Oposición pelea por suspender parquímetros (PJ resiste)

El bloque de Juntos por Río Cuarto presentó un proyecto que busca frenar el cobro del estacionamiento medido durante el tiempo que rijan las restricciones sanitarias. El oficialismo le negaría el tratamiento. Reclamos por un nuevo sistema que nunca llegó.

Por Gabriel Marclé

Los parquímetros vuelven a formar parte de la agenda Legislativa, luego que la oposición presentara un proyecto para frenar el cobro de estacionamiento medido de manera momentánea. La alternativa intenta paliar el impacto de la crisis económica para beneficiar a los trabajadores que, ante la restricción del acceso al servicio público, deben estacionar sus vehículos en cercanías del centro comercial riocuartense.

El pedido del bloque de Juntos por Río Cuarto no cayó bien en el oficialismo, donde estiman que la maniobra busca exponer al peronismo con cuestiones que generan un tipo especial de sensibilidad en la población. Por esta razón, ya adelantaron que el proyecto no está entre las prioridades de la agenda Legislativa. “Creemos que el Ejecutivo ha trabajado en medidas que ayudan a la población en la pandemia”, se defendían desde el bloque del PJ.

Pese a las dudas sobre su tratamiento, la oposición parece decida a pelear la medida que apunta a un tema que desde hace años ha tomado un lugar importante en el temario político que enfrenta al oficialismo con la oposición. Pero el camino de esta pelea pone los motivos detrás del parate económico que sufren algunos sectores producto de la pandemia.

“Sacando de la ecuación la deficiencia del servicio de transporte, hoy está funcionando restringido al trabajador esencial. Entonces buscamos que el que no puede usar el transporte público y no tiene otra opción de dejar su vehículo propio en el centro de la ciudad, al menos tenga aliviado este costo”, comentó respecto al proyecto uno de sus precursores, el edil Marcos Curletto, quien destacó que se busca “tener un nivel de empatía con la gente que tiene el bolsillo agotado en una crisis como esta”.

Actualmente, el servicio de estacionamiento medido tiene un costo de $70 la hora para vehículos pequeños, una suma a la que llegó tras el aumento del 67% contemplada en el presupuesto de este año. Se trata de una de las subas más importantes que se suman al 50% que ya se había incrementado el año pasado.

 

Tema caliente

El trato de la cuestión del estacionamiento medido no es una cuestión que se tome a la ligera dentro del Ejecutivo. De hecho, podría decirse que fue uno de los grandes déficits o deudas que dejó el primer mandato de Llamosas, desde donde se impulsaron una serie de innovaciones que finalmente no llegaron a concretarse.

La más importante de ellas tenía que ver con un ambicioso plan que buscaba reemplazar el actual sistema por una modalidad más rápida, digital y que abarataría los costos, un proyecto que fue trabajado en conjunto con la Universidad Nacional de Río Cuarto. Allá por 2019, el intendente Juan Manuel Llamosas anunciaba que el nuevo sistema comenzaría a funcionar a fines de ese año. Cruzados por la pandemia y los avatares de la economía, la puesta en marcha del proyecto quedó suspendida indefinidamente.

Sin embargo, algunos dichos surgidos de la oposición sugieren que el oficialismo ha elegido cuidar más a la Sociedad del Estado a cargo de prestar el servicio más que a promover sistemas innovadores que cuiden el bolsillo de sus contribuyentes. Señalan que la prestataria actual “goza de privilegios” que se ajustan a sus necesidades recaudatorias. Respecto a este tema, cabe destacar que el cobro de parquímetros ha modificado su esquema de funcionamiento en horario corrido para adaptarse a la circulación de vehículos que se incrementa en horarios comerciales.

“Hay oficinas municipales cerradas, menos la del cobro de parquímetros. Llama la atención, porque esta empresa no genera un impacto fuerte en la recaudación del municipio”, lanzaron desde JxRC, indicando que el contrato con el Gobierno de Río Cuarto le garantiza la recuperación de los costos de funcionamiento, independientemente de lo que se haya recaudado.

Los misiles del arco opositor (incluso del Frente Política Abierta) apuntan contra el vínculo entre la Municipalidad y Desarrollo del Sur, prestadora del servicio de estacionamiento medido. Desde allí señalan que la relación con la Sociedad del Estado nació con el fin de ordenar el tránsito. “Habría que consultarle a la gente si se cumplió con ese objetivo”, sugirió un concejal que se posiciona en contra del vínculo actual.

Por otro lado, sostienen que el llamosismo deberá abrir la discusión por cambios profundos en las condiciones del servicio. “No ha cambiado la lógica de trato con esta Sociedad del Estado. Tenemos que debatir qué va a ocurrir mas adelante cuando se venza el convenio que mantienen con la Municipalidad”, apuntaron desde la primera minoría en el Concejo Deliberante.

Del otro lado, el PJ devuelve gentilezas. “No entiendo por qué el radicalismo pide discutir una sociedad que arrancó a funcionar cuando ellos estaban gobernando. Pasa lo mismo que con el tema de los colectivos, mantuvieron el contrato con la SAT por más de 50 años y tuvimos que llegar nosotros para hacer la primera licitación de la historia”, respondía un edil de Hacemos por Río Cuarto.