Manuel Belgrano: masiva queja de padres al Superior

Más de 400 padres y madres de estudiantes secundarios presentaron un reclamo colectivo al Consejo Superior para que el establecimiento preuniversitario adapte la modalidad de cursado, con más presencialidad.

La Escuela Superior de Comercio Manuel Belgrano, uno de los dos establecimientos preuniversitarios de la UNC, vuelve a quedar en la mira pública por un conflicto que involucra a directivos, docentes, padres y estudiantes.

El debate se centra en la modalidad que la institución ha adoptado para recuperar la presencialidad en el cursado de más de 1500 estudiantes de nivel secundario, tras un 2020 en el que solo se dictó un día de clases presenciales.

El Belgrano, como es comúnmente conocido, dividió a los estudiantes de cada curso en tres burbujas, es decir, tres conjuntos que compartirán entre sí las actividades presenciales; y estableció un sistema rotativo en el que las burbujas se van sucediendo en clases presenciales, alternando con semanas de virtualidad para el total del curso.

Un numeroso grupo de padres y madres, conformado por más de 400 personas, presentó un reclamo al Consejo Superior por considerar que este sistema no es suficiente para garantizar el proceso de aprendizaje de sus hijos. Estiman, de acuerdo con la nota que presentaron, que cada burbuja tiene solo 5 días de clases presenciales por cada 25 días de clases virtuales, es decir, 17 por ciento de presencialidad frente a un 83 por ciento de virtualidad.

Además, denuncian que las horas de clase han sido reducidas. Tradicionalmente de doble jornada, el Belgrano ahora solo funciona en el turno mañana, y los módulos de 80 minutos fueron reducidos a 40 minutos, tanto en el formato presencial como en el virtual.

Esta situación también suma como agravante que la modalidad presencial se implementó recién a partir del pasado 19 de abril, a diferencia de los establecimientos secundarios provinciales, que retomaron la presencialidad en marzo.

El grupo de padres realizó un relevamiento de las clases dictadas en la primera semana de presencialidad, cuyos resultados arrojan que en el 44 por ciento de los casos el docente no se presentó a la materia, y que el 62 por ciento de esas ausencias fueron sin motivo o explicación.

Quienes reclaman argumentan que todas estas situaciones no van en consonancia con lo recomendado por entidades como la UNICEF y el Consejo Federal de Educación. La Escuela se escudaría en la autonomía de la universidad a la que pertenece, sin por ello rebatir los lineamientos de aquellas organizaciones.

Los consiliarios han acordado debatir sobre esta situación en la próxima comisión del cuerpo, el martes 11, ocasión en la que participarían algunos padres del grupo y la directora del establecimiento, quien forma parte del Consejo Superior.

Medidas de fuerza

En el contexto de los reclamos salariales de los docentes universitarios al Gobierno nacional, el grupo autodenominado Asamblea de Docentes de la ESCMB decidió unilateralmente que, además de acatar las medidas de fuerza decretadas por Adiuc y Conadu para esta semana, sumarían otras medidas propias.

El gremio de los docentes universitarios realizó una jornada de protesta y visibilización el pasado lunes 3, y está realizando hoy un paro de actividades con desconexión. Por su parte, este grupo de docentes del Belgrano decidió que los tres días restantes de la semana (martes 4, miércoles 5 y viernes 7) realizarían jornadas de protesta sin asistencia presencial a la Escuela, limitándose a dictar sus clases de manera virtual.

Esta situación, que no contaría con el aval gremial ni legal de Adiuc, suma más preocupación a las familias de los estudiantes del Belgrano, que ven así reducida aún más la presencialidad en el cursado.