En Córdoba, enviada de Bullrich disparó contra “tibios” de JpC

Florencia Arietto, asesora de la exministra de Seguridad de la Nación, respaldó la lista encabezada por Juez y De Loredo con un discurso radicalizado. Describió esta elección como una guerra contra el kichnerismo y criticó con dureza a Mario Negri.

Por Yanina Passero

Florencia Arietto es poco conocida en Córdoba pese a que circula con frecuencia en los medios porteños por los enunciados explosivos que la caracterizan. Sin embargo, ayer desempeñó un rol central en la campaña de Juntos por el Cambio, en particular, en las acciones proselitistas de la lista que encabezan Luis Juez y Rodrigo de Loredo y que contiene al PRO que se identifica con Patricia Bullrich.

Arietto es abogada y activista social. Fue asesora en el Ministerio de Seguridad de la Nación durante la gestión de Cambiemos. Los siguientes ítems de su currículo la presentan como una “dura”, perfil que coincide con su jefa política y actual presidenta del partido amarillo a nivel nacional.

Por ejemplo, una de las cucardas que exhibe es “haber enfrentado con éxito” a los líderes barrabrava cuando se desempeñó como jefa de seguridad del Club Atlético. Actualmente, acompaña al Movimiento Empresarial Antibloqueos que integran más de 200 pymes argentinas e interviene en cada conflicto sindical para “garantizar la libertad de trabajo y de la empresa privada”. Junto a Bullrich y la empresaria Verónica Razzini, promueve la judicialización a los referentes sectoriales que promueven este tipo de protestas.

Esta figura radicalizada, entonces, llegó a la ciudad con el objetivo de apuntalar la lista de precandidatos a legisladores nacionales de Cambiando Juntos y, a su vez, captar al votante de Cambiemos que se decepcionó con el gradualismo de Macri cuando ejercía la presidencia. Un botón de muestra: en la Bolsa de Comercio definió al camionero Hugo Moyano como “un sicario del kirchnerismo”. Le habló al campo y a los supermercadistas, sectores directamente afectados por estas prácticas extorsivas.

Cierto es que no se requiere de grandes destrezas de seducción para tener llegada en un bastión refractario al Frente de Todos como lo es la provincia. Pero, la apuesta de Arietto va en sintonía con la identidad que se quiere imprimir a este espacio: el más fuerte para enfrentar a Cristina Fernández en el Congreso.

Hacia dentro, Arietto se encargó de plantar la réplica a Macri tras padrinazgo explícito al binomio de Juntos por Córdoba, Mario Negri y Gustavo Santos. Para ponderar a Juez dijo varias veces que “si el kirchnerismo te ve tibio, te aplasta” o definió al titular del Frente Cívico como un sobreviviente de los intentos de Néstor Kirchner por corromperlo mientras era intendente capitalino. La enviada de la “comandante”, como se apoda a Bullrich en las canteras del PRO, fue lapidaria con el apoyo de Macri a Negri y a Santos.

Eligió apuntar en la frente del jefe del interbloque a quien le facturó la ruptura de Juntos por el Cambio y le endilgó ser funcional al peronismo. “Es un tibio”, dijo del entrerriano en las distintas etapas de sus recorridas, escoltada siempre por la senadora y precandidata a diputada, Laura Rodríguez Machado.

Es el momento de los que tienen coraje, es el momento de Juez, no de Negri”, insistió Arietto. Apelando a la figura de la guerra en cada párrafo de su discurso, dijo que es el tiempo de los “comandos, de los entrenados para quebrar las líneas enemigas que hoy son el kirchnerismo”.

Los patricios sostienen que Bullrich no tiene agenda en la provincia, pero con el envío de su mano derecha dio muestras de los discursos que quiere levantar en tierra fértil. Sostienen que Macri tiene alta imagen negativa, que su poder de tracción está devaluado. Aquí conviene preguntarse si es “pianta votos” como se dice en la jerga por qué un estratega como Horacio Rodríguez Larreta le pediría a viva voz que participe de la campaña.

Como sea, sin ofrecer evidencia que respalde sus especulaciones, dejaron trascender que la madrina de Cambiando Juntos no bajará si el expresidente se limita sólo a los apoyos orales, aclaración que pone en jaque los enunciados anteriores y las encuestas optimistas que blandean.

Carta a los afiliados

El sector del PRO que responde a Bullrich envió ayer una carta a los afiliados del partido para que apoyen con su voto la lista Juez-De Loredo. Allí, insisten con que la fuerza ganará cinco escaños en el Congreso, contra tres que lograrían si se impone el binomio Negri-Santos. “Queremos un partido grande y fuerte. Si gana la otra lista perderemos una gran oportunidad de ampliar nuestra base legislativa”, insisten.

Plan colonizador

El precandidato a senador Juez dijo hoy que “a nadie se le cruza por la cabeza que el presidente lleva la agenda de Argentina”. “La agenda y las decisiones las toma Cristina, la vicepresidenta. Y cuando habla uno debe estar atento porque enuncia realmente los propósitos y las ambiciones que tiene. Y en esa cuestión no miento como lo hace diariamente Alberto Fernández. Cristina dice lo que verdaderamente forma parte de su proyecto. Si se gana “ir por todo”. Si se pierde, “ir por todo”, también. No es chiste cuando afirma que su propuesta política necesita de varios períodos de gobierno. Y para ello es necesitan colonizar La Justicia y el Congreso.”, advirtió hoy ante empresarios.

Esto es muy serio, y para eso no sólo que debemos ser muy contundentes y firmes. Además, se debe cumplir con el requisito de tener antecedentes limpios, para que no nos hurguen tratando de encontrar miserias en nuestra trayectoria. Por eso creemos firmemente debemos dejar de ser precandidatos y convertirnos en candidatos para representar a la oposición con el coraje y la autoridad ética y moral para pararnos frente a la corrupción”, pidió apoyo.