Llamosas contra suspensión de exportación de carne (fiel al Panal)

Desde Juntos por el Cambio solicitaban al Municipio una “postura clara” respecto de la medida impuesta por el gobierno nacional que implica la suspensión de la exportación de carne vacuna durante 30 días. Ayer, el intendente emitió un pronunciamiento que la primera minoría consideró “tibio y tardío”. Apuntan al área conducida por Germán Di Bella.

Por Julieta Fernández

“Desde Río Cuarto vemos con gran preocupación la medida de prohibir la exportación de carne adoptada por el gobierno nacional. En el sur de Córdoba, la actividad ganadera es parte de nuestra identidad”, encabezaba el tweet del intendente Llamosas tras los reproches del bloque Juntos por Río Cuarto. “Posiciones claras en defensa de lo nuestro” reclamaban desde la primera minoría.

Más allá de pedir un posicionamiento por parte del mandatario municipal, la oposición apuntó al secretario de Desarrollo Económico, Industrial y Comercial. A mediados de abril, Juntos por Río Cuarto le solicitaba a Germán Di Bella “que se manifieste ante las medidas tomadas por parte del Ministerio de Agricultura de la Nación sobre los controles a las exportaciones”. “En aquel momento, se hablaba de una mera posibilidad de que se tome la medida que hoy conocemos. Nos adelantamos 27 días”, ironizaban desde la primera minoría asegurando que habrían tenido un mejor “timing” que el Municipio. Pero lo cierto es que la bancada opositora no estaría conforme con el desempeño del área conducida por Di Bella, independientemente de este reclamo puntual.

“En vez de dar clases de buenas prácticas comerciales, que se ponga a defender los puestos de trabajo del sector”, manifestó un dirigente radical a Alfil al referirse al cierre de comercios de los últimos días y a la potencial pérdida de puestos de trabajo que traería aparejada la medida adoptada por el gobierno nacional. Desde el oficialismo, no dudaron en defender la gestión del empresario bioenergético: “Germán está en diálogo permanente con los distintos sectores. Cuando el radicalismo fue gestión, no hicieron nada para que se radiquen industrias o para beneficiar al sector privado”, consideró un integrante del Ejecutivo.

El “trofeo” de Llamosas

A principios de marzo, el Municipio expuso lo que consideraba un logro en materia de desarrollo y crecimiento del sector cárnico en la ciudad. Se trataría del primer frigorífico de Río Cuarto que pudo exportar carne a la comunidad europea. En una visita a la planta local del frigorífico Coronel Moldes, el intendente destacaba “un acompañamiento a los emprendimientos locales” tras la gestión con Senasa y otros organismos nacionales. “Difícilmente el intendente estaría a favor de una medida que no favorece las inversiones por parte de los privados que generan puestos de trabajo”, resaltaban desde el entorno cercano de Llamosas. En este sentido, adelantaron a Alfil que “en las próximas semanas habrá anuncios importantes respecto del Parque Industrial N°2 e industrias que se radicarían allí”.

El oficialismo asegura que Di Bella ha mantenido reuniones con el sector ganadero y que tenía pautada una reunión con la Sociedad Rural (en la misma habría participado el secretario de Gobierno, Camilo Vieyra y concejales de Juntos por Río Cuarto). Desde que se conoció que habría un gabinete productivo, algunos comentarios advertían que podría generar altas expectativas en relación a políticas abocadas a la generación de empleo y al desarrollo del sector productivo. En este sentido, Juntos por Río Cuarto evaluaría como “tibio” el accionar de las áreas que integran dicho gabinete. “Cierran comercios todos los días. Parecen relatores de la realidad en vez de funcionarios que tienen que hacer algo para modificarla”, embistieron desde el bloque JxRC.

No es casualidad que Germán Di Bella sea uno de los funcionarios con más visibilidad en el gabinete. Desde que se conoció su candidatura a concejal (aunque siempre se especuló que tendría asegurado un lugar en el Ejecutivo), Llamosas habría dado las primeras señales de un acercamiento más directo con el sector agroproductivo. El empresario aparecía en buena parte de los spots y era de los pocos oradores en los actos de campaña previos al 29 de noviembre. Integrantes de la propia gestión aseguraban que la incorporación de Di Bella significaba una oportunidad para llegar a aquel electorado “perdido” (y mayormente simpatizante de Juntos por el Cambio). “Le quieren bajar el precio pero, si pudieran, lo tendrían dentro de su equipo”, comentaba un dirigente llamosista en relación a las críticas del espacio opositor.

El oficialismo y la primera minoría han mantenido agendas similares de cara a las elecciones de medio término. El pedido de prórroga de la Ley de Biocombustibles llevó a una declaración de Interés Institucional en el Concejo Deliberante que fue votado por ambas bancadas (aunque también suscitó algunas chicanas en el marco de la sesión parlamentaria). En términos generales, la postura contra el gobierno nacional vuelve a encontrar a Juntos por el Cambio y Hacemos por Córdoba en la misma vereda. No obstante, el espacio opositor procura distanciarse del peronismo local y calificar de “tardío” el pronunciamiento del intendente. “Fue luego de que se pronunciara la Provincia. Nosotros nos manifestamos al respecto cuando se hablaba de la posibilidad de que esto ocurra, hace casi un mes. Pronunciarse al otro día y con los hechos consumados huele a especulación”, consideraron desde la bancada opositora.