Docentes del Belgrano firman apoyo a la presencialidad

El conflicto surgido en el establecimiento preuniversitario de la UNC sigue sumando voces a favor y en contra de la presencialidad en las aulas.

Nuevas voces se alzan en el conflicto surgido alrededor de la modalidad de cursado de la Escuela Superior de Comercio Manuel Belgrano, uno de los dos establecimientos preuniversitarios que forman parte de la Casa de Trejo.

Tres semanas atrás, la Escuela comenzó a dictar clases presenciales a los estudiantes de nivel secundario, un mes y medio más tarde que establecimientos provinciales de nivel medio. La modalidad combina tres burbujas que asisten de manera presencial en distintas semanas, alternando con semanas de completa virtualidad.

De acuerdo con los más de 400 padres que suscribieron una nota de queja al Consejo Superior, esto implica que solo el 17 por ciento de las clases de cada estudiante sean presenciales, una proporción de 1 clase presencial por cada 5 clases virtuales.

Además, los padres denunciaron que las horas de clase han sido reducidas. Aunque el Belgrano siempre funcionó con doble jornada, ahora solo funciona en el turno mañana, y los módulos de 80 minutos fueron reducidos a 40 minutos, tanto en el formato presencial como en el virtual.

Estas quejas han sido objetadas por los dos consejeros que representan a padres y madres en el consejo asesor de la Escuela, Julia Maders y Gustavo Salas, quienes afirman que “la propuesta de retorno a la presencialidad tal como está siendo formulada en la Ciudad de Buenos Aires y en buena parte del país es ambigua, imprecisa y temeraria, y resulta de una visión idealizada del regreso a las escuelas que soslaya y desconoce las graves repercusiones psíquicas y emocionales que puede implicar para los niños, niñas y adolescentes”.

Ahora, una nueva voz se suma al debate. Se trata de un grupo de docentes que, a través de una nota dirigida a la directora Andrea Marinelli, expresaron su apoyo a “sostener el dictado de clases presenciales, de comprometernos en el cuidados propio y de nuestros/as estudiantes y de educar en la responsabilidad”.

Los docentes hacen alusión a la resolución 386/2021 del Consejo Federal de Educación, la cual establece que “en todas las jurisdicciones del país se priorizará el sostenimiento de clases presenciales en todos los niveles y modalidades de la educación obligatoria”. La misiva remarca que, a pesar de sus particularidades, la Escuela forma parte del sistema educativo nacional y debe adecuarse a los lineamientos definidos de manera federal.

Esta misma línea argumentativa es sostenida por los padres que reclaman, quienes aducen que el derecho a la educación de sus hijos se ve lacerado en relación a quienes acuden a establecimientos del sistema provincial, en los cuales se está dictando una mayor proporción de clases presenciales.

Entre otros, entre los docentes que firmaron la misiva se encuentran Gabriel Fadini, Diego Flores, Mara Quevedo Fernández, Darío Paglia, Stella Molina, Horacio Capdevila, Mario Guiñazú, Orlando Gazal, Raquel Carranza, Iván Reznichenco, Gustavo Fridlender, Lucas Albano, Angélica Carnero, Verónica Vélez y Verónica Yonson.