Largó Schiaretti: quiénes integran el equipo de campaña

Hacemos por Córdoba puso primera y definió los nombres de los que trabajarán en la dirección política y armado territorial de cara a las legislativas. Hoy arrancan las reuniones. Habrá una sola estrategia pero con abordaje diferenciado para el interior y Capital. Qué les pidió el gobernador a sus funcionarios.

Por Yanina Soria

El gobernador Juan Schiaretti accionó el botón que faltaba para terminar de enterrar lo que, finalmente, nunca será: la unidad del peronismo cordobés con el espacio político de Alberto y Cristina para las legislativas de este año.

Si algún distraído creía que todavía quedaban chances de un entendimiento entre Hacemos por Córdoba y el Frente de Todos, sabrá entonces que definitivamente el partido que fundó José Manuel de la Sota en Córdoba prefiere arriesgarse y quedar en el tercer lugar antes que trabar un acuerdo con el kirchnerismo e hipotecar las chances para el ´23. En el Panal repiten como mantras: “nosotros no tenemos nada que ver con ellos”.

Con esa definición asumida hace meses pero blanqueada recién ahora, Schiaretti y su grupo de asesores apuró la conformación del equipo político que llevará adelante la campaña del oficialismo provincial para las elecciones de medio término.

Aún cuando los nombres de los candidatos son un incierto ya que se cocinarán a fuego de encuestas sobre la recta final de los plazos, en el PJ cordobés entendieron que no hay tiempo para perder. Y largaron nomás.

Este fin de semana quedó ratificada la primera línea de dirigentes que trabajarán en la dirección política y armado territorial de Hacemos por Córdoba tanto en el interior provincial como en la Capital. Como se sabe, el gobernador y el intendente Martín Llaryora serán los patrocinadores exclusivos de la boleta oficialista.

En las últimas horas y como eje estructurador, el gobernador bajó una orden clara: por ahora, los funcionarios de la Provincia y de la Municipalidad de Córdoba deberán estar abocados exclusivamente a la gestión; mientras que los dirigentes con responsabilidad legislativa (parlamentarios y concejales) serán quienes intervendrán en esta primera etapa de armado de la campaña.

Razonable: en medio de una pandemia sin precedentes, el mandatario provincial busca evitar distracciones de sus funcionarios que puedan costarle caro a la administración y, de paso, mostrarles a los cordobeses que la gerencia de la Provincia y la ciudad de Córdoba corre por carriles distintos al proselitista. Qué la ciudadanía así lo interprete, luego se verá.

Lo cierto es que, en ese contexto, el presidente provisional de la Legislatura, Oscar González, quedó como jefe de campaña provincial. El ex ministro de Salud además de cumplir con esa primera pauta bajada desde el Ejecutivo, es el actual titular del PJ Córdoba por lo que su nombre encaja perfecto en el rol de armador. De comprobada trayectoria política, el cacique de Traslasierra tiene previsto arrancar hoy mismo: ya convocó a distintos legisladores departamentales a una reunión con intenciones de conformar una mesa de coordinación política provincial. La idea es empezar a contar a los leales en Hacemos por Córdoba y depurar el padrón de los peronistas albertistas.

Por otro lado, también se definieron los nombres de quienes trabajarán en la Capital; principal distrito electoral de Córdoba que recuperó el peronismo después de décadas por lo que el trabajo territorial de cara a los comicios de medio término representa un verdadero desafío para el PJ de la ciudad. Considerando además que la expectativa de hoy es que sea la diputada nacional Alejandra Vigo la candidata al Senado de Hacemos por Córdoba. Una pretensión que se concretaría sólo si los números la acompañan. “Schiaretti no expondrá a su esposa a una derrota”, reflexionan desde el Panal.

Recapitulando, la dirección política de la campaña en Capital quedará en manos del propio intendente Martín Llaryora, mientras que el diputado nacional Paulo Cassinerio será el jefe de campaña. Además de ser un hombre de confianza del matrimonio Vigo-Schiaretti, el parlamentario cultiva buenos vínculos con los distintos sectores que hoy componen la amplia paleta del oficialismo en la ciudad.

Habrá también una mesa de coordinación con fuerte presencia en el armado territorial integrada por los legisladores Leonardo Limia, otro dirigente leal a Vigo, referente del PJ capitalino y de perfil dialoguista; y sus pares de bancada Nadia Fernández, Diego Hak y Eduardo Serrano. Allí también se sentarán el propio viceintendente Daniel Passerini que tendrá un rol fundamental en el manejo del bloque de concejales; la edila Sandra Trigo y su par Bernardo Knipscheer, en representación del espacio de Natalia de la Sota. El nombre de la hija del ex gobernador sigue cotizando para encabezar el tramo a Diputados de la lista de Hacemos por Córdoba.