Con las encuestas, Negri resiste la presión del PRO

El macrismo insiste con Juez para encabezar la lista de candidatos a senadores

Mario Negri juega públicamente al misterio, como lo ha hecho siempre, pero insiste con que quiere liderar el segmento de candidatos a senadores nacionales de Juntos para el Cambio. Una victoria holgada en la provincia de Córdoba, como se presume que logrará la alianza opositora al kirchnerismo, le daría a Negri una plataforma para el juego nacional 2023, en el que podría desempeñarse como segundo de un binomio presidencial.

El PRO impulsa el binomio Luis Juez-Alfredo Santos para encabezar las boletas de senadores y de diputados, respectivamente, lo cual causó un hondo malestar en el radicalismo cordobés, que se sintió invadido por el ex presidente Mauricio Macri.

Los macristas viven enamorados de las encuestas, y ese argumento que los lleva a querer sostener a Juez les debilita la postulación de Santos. Además, Negri agita cualquier encuesta que lo exhibe como el dirigente con mejor imagen y con eso pretende hacer recular el avance del PRO.

En las últimas horas, incluso, trascendió que la usina de operaciones del PRO trata de convencer a Negri de que se baje siguiendo los presuntos renunciamientos históricos de Patricia Bullrich y de Elisa Carrió, en beneficio de María Eugenia Vidal y de Facundo Manes, en la Ciudad de Buenos Aires. “Mario debería tener el mismo gesto”, razonan los macristas. “Si hay que hacer gestos para la unidad, que los hagan los que miden menos”, responden los negristas.

Negri y el PRO tuvieron mejores épocas, tanto que hace apenas dos años el actual diputado nacional fue candidato a gobernador por el partido de Macri, enfrentando a la lista 3 de la Unión Cívica Radical.

La reunión de la larga mesa de referentes partidarios, realizada el lunes pasado en la Casa Radical, mostró al partido relativamente unido en Córdoba. Relativamente porque todos tratan de ver las cartas del otro y varios disputan los mismos lugares en las próximas listas, pero al menos pudieron, sin faltazos, juntarse a discutir la estrategia de la UCR cordobesa frente al tándem Juez-PRO.

Juez despierta las mayores objeciones entre los radicales, que temen verse arrastrados en el 2023 por las ambiciones del jefe del Frente Cívico.

En CABA

Por otro lado, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se reunió en las últimas horas con el intendente de Vicente López, Jorge Macri, en busca de acercar posiciones en el armado de las listas en suelo bonaerense de cara a las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), donde el PRO no logra consensuar precandidatos y precandidatas, según informó la agencia Télam.

Jorge Macri -presidente del PRO bonaerense- por ahora sigue firme en su idea de postularse este año, y así acercarse a su proyecto de presentarse para gobernador en 2023, una idea que ya tuvo que posponer en 2015 con la irrupción de la entonces vicejefa de gobierno porteño, María Eugenia Vidal.

Otra vez, su competidor sería el actual vicejefe, Diego Santilli, que ya anunció que estaría encantado de competir en el distrito bonaerense, en consonancia con los planes de Rodríguez Larreta para allanar el camino a su proyecto presidencial en 2023.

«Es la tercera reunión que mantienen en estas dos semanas y volverán a juntarse el fin de semana con el objetivo de lograr una lista de unidad», contó una fuente que participa de las negociaciones.

Aunque negaron ofrecimientos de lugares en el Ejecutivo o el Legislativo provincial para Macri, fuentes de la Ciudad consideraron que se van acercando posiciones.

Si ambos finalmente acuerdan quién encabezará la lista en el distrito, deberían de todos modos competir en las PASO contra Facundo Manes, el precandidato de la UCR para ese puesto.