Emergencia Covid: Schiarettistas rechazan pero no hablan de superpoderes

El FdT aceleró el tratamiento en Senado pero hace cálculos para Diputados, donde depende del voto de aliados y cercanos. Gutierrez dijo que el proyecto "avasalla autonomías provinciales".

Por Bettina Marengo

El proyecto de Emergencia Covid que impulsa el presidente Alberto Fernández ya está en tratamiento en la Cámara Alta, aunque el oficialismo mira con preocupación los números de Diputados, donde sin quorum ni mayoría propia, depende de la postura que tomen los bloques aliados.

En el Senado, el Frente de Todos confía en un dictamen casi de inmediato y una posterior aprobación. Ayer participaron de la reunión de la comisión de Salud y Legislación General la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

Como adelantó este diario, los diputados nacionales que responden a Juan Schiaretti no votarían el proyecto, al que perciben enojoso para su electorado “liberal”. Las cuentas que se toman hoy se pagan en 2023, suelen decir en la mesa chica del Panal, y consideran que este proyecto los vincula a una cosmovisión K con la que no quieren ser vinculados.

Lo oficializó ayer el presidente de Córdoba Federal, el diputado Carlos Gutiérrez, en declaraciones desde Río Cuarto, donde fue parte de la comitiva que recibió al ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi. El bloque “rechazará toda ley que avasalle las autonomías provinciales”, confirmó el legislador, para quien el articulado de la ley versa sobre cuestiones “ya previstas en la Constitución provincial y nacional”. “No entendemos cuál es el sentido de este proyecto, que no sea el de contradecir lo que ya la Corte Suprema de Justicia dijo hace pocos días al respecto”, sostuvo, en relación al fallo a favor de CABA sobre el DNU 241/21, cuyo efecto fue habilitar la decisión del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta de sostener las clases presenciales pese al aumento de casos. Lejos de suspender clases presenciales, Córdoba toma medidas para reforzarlas, aun con el nivel de vacunacion docente más bajo entre las  llamadas provincias “grandes”. De cualquier manera, el riocuartense evitó hablar de “superpoderes”, un término de uso opositor.

Otro que condicionó su voto y el de sus diputados fue el mendocino José Luis Ramón, del Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, que al igual que los peronistas cordobeses y los lavagnistas integran el Interbloque Federal, el exponente del andarivel del medio de la cámara baja. Ramón objetó el artículo 4 del proyecto de “Restricciones sanitarias”. El dirigente pidió modificar ese punto “que distorsiona el federalismo”. “Debemos establecer un plazo limitado de la norma. Ni las provincias ni los legisladores podemos delegar poderes al Ejecutivo”, manifestó en declaraciones a una radio porteña. Sin embargo, de todos los sectores del Interbloque, el suyo es el más amigable para el gobierno nacional.

El artículo 4 habla de la delegación de facultades al Poder Ejecutivo Nacional para la “adopción de medidas razonables, temporarias y oportunas para proteger la vida y la salud pública” en el marco de la pandemia del Covid y “creación de condiciones para el acceso a la atención y asistencia médica adecuada de las personas afectadas” con coronavirus.

Vilma Ibarra sostuvo en su participación en la reunión de comisión que no son muchas las delegaciones legislativas que se generan para el Poder Ejecutivo nacionalLa mayor intensidad se presenta en situaciones de alto riesgo, luego de que no demostraron un adecuado funcionamiento o resultados las medidas adoptadas por las autoridades locales y en alarma epidemiológica”. Cuando ya se han tomado medidas por competencias propias de gobernadores y gobernadoras, y cuando las medidas adoptadas por la propia ley no han sido suficientes”entonces “nos parece totalmente razonable que el presidente de la nación adopte medidas adicionales a fin de evitar que en este lugar pase una situación de riesgo, remarcó.

 

Ramón consideró que el proyecto “tiene que ser debatido, no rechazado de antemano”, como se plantó la oposición de Juntos por el Cambio.  En tal sentido, la radical cordobesa Brenda Austin sostuvo que el proyecto es “abiertamente inconstitucional” porque incluye “el cierre de las escuelas” en los conglomerados urbanos que tengan más de 300.000  habitantes, aunque esto se daría únicamente en caso de alerta epidemiológica, en forma acotada geográfica y temporalmente.

Para Ramón la situación amerita discutir. “Estamos en pandemia, por eso corresponde aplicar una visión humanista y objetiva en términos epidemiológicos. La vacunación viene muy lenta. Por eso debemos tomar medidas de cuidado rápidas”, dijo.

En ese marco de incertidumbre en Diputados y de cara a la agenda parlamentaria (emergencia Covid y modificación de calendario electoral),  ayer se reunió el bloque del Frente de Todos que encabeza Máximo Kirchner. Estuvo el presidente del cuerpo, Sergio Massa y las autoridades del bloque Cristina Alvarez Rodríguez y Cecilia Moreau, además del hijo de la vicepresidenta. La cordobesa Gabriela Estévez, que participó por Zoom, sostuvo que “se va a priorizar la agenda que dé respuestas concretas a los problemas de los argentinos en el marco de la pandemia”. “Vamos a acompañar desde el Congreso todas las políticas publicas impulsadas por el Poder Ejecutivo para apoyar a las familias, los trabajadores y las empresas en este momento tan difícil, y las prioridades son la vacunación y la recuperación económica”.