A la vejez, otra gira

A cuarenta años de aquella serie de conciertos en Estados Unidos con la que presentaron el disco “Tattoo You” (y pandemia mediante), los Rolling Stones han anunciado que retomarán entre septiembre y noviembre las fechas restantes de su accidentada gira “No Filter Tour”.

Por J.C. Maraddón

En septiembre de 1981, los Rolling Stones daban inicio a una de sus giras más recordadas por los Estados Unidos, a manera de presentación de su flamante álbum “Tattoo You”, que incluía el hit “Start Me Up”. Confeccionado a partir de canciones que habían quedado descartadas en años anteriores, este disco representó un brillante momento para la banda, cuyos miembros rondaban los 40 años y se hallaban en gran forma, sobre todo después de haber sorprendido al mundo con “Some Girls” y “Emotional Rescue”, dos obras que actualizaban su clásico estilo, sin abandonar su coqueteo permanente con el blues y demás géneros afroamericanos.

La serie de actuaciones que emprendieron en aquel entonces se llamó “American Tour 1981”, en un rally rockero organizado por Bill Graham que hilvanó unos cincuenta conciertos a lo largo de casi tres meses, a los que asistieron en conjunto algo así como tres millones de personas. El total de lo recaudado en esos shows ascendió a 50 millones de dólares y gracias a ese éxito en boleterías sigue estando aún hoy entre las giras más rentables de la historia del rocanrol, sin contar los ingresos por televisación y por esponsoreo, un mecanismo de financiación que se usó allí por primera vez en este tipo de eventos.

En cuanto a lo artístico, la formación estable del grupo (que todavía contaba con el bajista original Bill Wyman) se vio engrosada por invitados que se sumaban en cada uno de los shows, como el exguitarrista Stone Mick Taylor, la cantante Tina Turner y el tecladista Chuck Leavell, ex miembro de los Allman Brothers. La nota distintiva fue que la mayoría de los conciertos se llevaron a cabo en grandes estadios y de día, lo que obligó a utilizar colores vivos y brillantes en la puesta en escena, con un decorado que estuvo a cargo del diseñador japonés Kazuhide Yamazari.

Muchos de los detalles de estas actuaciones pueden ser apreciados en la película “Let’s Spend The Night Together” de Hal Ashby, que fue estrenada al año siguiente y que constituye uno de los testimonios mejor logrados de los Rolling Stones en vivo. Las performances del grupo en New Jersey y Arizona han quedado registradas aquí como un ejemplo que cómo podían sonar en directo a comienzos de los ochenta, aunque quien prefiera concentrarse sólo en el audio también cuenta con la posibilidad de escuchar el álbum “Still Life”, con diez canciones de las que interpretaron en ese tour.

A cuarenta años de aquello y pandemia mediante, los Rolling Stones han anunciado que retomarán en septiembre las fechas restantes de su accidentada gira “No Filter Tour”, que empezó en 2017, sufrió una interrupción en 2018 debido a una afección cardiaca de Mick Jagger, recomenzó en 2019 y volvió a suspenderse en 2020 en razón de la cuarentena por el coronavirus. Tal cual han informado en sus redes sociales, la primera fecha se anuncia para el 26 de septiembre en St. Louis, y la última para el 20 de noviembre en la ciudad de Austin, Texas.

Con Jagger que acaba de cumplir 78 años, Charlie Watts que ya acusa 80, Keith Richards que acumula 77 y el “joven” Ronnie Wood de “apenas” 74, baten hoy todas las marcas de permanencia en los escenarios, de la misma manera que en 1981 rompían los récords de taquilla. En aquel tiempo empezaban a construir una leyenda que ahora ya está escrita con letras de molde en los anales de la música contemporánea, donde se saluda su supervivencia y se ovaciona que todavía tengan el ánimo suficiente para subirse a una gira tan exigente, en un momento convulsionado e incierto como el que atravesamos.