Negri, tribunero macrista: “Aguantamos los trapos”

El precandidato a senador nacional, ya lejísimo de cuando se sentía ofendido por Macri, recordó su alineamiento. Tibia respuesta a Juez.

Por Alejandro Moreno

“Estuve cuatro años de presidente del interbloque durante la gestión de Mauricio Macri, siempre en minoría. Es difícil manejar eso, porque hay que administrar las diferencias y los egos. La verdad es que aguanté los trapos en las buenas y en las malas, porque es muy fácil disparar cuando luego viene el viento en contra”, dijo ayer Mario Negri en una entrevista con Telefé Córdoba.

Negri agradeció que “Mauricio haya depositado la confianza en la lista que encabezo”. “Yo intento representar lo mejor posible a los cordobeses, por mi experiencia, por los años que llevo haciendo esta tarea y, además, conozco de memoria al kirchnerismo, siempre los enfrenté con todas mis fuerzas, desde que surgió”, rescató.

Además, aseguró que “Macri le devolvió en cuatro años a Córdoba lo que el kirchnerismo le sacó durante más de una década”. “Córdoba y el kirchnerismo son como el agua y el aceite. Córdoba tiene cultura de trabajo, de inmigración, de la idea de progreso social, una economía muy diversificada. Cuando Macri fue presidente vino 23 veces a Córdoba y Cristina vino cuatro en ocho años”, detalló el radical.

Cuando el favorito de Macri era Luis Juez, Mario Negri estaba furioso y consideraba invasivo que el porteño opinara sobre el armado de las listas en la provincia de Córdoba. Cuando el ex presidente invirtió sus preferencias, Juez se enojó y Negri se volvió una seda.

A propósito de las últimas críticas de Juez, Negri trató de bajarle los decibeles al conflicto.
“Yo con Luis Juez me llevo bien, él tiene sus particularidades en la forma de vincularse. Hasta hace dos meses decían que yo era Messi. Pero tengo la lengua prohibida, porque luego de las PASO tenemos que estar todos juntos. El rival es el kirchnerismo y la elección general es en noviembre”, sostuvo.

Luego, afirmó: “Yo no robo, no miento, conozco Córdoba hasta el último rincón y nunca me moví de la foto. Con el kirchnerismo tengo una incompatibilidad de sangre, nunca pasé ni cerca. No anduve ni en auto con los kirchneristas, algunos otros anduvieron, pero yo no”, agregó Negri, sin precisar si se refería a Juez o a su compañero de fórmula desde el tramo de Diputados, Gustavo Santos, uno de los primeros radicales K en la provincia.

“En la política si uno tiene broncas personales se equivoca. Además, con el momento que vive la Argentina si nosotros nos empezamos a pelear nos vamos a la banquina. No se trata de gritar, hay que ordenar por dónde salimos”, añadió el radical.

“Yo no necesito un código de ética, porque no voy al barro, no insulto ni agravio. Acá están trayendo gente de Buenos Aires para que hable mal de mí. Que hagan lo que quieran, que les armen un circuito turístico si quieren también. Pero yo no entro en esa. Yo quiero representar a los cordobeses, sé cómo hacerlo, quiero representar a todos, a los radicales, a los macristas, a los peronistas. A todos. Hay que ir a defender los intereses de los cordobeses”, postuló Negri.

Respecto a su pretendido pase de una cámara a otra, de Diputados a Senadores, dijo que “nadie es imprescindible”. “Lo que sucede es que en Diputados se frenaron muchos proyectos dañinos como los vinculados con la Justicia, para que Cristina no termine de hacer lo que quiera con ella. Aunque no pudimos frenar la nueva ley de Biocombustibles, a lo mejor si todos hubiéramos estado presentes, pero no sucedió”, agregó.

“Pero el debate de las ideas se da en el Senado, donde está Cristina. Esos que dicen yo la freno, yo la paro a Cristina, están diciendo algo que no es cierto. Una persona sola no hace nada, es una tarea de equipos y de trabajar con mucho tesón”, continuó criticando a Juez, aunque sin nombrarlo para que no se note que él también baja al barro.

“Los cordobeses en 2015 sembramos el cambio, dijimos ´pará´ al kirchnerismo y en 2019 impedimos que tengan la mayoría para hacer lo que quieran. Ahora hay que dar la misma batalla y derrotar las ideas del populismo. Ellos están muy cerca de la mayoría absoluta”, finalizó Negri.