Radicales a la espera: ¿Cómo jugarán los líderes?

En vísperas de las PASO y con la campaña a toda máquina, JpC espera conocer cuál será el movimiento de grandes exponentes en la zona. En el radicalismo se preguntan cómo jugarán sus fichas los ex intendentes Antonio Rins y Juan Jure, pero también hay dudas respecto a la apuesta de Gabriel Abrile.

Por Gabriel Marclé

Juan Jure, Benigno Antonio Rins y Gabriel Abrile.

Solo quedan 39 días para la resolución de las PASO y en Río Cuarto el tablero se empieza a mover cada vez con más ritmo. El paso más aligerado se da en el costado de Juntos por el Cambio, cuya representación en el Imperio ya viene repartida y organizada; con un foco activo en los movimientos de la Unión Cívica Radical y sus divisiones. Negrismo y deloredismo se organizan entre el electorado del histórico partido, pero permanecen a la expectativa del juego de importantes referentes que todavía no han definido a quién apoyarán.
Los “lideres” en cuestión son aquellos con más experiencia en el plano electoral local, nombres de marcada trascendencia en el imaginario colectivo de los vecinos y dirigentes con llegada al centro de la agenda política de la UCR. Se trata de los ex intendentes Benigno Antonio Rins y Juan Jure, quienes permanecen cautos y pendientes al rumbo que tome la campaña. Los engranajes de la ingeniera política ya están en marcha y queda claro que estos referentes terminarán haciendo su apuesta. ¿A quién? Eso se sabrá más adelante.
“Fueron intendentes en dos periodos cada uno y la gente todavía los aprecia mucho. Sería una desinteligencia prescindir del apoyo que pueden darles a los candidatos”, analizaba un dirigente radical, alguien que formó parte de los equipos que lideraron los ex mandatarios. Aunque el negrismo y el deloredismo aseguran que no se encuentran buscando el “visto bueno” de los ahora legisladores provinciales, algunos de sus integrantes aceptan que contar con ellos en campaña podría mover la aguja a su favor.
Según pudo consultar Alfil en el entorno de ambos dirigentes, aunque todavía no han empezado a militar alguna lista, se estarían llevando a cabo algunas charlas preliminares con dirigentes radicales de la ciudad que podrían favorecer la aparición de Jure y Rins “en los próximos días”. Todavía no se ha oficializado la formula que acompañarán, pero según averiguó este medio lo harían “tirando para el mismo lado”, algo que carga de expectativas a ambos bandos. Quien consiga el apoyo de los dos sumará una carta importante.

Pistas

Los ex intendentes vienen trabajando con cuidado para no develar su postura, pero el misterio terminaría a más tardar la semana próxima, según adelantan quienes los conocen. ¿Cómo se definirá la jugada de ambos? La respuesta de uno y otro es esquiva, pero es necesario remontarse al comienzo de año para encontrar pistas de lo que podría ocurrir con el apoyo de los referentes del radicalismo riocuartense.
Tanto Jure como Rins (aunque menos activo) fueron precursores de lograr listas de unidad, tanto en las elecciones partidarias de marzo como en el armado de listas para las PASO. Esto puede decir nada o mucho, dependiendo de quien sea consultado, pero lo más significativo de sus posturas tiene que ver con el sentido de identidad con el histórico partido. Allí es donde puede intuirse que se definirá la elección de los ex intendentes, entendiendo que una de las listas (la que lidera Mario Negri) tiene un predominio radical.

Otro elemento que inclinaría la balanza de los ex intendentes hacia la lista de Juntos por Córdoba tiene que ver con la presencia de Yanina Moreno Zamanillo entre los candidatos a diputados. Aunque el puesto nº6 no le garantizaría un lugar en el Congreso, tanto Rins como Jure fueron voces que alentaron a la representación del interior en el armado provincial. Aunque ninguna de las opciones principales tiene a la capital alterna en un lugar de importancia, la lista de Negri correría en ventaja para los ex mandatarios riocuartenses ya que la fórmula Juez-de Loredo ni siquiera dio lugar a un candidato de la ciudad.
Más allá de las señales sobre el rumbo que estarían dispuestos a tomar (algunas de ellas, todavía ocultas), la decisión también podría apuntar a brindarle el apoyo a Rodrigo de Loredo, independientemente de la falta de radicalismo puro en su lista. De hecho, el propio Juan Jure fue uno de los promotores de la figura del concejal radical liderando la alternativa de JpC en las Legislativas. Esto también se presenta como un ingrediente que agrega entropía a la previsibilidad del movimiento que iniciará el ex intendente en la campaña.

¿Y Abrile?

Otro de los dirigentes de renombre que todavía no han definido su lugar en la campaña es el médico Gabriel Abrile, cuya última experiencia electoral lo tuvo como candidato a intendente de la ciudad en el 2020. Si bien se ha mantenido un tanto al margen de la agenda política local, la representación radical espera que antes de las PASO escoja un camino en concreto. Aunque en las elecciones partidarias de marzo se mantuvo prescindente, algunas voces sugieren que mas temprano que tarde terminará militando a una de las listas principales de la alianza.
¿Será con el deloredismo o respetará su cercanía a Ramón Mestre (3ro en la lista de Juntos por Córdoba)? El médico fue candidato a legislador departamental en 2019, cuya lista era liderada por Mestre, candidato a gobernador. Esto podría sugerir que, de jugar, lo haría para Negri-Santos. Sin embargo, su comportamiento en las partidarias (donde se mostró también cerca del deloredismo) hacen dudar.
El radicalismo en Río Cuarto le pone fichas al juego de Abrile y algunos se animan a decir que todavía es el dirigente con mejor imagen positiva entre el electorado riocuartense. Más allá de ese “aliento” para sumar al abrilismo, su aparición también tendría que enfrentar a detractores. “La diferencia con Jure y Rins es que a ellos los votaron para ganar las elecciones cuatro veces. Si Gabriel (Abrile) fuera el que tiene mejor imagen, lo hubieran puesto en la lista de las PASO”, lanzaba un referente local.