La derecha se amplía (pocas chances para la novena banca)

Crece la oferta electoral que apunta al voto perfil clase media, religioso y “pro vida”. Sin embargo, Juntos por el Cambio, Hacemos por Córdoba y el Frente de Todos parecen concentrar la disputa por los nueve escaños en Diputados y los tres al Senado que entrarán en juego.

Por Yanina Soria

A días de la presentación de las alianzas y frentes electorales que competirán en las PASO de septiembre, el escenario político en Córdoba comienza a tomar forma.

Aunque aún restan las oficializaciones, ya se sabe que Hacemos por Córdoba y el Frente de Todos se medirán por separado en las urnas y enfrentarán de esa forma a Juntos por el Cambio que, a priori, asoma como el favorito en la provincia mediterránea. Al menos, la tendencia en las legislativas así lo viene demostrando.

El escenario nacional de fuerte polarización entre kirchnerismo y anti kirchnerismo también se palpita localmente donde el peronismo del gobernador Juan Schiaretti buscará terciar en esa pulseada y, con un discurso provincializado, colarse en la grieta para quedarse con una banca en el Senado y uno o dos diputados.

La foto de la antesala electoral muestra a esas tres fuerzas concentrando la disputa por los nueve lugares en la Cámara Baja y los tres al Senado, agotando prácticamente así todo margen para que entren en competencia real el resto de los espacios políticos. En esa línea, el sueño por la novena banca se esfuma para muchos.

Sin embargo, esa no es una radiografía que compartan las fuerzas “más chicas” que creen que en Córdoba existe un electorado potable fuera de esos “ismos”; dispuesto a dar oportunidades a otros referentes mediante una lógica de elección distinta a la que se aplica para las generales. Hablan de muchos desilusionados con el gobierno nacional pero también de desencantados con lo que representa Juntos por el Cambio.

Allí se paran quienes en Córdoba integran el arco político por fuera del macrismo, schiarettismo y kirchnerismo.

Por caso, en las antípodas al armado de la izquierda que (superada sus internas) apuesta con un gran frente a colar por primera vez un representante cordobés en Diputados, se erige con igual propósito un abanico de fuerzas de derecha que se amplía.

Mientras el ex legislador Aurelio García Elorrio confirmó que, después de varios intentos de tejer alianza con otras fuerzas, finalmente se presentará con Encuentro Vecinal Córdoba, un partido que se consolidó como cuarta fuerza en Córdoba, ayer se lanzó en la provincia una nueva coalición formada por el Partido Libertario y NOS.

A diferencia de la oferta que encarnará el referente del Portal de Belén sin patrocinadores nacionales, la nueva fuerza presentada ayer tiene como figuras al economista, Ricardo López Murphy, y al ex candidato presidencial, Juan José Gómez Centurión.

Sin embargo, en diálogo con Alfil, el libertario y ya lanzado candidato Agustín Spaccesi aclaró que la propuesta presentada basada en la dolarización de la economía argentina, en el combate a la inseguridad, desempleo, corrupción y que también tendrá como eje la derogación de la ley de aborto legal, será de fuerte contenido local. El empresario pyme asegura que la nueva fuerza política tiene representación en la clase media, profesionales, comerciantes y que, sin arrancar todavía la campaña, ya cuenta con un piso del 8%.

El voto de centro derecha estará disputado también por expresiones como la de la dirigente evangélica Cynthia Hotton, de Valores para mi País, que también jugará localmente a través de la empresaria Mery Lunge; y de otras alternativas que se lanzarán en los próximos días.

En esa franja se mueve un claro voto perfil clase media, religioso y bandera celeste. De clara tendencia anti kirchnerista y que, por el contrario, puede simpatizar con Juntos por el Cambio.