Desconcentración Operativa, avances y avatares

Llaryora formalizó la entrega de vehículos de trabajo a cada CPC. Estudian “mudar” la Dirección de Alumbrado Público de la Secretaría de Desarrollo Urbano a la de Participación Ciudadana.

Por Felipe Osman

La descentralización municipal que la actual gestión postuló como una de sus grandes metas está en marcha, y aunque la Secretaría de Participación Ciudadana no comunique sobre su avance para no precipitar una confrontación con las Áreas Operativas, que de antaño han resistido la desconcentración operativa del municipio, el Ejecutivo ya empieza a mostrar las cartas.
El viernes pasado, por caso, en un acto llevado a cabo en el CPC Monseñor Pablo Cabrera, Martín Llaryora oficializó la entrega de 13 camionetas Nissan Frontier a la secretaría que lidera Juan Domingo Viola y que integraran el parque automotor de las bases operativas que funcionarán bajo la órbita de cada Centro de Participación Comunal. Estos vehículos, según informó el municipio, estarán destinados al traslado de máquinas y herramientas y a la supervisión de obras en los distintos barrios de la ciudad.
En rigor, las camionetas ya se encontraban operativas desde hace algunas semanas, e incluso algunas de ellas estuvieron afectadas a los operativos del programa “Nos Encontramos en tu Barrio” que la ciudad despliega en las diferentes seccionales para lograr una detección temprana de los contagios de coronavirus, aunque recién ahora llegó su presentación formal y entrega a cada Centro de Participación Comunal.
En la misma oportunidad, el intendente aprovechó para hacer un repaso de las obras edilicias que la Municipalidad empezó a ejecutar en los CPC, que ya comenzaron en los primeros seis (Pueyrredón, Empalme, Ruta 20, Argüello, Colón y Centro América), a las que se destinará una inversión superior a los 90 millones de pesos.
Ahora bien, más allá de estos avances oficializados por el municipio, la descentralización también avanza por otros andariveles.
Aunque postergadas por el recrudecimiento de la pandemia y una segunda ola que, a entender de las autoridades provinciales, trascurre su pico por estos días, las Habilitaciones Online estarían ya completamente reglamentadas y dispondrían cambios integrales sobre los mecanismos de fiscalización que redundarían en traspasos de personal entre las distintas direcciones que integran la sub secretaría de Fiscalización y, según algunas versiones, el traslado de un número significativo de inspectores desde el área central hacia los Centros de Participación Comunal.
A su vez, otro de los cambios bajo estudio sería la relocalización de la Dirección de Alumbrado Público, que abandonaría la Secretaría de Desarrollo Urbano y pasaría a integrar la de Participación Ciudadana.
La modificación se explicaría en la intención de la gestión de agilizar la respuesta que la Municipalidad da a los reclamos de los vecinos, que habitualmente llegan primero a los CPC.
Pero el cambio no implicaría sólo un movimiento burocrático. Algunos empleados municipales de Alumbrado Público habrían comenzado a intentar contactos informales con funcionarios para expresar su intención de pasar a revistar en la Secretaría de Participación Ciudadana si la dirección de Alumbrado Público es traspasada.
El motivo no está del todo claro. Hay quienes entienden que buscarán perseguir sus funciones para no ser reasignados en otras distintas. Aunque es interesante también considerar qué cambios pudría haber en los departamentos de Obras Públicas de cada CPC cuando las Bases Operativas sean finalmente inauguradas.
Para ello sólo resta resolver cuestiones administrativas, ya que la mayoría de los obradores se encuentra, a la fecha, plenamente equipados.