Randazzo estrecha lazos con Córdoba: zoom con schiarettistas

Participó de un foro cuyo anfitrión fue el ex diputado y actual funcionario provincial, Andrés Guzmán. También estuvo el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano. El ex kirchnerista busca armar un frente político fuera del macrismo y el Frente de Todos. El PJ Córdoba, en el radar.

Por Yanina Soria

Dispuesto a explorar una senda política fuera de la polarización, el ex ministro del Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo, pasó virtualmente por Córdoba. En la provincia peronista más anti K y frente a una tribuna schiarettista que contó, entre otros, con la presencia del ministro de Finanzas local, Osvaldo Giordano, el ex funcionario lanzó duras críticas al gobierno del Frente de Todos.

Consideró un fracaso el modelo de gestión de Alberto Fernández y dijo que para avanzar con “las reformas que hacen falta necesitamos un presidente con poder político”. Además, opinó que en la Argentina la mayoría de la dirigencia sindical y las organizaciones sociales son “parte del problema”.

Randazzo no dio definiciones concretas sobre su futuro político pero sí arrojó pistas sobre la intención de resucitar la hasta aquí siempre fallida tercera vía que busca romper con la lógica de los antagónicos Frente de Todos y Juntos por el Cambio. En esa línea, figuras como la del ex ministro Roberto Lavagna o la del ex gobernador salteño Juan Manuel Urtubey aparecen en el radar del armado que mira las elecciones de medio término como terreno propicio para debutar. También el PJ Córdoba del gobernador Juan Schiaretti, un peronista “moderado”, con perfil de gestor y muy buena imagen pública. El cordobés siempre resulta una pieza atractiva para ese tipo de construcción que en 2019 terminó naufragando.

Lo cierto es que esta semana, el ex ministro del Interior y Transporte participó en el “Foro Intercambios”, un ámbito plural integrado por jóvenes profesionales, empresarios, emprendedores y ONGs de la provincia de Córdoba en el marco de una charla sobre “cómo salir del estancamiento”. El anfitrión fue otro schiarettista, el ex diputado nacional y actual secretario de registros públicos provincial, Andrés Guzmán.

El funcionario está al frente de la movida que con perfil técnico (pero con objetivos políticos), propone un encuentro virtual por mes con exponentes reconocidos que hagan foco en las discusiones basadas en la innovación y renovación de paradigmas.

Allí encajó la presencia de Randazzo quien vía Zoom y con Giordano como espectador destacado opinó: “Estamos frente a una política que sin lugar a dudas ha fracasado. Hoy se ha consolidado la pobreza en la Argentina y de ahí se sale con creación de empleo genuino”.

En la Argentina la mayoría de la dirigencia sindical es parte del problema, y las organizaciones sociales también pasaron a ser parte del problema”, sostuvo el ex ministro kirchnerista. Y en ese contexto agregó que “hay que discutir una ley laboral nueva, moderna, no para que quien ya tiene trabajo y derechos adquirido, sino para el otro 51% que está afuera”.

El hombre que en 2017 se negó a ir en la lista de Cristina Fernández de Kirchner y obtuvo un 6% de los votos en la Provincia de Buenos Aires por el PJ, cuestionó también la actual prestación de los servicios públicos sin correspondencia con la fuerte presión fiscal que ronda los 52 puntos: “Son malos los servicios que brinda el Estado en materia de salud, de seguridad, de educación, de infraestructura” aseguró, y agregó: “la política ha perdido el sentido común, discute cosas que no tienen nada que ver con lo que le pasa a la gente”.

Al ser consultado por el gobierno de Alberto y el de Mauricio Macri, el ex ministro consideró que “son los dos muy conservadores, no transformaron nada. Si las cosas no funcionan, hay que cambiarlas porque si seguimos haciendo lo mismo, el resultado va a seguir siendo el mismo”.

Randazzo fue invitado por el grupo de jóvenes a contar su experiencia como “gestionador”. Y subrayó al respecto: “La gestión es vista por gran parte de la política como algo peyorativo, sin entender que la mejor política es la buena gestión, porque es aquella que permite transformar la vida de la ciudadanía”.