Talleres vs Liga Cordobesa, capítulo a pura tensión

Intercambios variados mediáticos sin bajar el tono de agresión entre el albiazul y el ente madre cordobés. Contestaciones de todo tipo respecto del litigio que los distancia, donde Fassi y los dirigentes locales no parecen estar dispuestos a una concordia a corto plazo.

Por Federico Jelic

Munición gruesa, más que nunca. El conflicto reinante entre Talleres y la Liga Cordobesa de Fútbol sigue sumando batallas y episodios hostiles, con posiciones encontradas y contestaciones tanto mediáticas como judiciales que sin dudas entorpecen la relación. Y por momentos, hasta con ribetes infantiles. El viernes se presentó un escenario de intercambios para nada cordial en una discusión agotada y todo empeoró, a punto que incluso podría trasladarse a otros ámbitos, pero mientras tanto cada parte endurece su postura paulatinamente.

Los nuevos capítulos fueron con ida y vuelta, con feedback. El presidente Andrés Fassi, esta vez presente en Córdoba invitó a una conferencia en la Boutique para debatir y exponer el tema, a lo que desde el organismo rector del fútbol cordobés le contestaron con sorna. Ni hablar luego del saldo de dicha reunión, donde mediante un hilo de twitter siguieron tirando dardos a la gestión del “Zorro”. Mientras tanto nadie cede un céntimo ni un centímetro, lejos del diálogo, dejando un clima de tensión institucional casi sin precedentes por estas latitudes. ¿Qué razonamiento se impondrá en esta pulseada? ¿Intercederá algún organismo público o de estamentos provinciales para destrabar la discusión sin tregua? Por ahora, no hay señales de fumar una pipa de la paz entre ambos…

Guerra sin cuartel

La génesis del litigio es harto conocido: Talleres se niega a abonar el 2 por ciento de las transferencias de algunos futbolistas, evadiendo el concepto de “jugador originario” entendiendo que hay una doble imposición ya que dicho tributo lo rinde en AFA. Y que no todos los vendidos participaron en su formación en la Liga Cordobesa. Hasta ahí, nada nuevo. Como represalia desde el organismo que conduce Alejandro Fernández pero con el histórico dirigente Emeterio Farías siempre cerca, optaron por sancionar al club de barrio Jardín con la desafiliación del fútbol femenino y con las divisiones inferiores locales. Golpe duro sobre todo por las exigencias CONMEBOL de contar con un plantel femenino si pretende seguir clasificando a torneos internacionales. A pesar de los intentos de regularizar dicha situación, el club de barrio Jardín tiene una treta legal para evadir ese dilema, pero eso será otro tema de requerimiento más adelante.

Bueno, la jornada inició con Talleres invitando a interesados, socios dirigentes y prensa a participar de una exposición sobre la problemática, pero enfatizando puntualmente en la postura de la Justicia con respecto a al fallo que los absuelve de delitos penales en las acciones por parte de Fassi y el secretario Gerardo Moyano Cires, ante la negativa del pago de la doble imposición.

“La Justicia de Córdoba ya se expresó a favor de la posición de Talleres, y frente a esto la Liga Cordobesa convoca a una Asamblea Extraordinaria para manipular la normativa y el Estatuto, con el objetivo de ratificar las sanciones impuestas al Club de modo infundado, irregular y extorsivo”, rezó el comunicado oficial”. “La respuesta de la Justicia de Córdoba fue de respaldo a la posición del Club; porque es muy claro que no es lo mismo el origen del jugador Nahuel Bustos, que el recorrido del jugador Piero Hincapié”, completó la misiva, dejando en claro que por uno sí paga el porcentaje debido y que por el ecuatoriano no corresponde. Plantea una inequidad que sigue siendo estudio de trabajo de asesores legales y que no promete salida a corto plazo.

¿Cómo respondió la Liga? Con un lacerante y sucinto: “Talleres no mientas” en su cuenta oficial luego de citar tweet. Fuerte. Y luego se vieron obligados a borrar una irresponsable publicación que rezaba: “Los vamos a hundir, Talleres”. Así no suma…

Pero claro, el fuego cruzado continuó sin banderas blancas ni fronteras, al pie del cañón. Fassi en su alocución ante socios y allegados, endureció su pensamiento sobre un pedido de respuestas a la Liga Cordobesa por el destino de los fondos de los últimos ingresos genuinos por la venta de futbolistas cordobeses al exterior en los últimos años. Y con un discurso locuaz pareció victimizarse poniendo en relieve la situación en niños y el plantel femenino, invocando a la intervención del Gobierno, Municipio y Agencia Córdoba Deportes.

Hubo un momento incómodo en el simposio de Fassi cuando un ex dirigente de la Liga Cordobesa, Miguel Cómito, le reclamó airadamente la determinación de Talleres contra la Liga además de anunciar las posibles consecuencias. La discusión fue subiendo de tono al punto que el hombre en cuestión procedió a retirarse (¿o lo invitaron a irse?) acompañado por uno de los vicepresidentes, “Cacho” Quiñonez. “la Liga llama a una asamblea extraordinaria para la semana próxima, para intentar ordenar lo que evidentemente no tiene ordenado. Queremos que los recursos de la Liga lleguen realmente a los barrios para colaborar con los dirigentes de sus clubes. Basta de esos vivos”, prosiguió Fassi.

La contestación de la Liga no tardó en llegar. Esta vez fue más respetuosa y con altura (evidentemente con un community manager más formado) aunque no bajó el grado de agresión. “Es falaz e irresponsable el Sr. Fassi cuando dice que “hace 30 años que no se pinta una pared de un club”, pero podría entenderse de alguien que no ha pisado una cancha de un club cordobés por décadas”. Con un enérgico repudio, el comunicado firmado por los presidentes de los clubes de nuestros barrios mantuvo la misma tesitura. “Nos insulta el Sr. Fassi cuando nos acusa de “vivos que momentáneamente están en la estructura de las instituciones para usufructo propio”. No ganamos dinero por nuestra actividad dirigencial ¿Puede el Sr. Fassi decir lo mismo? No aceptaremos que nos trate de ladrones”.

Y hubo más. Refregaron que Talleres utiliza de localía el estadio Mario Kempes, solventado con impuestos de los contribuyentes. Esto va para largo. No obstante llama la atención el crecimiento de la discordia entre los albiazules y la Liga Cordobesa en apenas 24 horas, donde el consenso aparece cada vez más lejano.