Tras PASO, JpC se ordena (dirigentes se reunirían)

La dirigencia de Juntos por el Cambio (sobre todo del radicalismo) se reuniría en los próximos días para diagramar un trabajo conjunto de cara a la campaña previa a las elecciones generales. Tras los resultados, comienzan a asomar algunos dirigentes que se habían mantenido “prescindentes”.

Por Julieta Fernández

Lucas Castro, Gonzalo Parodi y Gonzalo Luján

“La veíamos venir y no nos equivocamos” es la idea que tienen desde espacios como la 30 de Octubre y Fuerza Renovadora, quienes aseguran haber apostado a Rodrigo de Loredo desde el minuto cero. Retomando lo que ocurrió con la interna partidaria, no titubean a la hora de considerar que hubo dirigentes del interior de la provincia que optaban por lo que creían seguro: la estructura partidaria (referenciada en dirigentes como Mario Negri y Ramón Mestre).

Según este espacio del radicalismo, en las PASO se dio algo similar a la hora de ver de qué “lado de la mecha” se encolumnaban algunos dirigentes del interior. “Fueron funcionales a quienes buscaban dividirnos pero esto demostró que hay un radicalismo con aspiraciones de gobernar la provincia”, comentaba uno de los integrantes de la comitiva de campaña de De Loredo-Juez. “Pensar que algunos nos decían que no querían una lista con predominancia del PRO pero ellos terminaron llevando al candidato de Macri”, dijo a modo de chicana el dirigente consultado.

La idea que prima desde una parte del radicalismo apunta a “no volver a dividir el partido” y cometer el error del 2019, en el que Juan Schiaretti fue reelecto comodamente y la UCR llevó dos candidatos a gobernador (Mario Negri y Ramón Mestre, aliados en estas PASO). En la ciudad, hubo quienes apostaron por la dupla Negri-Santos: entre ellos, Gonzalo Luján (ex precandidato a intendente) y por supuesto, Yanina Moreno Zamanillo, quien integró la nómina de diputados, ocupando el sector lugar. “No deja de ser notable que, con la poca representación que tuvo el sur en la mayoría de las listas, Río Cuarto haya logrado ese lugar. No expectable, claramente. Pero fue más de lo que se vio en otras listas”, comentaban desde el negrismo local.

Aunque la apuesta de la dirigencia en general es que los “perdedores” debieran agachar la cabeza y seguir, aseguran que no sería tan fácil para aquellos que se posicionaron fuertemente. “Algunos hablaban hace unos años de nuevos aires del radicalismo y, sin embargo, en estas elecciones apoyaron al radicalismo viejo”, apuntaban desde la militancia deloredista en alusión a dirigentes como Gonzalo Luján, quienes jugaron fuertemente para la lista de Santos-Negri e incluso coordinaron la agenda de campaña que se desarrolló en la ciudad. “Podría decirse que, quienes jugaron fuerte para esa lista, quedaron un poco enredados y no es fácil salir airoso de ese esquema”, opinó un integrante de Cambiando Juntos en diálogo con Alfil.

 

Asoman los “prescindentes”

El ex candidato a intendente, Gabriel Abrile, se mostró entusiasmado tras el resultado de Juntos por el Cambio pero sus expresiones en redes sociales hicieron alusión al triunfo en el plano nacional (evitando posicionarse en algunas de las cuatro listas que compitieron a nivel provincial).No obstante, aunque se hablaba de una relativa prescindencia de Abrile, el médico había sido fotografiado junto a Griselda Baldata, primera precandidata a senadora por la lista “Para la democracia social”. Esto fue leído por sus correligionarios como un apoyo explícito a una de sus asesoras en materia de seguridad durante la última campaña electoral municipal.

El médico habría sido invitado a una cena que auspició Martín Lousteau y Martín Tetaz en su última visita a la ciudad y que había convocado a distintos sectores del empresariado local. “Pero explícitamente no se terminó de definir nunca su posicionamiento”, aseguran sus correligionarios. Cabe recordar que el propio Martín Lousteau se había mostrado un fuerte respaldo a Abrile en las últimas elecciones municipales e incluso lo halagó durante su visita a la ciudad previa a la interna partidaria de marzo (acompañando la candidatura de Rodrigo de Loredo).

“Argentina eligió. Felicitaciones a todos los candidatos, en especial a Rodrigo de Loredo y Luis Juez. Ahora comienza una etapa en la que todos juntos debemos trabajar por Río Cuarto, Córdoba y por Argentina”, expresaba el mensaje publicado por Gabriel Abrile en sus redes sociales, ilustrado con el mapa de la Argentina teñido de amarillo. Tanto desde el deloredismo como el negrismo, aseguran que sería un posicionamiento “lógico” y que, si bien felicitó a los candidatos ganadores, procuró no realizar muchas valoraciones al respecto y celebrar el triunfo en términos generales.

 

Alfonsinistas conformes en el sur

Aunque el análisis se posó más en la performance de las dos listas principales dentro de Juntos por el Cambio, desde la lista encabezada por Dante Rossi y Griselda Baldata se mostraron conformes con un desempeño que, sostienen, fue mejor que el esperado. “Si hilamos fino, en Río Cuarto sacamos casi 5 puntos. La mitad de lo que alcanzó el Frente de Todos”, advertían desde este espacio que compitió en las PASO.

“Creo que en los sectores ‘minoritarios’ hubo sorpresas”, comentaba un dirigente radical que no tomó posición por ninguna de las dos listas principales. Desde el alfonsinismo incluso aseguran haber recolectado votos de otros sectores del radicalismo y de votantes independientes. “Incluso hicimos una mejor elección en el sur que en la Capital”, comentaban mientras comparaban su performance con la del Frente de Todos a nivel provincial (y en la ciudad).