Schiaretti mostró fuerza con masivo acto virtual

Por primera vez desde que arrancó la campaña, el gobernador salió a pedir públicamente el voto para sus candidatas. Encabezó un encuentro masivo con 45 actos en simultáneos en toda la provincia.

Por Yanina Soria

En la apuesta política más fuerte de lo que va de la campaña, Hacemos por Córdoba tuvo ayer su primer acto provincial encabezado por el gobernador Juan Schiaretti.

Con un gran despliegue territorial y una puesta escénica de envergadura, el oficialismo provincial se adaptó a las imposiciones de la realidad sanitaria y reunió de manera virtual a miles de dirigentes y militantes del PJ, de organizaciones sindicales y de los otros 16 partidos aliados con 45 actos simultáneos que cubrieron todos los puntos cardinales de la provincia.

Por primera vez en lo que va del año electoral, el jefe político de la alianza vertebrada en el peronismo cordobés salió públicamente a pedir el voto por la lista que encabezan Alejandra Vigo y Natalia de la Sota. Dijo que, como gobernador, “para mí es muy importante ellas entren al Congreso de la Nación” y les pidió a los suyos “trabajar como si fuera la primera elección y poner todo el empeño hablando con nuestros parientes, vecinos y amigos para pedir el voto por Hacemos por Córdoba”.

Durante su mensaje que siguió los lineamientos de lo que ya se viene escuchando por parte de los candidatos, “defender en Buenos Aires los intereses de Córdoba”, hubo párrafos para la arenga política interna.

Hacia adentro de la fuerza oficialista hay mucha confianza para el 12 de septiembre y un palpito de que la lista puede lograr una buena marca electoral en relación a lo que obtengan, por separado, las boletas de Juntos por el Cambio.

En un discurso de repaso de lo realizado por las gestiones de Unión por Córdoba junto al ex gobernador José Manuel de la Sota y de Hacemos por Córdoba, Schiaretti enfatizó (aunque sin nombrar a nadie) en las diferencias que separan al “modelo gestión Córdoba” con la administración nacional del presidente Alberto Fernández. Y, por ende, con sus candidatos.

En Córdoba cuidamos las instituciones, somos pluralistas, tenemos con los que piensan distinto la mejor de las actitudes, un respeto irrestricto a la libertad de prensa, a la independencia de los poderes, promovemos los derechos humanos, así venimos gobernando. Jamás descalificamos a nadie. Lo hacemos también en las acciones de gobierno, en grandes obras, en el impulso a la producción y trabajo. Estamos convencidos que la justicia social solo lo aplica el Estado”, dijo el gobernador frente a unas 28 mil personas que siguieron el acto, según estimó la organización.

Por otro lado, Schiaretti pareció responder a las críticas de quienes, como el senador Carlos Caserio hoy candidato en la lista del Frente de Todos, le imputan haber apoyado más al gobierno de Mauricio Macri que al actual del peronista Fernández.

Somos respetuosos, a todos los gobiernos nacionales les dimos gobernabilidad acompañando aquellas leyes que decían necesitar para gobernar. Pero nuestros representantes siempre se plantaron y se van a plantar cuando se toquen los intereses de la provincia porque nuestro bloque no responde a ninguna disciplina nacional”, dijo desde el escenario principal montado en un hotel de la ciudad de Córdoba donde estuvo junto a las candidatas, el intendente Martín Llaryora y el vicegobernador Manuel Calvo.

El encuentro provincial de ayer, reemplazó los actos presenciales que tradicionalmente solía hacer el PJ Córdoba durante las campañas. La apuesta desde la logística fue grande y con el objetivo de lograr que, en simultáneo, estuvieran conectados miles de personas que desde distintas plataformas pudieron seguir el encuentro. Junto a las reuniones comandadas por los demás candidatos hubo otros 3 mil puntos políticos en diferentes rincones de la provincia. El resultado, fue un acto moderno y aceitado.

Antes de Schiaretti y los discursos de Vigo y De la Sota, hablaron otros postulantes desde sus respectivos departamentos siendo el primer orador de esa ronda, el legislador y jefe de campaña provincial, Oscar González.

También hubo tiempo para recordar al fallecido ex gobernador De la Sota a mediante un video proyectado que antecedió, justamente, al mensaje que brindó su hija.

En el peronismo schiarettista anoche había euforia con el acto logrado y la cantidad de personas “movilizadas”. Para muchos, la aparición del gobernador como figura ordenadora de la fuerza política era indispensable en esta instancia electoral que consideran clave persuadir al electorado cordobés.