Actos limitados: San Francisco, próxima parada de Schiaretti

El gobernador inicia una semana de intensa actividad electoral. El martes desembarcará en la ciudad de San Justo donde encabezará un acto acompañado de las candidatas, el intendente local, y demás dirigentes de la zona. El jueves, en Carlos Paz.

Por Yanina Soria

Confiado en poder transferir parte de su caudal de votos a la lista que patrocina, el gobernador Juan Schiaretti asume con energía esta última parte de la campaña hacia las PASO del 12 de septiembre.

El mandatario provincial y jefe político de la alianza Hacemos por Córdoba inicia una semana de intensas giras políticas que se contraponen a lo que, hasta hace poco en el marco de la pandemia, era la imagen de un gobernador muy cuidado y con muy poca actividad fuera del Panal.

A pocos días de la primera instancia electoral del año, Schiaretti tiene previsto concretar paradas políticas en las ciudades más grandes de Córdoba donde hará nuevas demostraciones de apoyo a la boleta que encabezan Alejandra Vigo y Natalia de la Sota.

Con discursos y guiños adaptados según cada repertorio zonal, el jefe del Ejecutivo cordobés inició el sábado en Río Cuarto la grilla de actos acotados y adaptados a las limitaciones sanitarias. En esa ocasión, renovó la alianza de Hacemos por Córdoba con el campo.

El objetivo de esta movida es desembarcar presencialmente en las ciudades más representativas de Córdoba, y mañana es el turno de San Francisco. Allí será recibido por el intendente y tercer candidato a diputado Ignacio García Aresca; participarán del encuentro un puñado de dirigentes, legisladores e intendentes del peronismo provincial de la zona.

La foto la completarán, obviamente, las dos primeras candidatas y posiblemente el vicegobernador Manuel Calvo, a quien también están subiendo a los escenarios electorales pese a no ser candidato. Aunque se trate de reuniones de escasa concurrencia, el comando de campaña provincial busca montar actos de envergadura desde la logística y el trabajo en el plano de la virtualidad.

La idea hacia adentro de la estructura provincial es llevar un mensaje de unidad, mostrar una fuerza política consolidada y ampliada; en definitiva, salir a remarcar -dicen desde la organización- que en esta provincia “el peronismo es Hacemos por Córdoba”.

La presencia de Schiaretti mañana en San Francisco y el jueves en Carlos Paz, busca eso: pegar a la imagen de quien mejor mide, la oferta electoral del PJ y, por contrapartida, agitar el concepto de que los candidatos del Frente de Todos “son la expresión kirchnerista en Córdoba”.

De hecho, desde Río Cuarto, Schiaretti volvió a señalar que esta elección no le es indiferente al gobierno provincial. “Hacemos por Córdoba no responde a ninguna disciplina partidaria nacional. Ellas, junto al resto de nuestros candidatos, son los que van a ir a defender a Córdoba y al interior allá a Buenos Aires. Siempre enfrentamos las dificultades y nos plantamos para defender Córdoba cuando fue la hora de plantarnos. Yo les pido a los cordobeses, que en estas elecciones levantemos nuestra voz para lograr que haya una Argentina más justa. Y esto no es en contra de nadie, es a favor del interior profundo y productivo de la patria”, dijo en sintonía con lo manifestado en el acto provincial de Hacemos por Córdoba del jueves pasado.

Justamente, desde el campamento oficialista aseguran que el “éxito” de esa movida provincial es una muestra de cuán aceitada está la estructura y la maquinaria política de Hacemos por Córdoba. Ese acto que, según informaron, concentró de manera remota y en distintos puntos de la provincia a más de 25 mil personas, genera expectativa en cuánto al posible resultado del 12 de septiembre. Aunque hacia afuera los funcionarios y dirigentes muestran prudencia (por orden del propio gobernador), hacia adentro hay quienes vaticinan que el peronismo de Schiaretti le ganará “cómodamente” al del presidente Alberto Fernández.