PRO local busca confraternizar con socios y presiona al PJ

La delegación local del macrismo emitió un documento con “sugerencias” al gobernador Juan Schiaretti en el marco de la pandemia.

Los presidentes de los cuatro partidos que integran Juntos por el Cambio en Córdoba lograron reunirse en dos oportunidades para comenzar a discutir los términos de la unidad electoral. El camino se asumía arduo si se tiene en cuenta las experiencias fallidas desde la génesis de la entente. Si algo no habían previsto es sus cálculos era la bomba que iba a activar el exjefe de Estado, Mauricio Macri, horas después del lanzamiento de su candidato a todo, Gustavo Santos, en el marco de la presentación de su libro “Primer tiempo”.

El líder del PRO sacudió a los radicales con sus elogios al gobernador Juan Schiaretti, pero principalmente porque negó la capacidad de gestión de sus máximos referentes como Mario Negri o Ramón Mestre. Macri dejó electrificado el diálogo entre los socios.

La delegación local del partido amarillo consensuó en la noche del miércoles un documento que, por su contenido, muestra la explícita búsqueda del equilibrio político. Y si no es así, la ausencia de una bajada de línea clara.

Los comandados por Javier Pretto pidieron a la sociedad que siga cuidándose para facilitar la tarea de los médicos en tiempos difíciles y mostraron su solidaridad con los intendentes: “Queremos reconocer el estoicismo en la tarea desarrollada por los intendentes y jefes comunales de nuestra provincia, quienes  con los acotados recursos con los que cuentan hacen, en general, denodados esfuerzos para equilibrar las economías de sus comunidades  y las exigencias nacionales y provinciales para la preservación de la salud”.

Varios intendentes de la alianza fueron noticia esta semana por las revueltas organizadas por comerciantes que se negaron a acatar las restricciones dispuestas por el gobierno dela Nación y replicadas por el Gobierno de Córdoba. Subyace un trasfondo político ya comentado desde estas páginas. Los intendentes no quieren asumir el costo político por las decisiones macro en el manejo de la pandemia, situación que han expresado en pedidos de mayores controles o inversión sanitaria al equipo de Schiaretti. De todas maneras, el peso de la responsabilidad el PRO lo asigna en el Frente de Todos.

Otro de los párrafos refiere a las notificaciones que la Policía hizo a algunos trabajadores para que no abrieran sus negocios. “Rechazamos que el Ministerio Público Fiscal amedrente ciudadanos por el solo hecho de hacer pública su intención de reclamar en contra de las medidas sanitarias vigentes. Ello es de una gravedad institucional inusitada a nivel provincial y no debe ser admitida”, reprocharon.

Finalmente, elaboraron una lista de pedidos a Schiaretti que implican la gestión de más vacunas, más testeos y que se requiera “el cese en las tareas de inteligencia  y amedrentamiento en contra de ciudadanos y legisladores que pretendan ejercer los derechos individuales y colectivos reconocidos constitucionalmente”. También solicitaron evitar la prolongación del confinamiento.