Alfonsinismo denunció gasto publicitario de Negri y Juez

Acusan que todavía no están liberados los fondos para gastar en las PASO, por lo que encuentran inexplicable los recursos utilizados por las listas mayoritarias

Por Alejandro Moreno

Martín Lucas, el apoderado y precandidato a diputado nacional de “Para la Democracia Social” en Juntos por el Cambio -que encabezan Griselda Baldata y Dante Rossi para las cámaras Alta y Baja, respectivamente- acusó ayer “prácticas antidemocráticas” de los apoderados de la alianza.

Según Lucas, que hoy podría denunciar el caso ante la Justicia Federal, “de la misma manera que lo hicieran en el año 2017, demoran la tramitación de los fondos asignados para la confección de los votos y demás gastos de campaña, con el objeto de generar un perjuicio a quienes dependemos de esos fondos para participar de las PASO”.

El alfonsinista anticipó que “hará una presentación para que se investigue con qué fondos se realiza el fenomenal despliegue de publicidad en la cartelería en la vía pública, folletería y publicidad en redes, por parte de las listas de Juez y Negri, cuando no han tenido hasta ahora acceso a los fondos que provienen del aporte estatal”.

“El espíritu de la ley –continuó- es poner en pie de igualdad de recursos con un manejo transparente”.

Además, Lucas señaló que “el manejo que están haciendo desde la conducción de Juntos por el Cambio no solo es objetable por antidemocrático y tramposo, sino también dudoso desde el manejo de fondos que son públicos, por lo que se denunciará ante el Fiscal Federal”.

Cuatro listas de Juntos por el Cambio competirán en las PASO del 12 de septiembre, constituyendo la mayor atracción de las elecciones internas en la provincia de Córdoba. Una de las listas lleva como cabezas a Mario Negri y Gustavo Santos, para el Senado y Diputados, respectivamente; otra a Luis Juez y Rodrigo de Loredo; una tercera a Javier Bee Sellares y Laura Sesma; y finalmente una más a Griselda Baldata y Dante Rossi.

De Loredo

El precandidato a diputado nacional, Rodrigo de Loredo, aseguró ayer que “estamos frente a una oportunidad de reformar nuestro absurdo régimen laboral”, y para ello propuso un nuevo régimen para las microempresas, que podría, según analizó, “potenciar la generación de empleo en la Argentina”.

En la Ciudad Universitaria, De Loredo planteó que “es una reforma que le hace falta a la Argentina para el desafío más grande que tiene nuestro país que es crear empleo”.
“Proponemos un régimen desacoplado para las microempresas, similar al régimen de empleo de la construcción, que son el 77 % de las pymes pero generan tan solo el 15 % del trabajo, porque la gran mayoría es en negro. Concretamente, se trata de sustituir el cese laboral indemnizatorio por un seguro de desempleo”, dijo.

“Para ello –explicó-, el empleador deberá pagar durante el primer año, además del sueldo y los aportes patronales correspondientes, un 8 % mensual que se destinará a una cuenta especial, con intereses especiales. Pasado un año, el aporte será del 12 %. Terminada la relación laboral, ya sea por voluntad del empleador o del empleado, el trabajador recibirá su seguro de desempleo que sustituye la indemnización correspondiente”.

De Loredo sostuvo que “es un régimen que aplican muchas naciones en el mundo y nos parece que traerá un gran alivio para esta realidad que es bien hipócrita ya que casi el 90 % de la fuerza de trabajo en las microempresas están en negro”.

“Es una propuesta que beneficiará al empleado que hoy no tiene ningún tipo de resguardo ni previsional, ni de asistencia médica, otorgándole una cobertura y una tutela; y beneficia al empleador, brindándole previsibilidad en sus inversiones y estimulando la generación de empleo”, enfatizó.

“Queremos ponerle un límite al avasallamiento kirchnerista pero estamos también construyendo una alternativa con fuerza, con estudio de los temas, con diagnóstico, con gestión, que definitivamente y de una vez y para siempre incorpore al país en una senda de creación de empleo, de normalidad y de crecimiento”, afirmó.

Finalmente, manifestó que “estamos obstinados en salir de esta agenda decadente del cumpleaños de Fabiola, el aburrimiento suizo, el garche justicialista, e insistimos en que el debate se debe focalizar en las propuestas que cada dirigente propone llevar al Congreso de la Nación para sacar al país adelante”.