía ATP y Repros.

“Si bien varios rubros crecieron y mejoraron a niveles superiores a los meses previos a la pandemia, ahora lo que sucede es que está en etapa de expansión, y para eso necesitan inversiones. Y eso es difícil con un gobierno que no es muy amigo del mercado”, manifestó un empresario del comercio, quien aseguró que ninguno de los colegas con los que habló luego de las PASO expresó malestar por la derrota del FdT. “Están todos contentos”, blanqueó.

Lo que sí sorprendió en el empresariado es la profundidad de la derrota del oficialismo nacional en históricos bastiones peronistas de la provincia de Buenos Aires. “Si, nos sorprendió, pero es un voto castigo de los sectores medios que cayeron en la pobreza y que están cansados de planes sociales”, comentó un ruralista. Más allá de la situación económica, consideró que el punto de quiebre de la relación de AF con la sociedad fue “la foto de Olivos” de la fiesta de cumpleaños de la pareja del presidente en plena cuarentena por la pandemia del Covid.

Hay dato nuevo en relación a la mirada empresarial sobre la política provincial: el Juez cambiemista ya no aparece como el “cuco” o el político imprevisible que fue en sus tiempos de Intendente de Córdoba. Delicias del triunfo electoral.

Aunque los hombres de negocios tenían (o tienen) fichas en quien fue (o es) el hombre de Mauricio Macri en Córdoba, Gustavo Santos, y algunos de ellos participaron del selecto Zoom del expresidente donde lo presentó como su apuesta para la Gobernación, hoy las opiniones viraron. Recordaron el rol del diputado y ahora candidato a senador durante el conflicto entre el gobierno de Cristina Kirchner y el sector agroexportador por la Resolución 125 y acomodando el cuerpo, manifestaron: “No es espanta mercado”.