El superávit de este año sería US$1000 millones más que en el 2020

Alcanzaría los US$13.600 millones y representaría el 3% del PBI; el año pasado fue 3,3%. El intercambio comercial superaría los niveles de 2017. Se espera que el alza de las exportaciones se sostenga el resto del año.

Con los datos de comercio exterior de junio, la consultora Abeceb elevó las proyecciones de exportaciones para este año en 28,5%, alcanzando los US$ 70.552 millones y, en el caso importaciones, espera 34,5% más, hasta llegar a US$ 56.900. Así el superávit comercial se ampliaría este año a US$13.600 millones unos mil millones más que en 2020 y representaría el 3% del PBI  (3,3% en 2020). Por su parte, el intercambio comercial superaría los niveles de 2017.

Para lo que queda del año la consultora prevé que las exportaciones se mantengan en registros elevados, a pesar de la disminución en los precios de los commodities, y de la prohibición parcial a la exportación de carnes. Las importaciones también seguirán creciendo por el rebote de la actividad económica, pero sin llegar a erosionar el saldo comercial favorable. En el segundo semestre, el aporte del saldo comercial a las reservas sería menos holgado principalmente por el fin de la cosecha gruesa.

En junio la Argentina registró un superávit comercial de US$ 1.067 millones, el cual se encontró por debajo de las expectativas de mercado (1.200 millones) y representó un deterioro de US$420 millones respecto a junio 2020. El resultado del mes se compuso de importaciones por US$ 5.909 millones (+79% interanual) y exportaciones que se ubicaron en los USD 6.976 millones (+46% interanual). Este mayor crecimiento de las compras por sobre las ventas es una tendencia que viene sosteniéndose desde septiembre de 2020.

Respecto a la pre-pandemia, el comercio exterior muestra un marcado repunte. Producto de la baja base de comparación de 2020, año en que la pandemia golpeó fuertemente al comercio global, las comparaciones interanuales no son del todo adecuadas. Así, si nos centráramos en las compras y ventas externas en relación con el mismo mes de 2019, observaríamos avances de 42% y 33%, respectivamente.

Durante el primer semestre del año, las ventas externas acumularon una expansión del 28% interanual (+22% los precios y +5% las cantidades), al tiempo que las importaciones acumularon una suba del 49% respecto al 2020 (+9% los precios y +37% las cantidades).

Con estos datos, en el primer semestre del año el resultado comercial acumula un saldo favorable de US$6.740 millones (1,5% del PBI). Si bien este superávit es menor al acumulado a esta altura de 2020 (US$ 8.313 M, 2,1% del PBI), cabe destacar que tiene lugar frente a un incremento de casi el 60% interanual en el flujo comercial (exportaciones + importaciones), variable que ya se ubica 37% por encima del lapso enero-junio de 2019. De esta forma, contemplando la recuperación de la actividad industrial -principal demandante de importaciones- el resultado, mejora de los términos de intercambio mediante, es muy positivo.

Abeceb indica que las exportaciones siguieron firmes en junio, exponiendo un incremento interanual por sexto mes y con crecimientos en todos los rubros. Dicho incremento siguió siendo traccionado principalmente por los precios de los productos exportables (+32% interanual), mientras que las cantidades (+11% interanual) se expandieron en menor medida. Mayo había exhibido el mayor monto de ventas externas desde junio de 2014, y el dato de junio es aun levemente superior (+2,4%).

No sólo los subproductos de la cosecha gruesa de la campaña agrícola se vendieron a precios internacionales muy favorables sino que también hubo un incremento de las operaciones industriales, traccionadas por la recuperación de la manufactura doméstica y brasileña. De esta manera, observamos que tanto las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) como de Origen Industrial (MOI) crecieron en valores 40% y 113% interanual, respectivamente.

Pero, mientras que el avance de las primeras estuvo vinculado fundamentalmente a un aumento de los precios (las cantidades treparon apenas 2,6% i.a.), la suba de las ventas industriales fue más genuina, explicada mayormente por el lado de las cantidades (+84%). En las MOA se destacó el fuerte incremento en grasas & aceites (+85%) y residuos & desperdicios de la industria alimenticia (+35%), frente a una caída en las exportaciones de carnes (-17%), afectadas por el virtual cierre de exportaciones iniciado en mayo.

En el caso de las MOI, las mayores contribuciones se evidenciaron en material de transporte terrestre (+168%), productos químicos y conexos (+113%) y en menor medida piedras & metales preciosos (+72%), quienes en conjunto explican el 70% del incremento agregado en los productos industriales. Al comparar con el mismo mes de 2019, las ventas de MOA y MOI se incrementaron en 28% y 17%, respectivamente.