Enroque Corto Río Cuarto

Por Gabriel Marclé y Julieta Fernández

Emboscada en el vacunatorio

El integrante del llamosismo le relataba al periodista sobre un hecho que se dio durante el fin de semana, un momento de “celebración” que rápidamente se convirtió en tema de conversación para la comunidad política por las razones equivocadas.

Periodista: Señor, vi que el intendente se vacunó. Imagino que debe haber sido un momento importante para ustedes.

Informante llamosista: Sin dudas, pero no lo pudimos saborear del todo.

P: Los vi bastante felices en las fotografías.

I: Es lo que hay que vender, je. La verdad es que nos llevamos una sorpresa bastante desagradable para el momento ese. Hubo una especie de emboscada, con gente que se manifestó en la entrada del Polideportivo.

P: ¿Quiénes?

I: Principalmente, peluqueros.

P: No me diga que también estaba la concejal Marisa Fernández entre ellos.

I: No. Bah, creo que no. Me parece que esa juntadita se armó por otro lado. La cuestión es que se pasó un mal rato. Se ve que estaban dateados, sabían que el intendente iba a llegarse al lugar para recibir su dosis. Cuando salió, ya estaba todo armado.

P: Usted me dice que se armó por otro lado. ¿Por dónde?

I: A eso averígüelo usted. Pero había algunas caras conocidas. Después hubo algunas chicanas de gente de la oposición. Pero me llamaron la atención los bombos que sonaban en la manifestación. Tenían pintado el escudo de un club deportivo local.

P: ¿Había barras?

I: Le digo de nuevo que a eso lo tiene que averiguar usted. Pero puedo decirle que evidentemente hay sectores que quieren generar caos por todos los frentes. No les cae bien que el intendente esté liderando una vacunación récord. Le digo que esto no es por los peluqueros o los rubros que están afectados por la pandemia. Acá hay gente queriendo sacar tajada. Están agazapados, a la espera del momento para atacar.

 

 

Los “problemáticos” jardines

El pedido de los jardines maternales llegó a la Municipalidad. Quieren abrir sus puertas, pero la negativa es rotunda. El informante le comentaba al periodista cómo se desenvolvió el conflicto que generó mucha tensión durante el fin de semana.

Periodista: ¿Alguna novedad sobre nuevas aperturas?

Informante: ¿Aperturas? Creo que eso no está sobre la mesa. Acá la cuestión es esperar a ver qué dice Provincia el viernes. Hasta entonces, todo sigue igual que ahora.

P: Vi por ahí que los jardines maternales estaban pidiendo abrir sus puertas.

I: Hubo un intento, pero en la Municipalidad les respondieron lo mismo que a otros rubros. No hay chances de habilitar.

P: Pero hubo presiones, imagino.

I: Como en todo. La verdad es que son unos problemáticos. Estaban alimentando la teoría de que el municipio los iba a dejar abrir, pero era totalmente falso. Generaron expectativas sabiendo que no iba a poder ser. Si eso no es presión…

P: Bueno, no fue muy diferente a lo que vienen haciendo en otros lugares. Dialogan con la esperanza de abrir. Pero, ¿la ve difícil?

I: Muy. No creo que con esta situación sanitaria se quiera volver a trabajar. Al menos no en el corto plazo. El problema se generó cuando se le cruzaron los criterios a Provincia. Abrieron las actividades en bancos, comercios e industrias, pero nunca se preguntaron cómo iban a hacer esos trabajadores con sus hijos si los jardines maternales están cerrados. La medida fue contradictoria, por lo menos. Pero se dieron cuenta que los contagios en la educación eran cosa seria. Ahora no hay forma de volver atrás con eso.

 

 

Aniversario particular

Se cumplieron cinco años desde que Juan Manuel Llamosas ganó las elecciones tras 12 años de radicalismo ininterrumpido en la ciudad. Hubo integrantes del Ejecutivo que compartieron la foto del intendente en el día de la victoria y emitieron mensajes a modo de “balance de gestión”. Sin embargo, el contexto sanitario y económico atenuó el clima “festivo” del aniversario. La periodista dialogó con un informante vinculado al llamosismo.

Periodista: Casi que pasó desapercibido el aniversario del triunfo…

Informante: Desapercibido no. Los dirigentes lo tuvieron muy presente. Algunos funcionarios hicieron posteos pero no hay mucho ánimo de festejo por el contexto. Ni para un tweet.

P: Claro. El intendente, a diferencia de otras veces, tampoco emitió algún mensaje o posteo alusivo.

I: Quizás lo haga cuando se cumplan cinco años de su asunción. Pero creo que hizo bien en no emitir algún mensaje al respecto. Es el peor  momento desde que inició la pandemia y la cosa está muy complicada. Casi no quedan camas  críticas en la ciudad, hay rubros enojados pidiendo que les permitan abrir las puertas, la recaudación viene en picada…

P: Entiendo. “El horno no está para bollos” dicen…

I: Claro. No quiere decir que su equipo o la militancia no lo tengan presente pero no son momentos para festejar.

P: El año pasado también estábamos en pandemia. Aún así, creo que el contexto era distinto.

I: Ni hablar. Hace un año estábamos con 0 casos de covid y se estaba cerrando una primera gestión. Recuerdo que algunos compartieron imágenes del bunker peronista, allá por 2016. De la Sota y Schiaretti acompañando al intendente después de 12 años de radicalismo ininterrumpido…

P: Lo que menos tenían en mente era una pandemia en el último año de su primera gestión…

I: Y se convirtió en una prueba de fuego. Creo que la continuidad del peronismo en el 2024 dependerá en gran parte de lo que resulte de esto.

 

 

Esperando la carroza

“Tres empanadas para dos personas”, dijo un informante del ámbito cultural al referirse a las últimas medidas anunciadas por la secretaría de Cultura del Municipio. Las críticas al área se potenciaron desde que inició la pandemia y en su momento motivaron movilizaciones de parte de integrantes del Colectivo Cultural de la ciudad.

Periodista: Supe que no cayeron bien las ayudas económicas los para artistas…

Informante Cultura: Parece que la única idea posible es el programa Cultura Solidaria o algo similar. Creí que los artistas habíamos dejado en claro que es lo mismo que nada. Migajas…

P: Justo le iba a preguntar sobre los montos…

I C: Le digo que conviene ser solistas y participar por 6 lucas. Al menos es un poquito más. Pero ya si formas parte de un dúo o trío tenes que dividirla. Imagínese un grupo de 6 artistas dividiéndose 10.000 pesos. La pandemia nos mató. Hubo colegas que tuvieron que reinventarse y empezar a vivir de otra cosa, rebuscársela. Si vas a asistir económicamente a uno de los sectores más golpeados de la pandemia, hay que jugársela un poco más.

P: Por lo que me decían algunos de sus colegas, no habría mucho “feeling” con el secretario (Diego) Formía.

I C: Sí pero la indignación viene de hace años. Siempre dijimos que en Río Cuarto no hay políticas públicas reales para los trabajadores de la cultura. Igual le cuento un dato: parece que dentro del oficialismo hay algunos que se paran más del lado de los artistas que del funcionario.