Intendentes piden liberar más rubros (no las clases)

Antes de que la Provincia defina cómo seguirá Córdoba desde el fin de semana, los alcaldes hicieron sus planteos. Quieren que se habiliten las actividades suspendidas por las últimas disposiciones. Consenso entre municipios para mantener la virtualidad escolar.

Por Yanina Soria

El ministro de Gobierno, Facundo Torres, encabezó ayer una nueva reunión con los presidentes de los foros de intendentes y los alcaldes de las diez ciudades más grandes de la provincia. Fue en la antesala a un nuevo encuentro previsto para mañana cuando se anunciarán las nuevas medidas que regirán en Córdoba.

La idea de esta reunión virtual que contó además con la presencia, primero del ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, y luego de las autoridades de Salud, fue auscultar a los municipios y conocer cuál es el balance de estos 14 días de cuarentena. Pero, sobre todo, escuchar sus planteos y demandas. En definitiva, fueron los principales receptores de los reclamos y presiones por parte de aquellos sectores alcanzados por las últimas disposiciones.

De hecho, a diferencia de otros encuentros, esta vez, luego de que Giordano expusiera sobre cuestiones económicas y el tema aguinaldos, Torres junto a la secretaria de Salud, Gabriela Barbás, y al director del Instituto de Investigación y Planificación Sanitaria, Rodolfo Rodríguez, cedieron primero la palabra a los alcaldes. Los dirigentes del interior esperan que, con el diagnóstico recogido, la Provincia resuelva en consonancia.

Si bien los intendentes y jefes comunales reconocen la complejidad de la situación epidemiológica que hoy atraviesa Córdoba, volvieron a poner sobre la mesa la necesidad de encontrarle la vuelta y congeniar los intereses sociales, económicos y sanitarios. Concretamente, pidieron flexibilizar algunos de los rubros que están sin funcionar desde el último decreto provincial.

“Para nosotros es más fácil controlar lo que está habilitado que lo que no. Existe de nuestra parte un compromiso de control en el día para que se cumplan los protocolos sanitarios en todas las actividades y en la noche para que no haya circulación” resumió el radical Daniel Salibi de MUCORA. Las actividades en cuestión son guarderías, peluquerías, gimnasios, y la práctica de deportes, entre otras tantas.

Considerando que algunas restricciones generaron situaciones de inequidad entre los propios comerciantes, el pedido fue para que se permita el funcionamiento hasta las 20 y luego cortar la circulación en general.

También hubo acuerdo sobre mantener la virtualidad de las clases, más aún en el actual contexto de frío polar, señalaron a Alfil. Muchos intendentes leen ese aspecto en función a las estadísticas locales: clases presenciales, subieron casos; clases virtuales, bajaron los casos.

Desde la Provincia tomaron nota de los pedidos y de los diagnósticos locales trazados, sin embargo, no adelantaron postura.

Los intendentes esperan ahora que el en nuevo esquema que se anunciará en la Mesa de Seguimiento Sanitario del viernes, estas consideraciones sean tenidas en cuenta. Allí, seguramente, el ministerio de Gobierno volverá a pedirles a las 427 localidades que rubriquen un acta acuerdo como ya viene sucediendo frente a cada paquete de medidas.

En tanto, según pudo saber Alfil, el gobierno no tiene previsto liberar todo. Posiblemente se autoricen algunos rubros, pero con seguridad no serán todos los que los municipios esperan. Aunque aún quedan reuniones entre Salud y la cartera de Educación, hasta ayer las probabilidades del retorno a la presencialidad de las clases desde el lunes que viene, eran muy bajas. Como se sabe, Córdoba cumplirá dos semanas con las escuelas físicamente cerradas.

Desde Salud les dijeron a los jefes comunales que la provincia se encuentra en una meseta alta y que hay que seguir buscando bajar considerablemente los casos. Además, el nivel de ocupación de camas críticas sigue siendo superior al 80%, ese sigue siendo un indicador alto.