La “ley Merkel”, nueva prueba en la relación Nación-Córdoba

“Hay que tener cuidado”, analizan cerca del gobernador Schiaretti, mientras aguardan que se conozca el contenido de la ley que impulsa Alberto Fernández para evitar que las medidas restrictivas para detener el Covid queden atrapadas en amparos judiciales. Definiciones en una semana atravesada por la tensión por los biocombustibles.

Por Bettina Marengo

El proyecto de ley que en los próximos días enviaría el presidente Alberto Fernández para que el Congreso lo faculte, a él y a los gobernadores, a tomar medidas restrictivas durante la situación excepcional de la pandemia del Covid 19, aparece como la nueva prueba de tensión entre el gobierno nacional y la administración provincial de Juan Schiaretti.

“En los próximos días enviaré un proyecto de ley al Congreso de la Nación para que en función de criterios científicos claros y precisos se faculte al presidente de la Nación y a los gobernadores a tomar restricciones y medidas de cuidado durante esta situación excepcional”, manifestó AF en el discurso del pasado viernes 30, cuando informó que hasta el 21 de mayo se mantendrían los límites horarios a la circulación y actividades y, en el caso de las zonas en alerta epidemiológico, el dictado virtual de clases. Un antecedente políticamente vendible es la ley que canciller Angela Merkel logró en Alemania, que le permite aplicar “freno de mano” en estados federales donde los casos de Covid superen los 100 cada 100 mil habitantes

El schiarettismo aguarda a conocer el texto de la iniciativa presidencial, que al cierre de esta nota no había llegado al Parlamento. Cerca del mandatario provincial aseguran que todavía no definió la posición, pero remarcaron que “hay que tener cuidado” con este tipo de iniciativas. Además, consideraron que “otorgar facultades” tanto al presidente como a los jefes de gobiernos provinciales “tiene que ser en un marco muy acotado, muy ejecutivo, y cuidando que no queden habilitados para cualquier cosa”.

Sin embargo, no hubo, prima facie, rechazo a lo que anunció Alberto Fernández con la intención de evitar que sus decisiones epidemiológicas queden atrapadas en el laberinto de los amparos judiciales. Más bien cautela y sensación de que otra vez tendrán que definir algo que no querrían hacer. Los cuatro votos del bloque de Córdoba Federal podrían quedar nuevamente en el ojo de la tormenta para que el Frente de Todos llegue al quorum de 129 diputados en la cámara baja.

Las relaciones políticas entre ambos gobiernos no pasan un buen momento y esta semana será de malestar, porque posiblemente el martes se firme el dictamen de las comisiones de Energía y Presupuesto para la nueva ley de biocombustibles que impulsa el Frente de Todos. Hacemos por Córdoba la rechaza, mientras se alinea con la Mesa de Enlace y los sectores agroindustriales, que viven en pie de guerra con la Casa Rosada.

En el Panal suelen promocionar que las medidas pandémicas que se toman en Córdoba se consensuan en el marco de la mesa Provincia-municipios, con la participación de los intendentes y jefes comunales y con encuentros con las cámaras y gremios del sector, aunque la complejidad política y territorial es bastante menor que a nivel nacional. Habrá que ver que dicen los aliados ocasionales del Interbloque Federal, donde tampoco hay posiciones públicas.

En cambio, la posición de Juntos por el Cambio ya habló de “superpoderes” , una postura que no será inocua para el gobernador de una provincia profundamente anti K como es Córdoba. “Los argentinos no necesitamos un presidente con superpoderes, ya tiene el que le dieron cuando lo eligieron. Lo que necesitamos es que gobierne para todos y no solo para quienes lo hicieron candidato. Lo que necesitamos es que gobierne de acuerdo a la Constitucion Nacional”, escribió en Twitter el cordobés Mario Negri, jefe del Interbloque de JxC en la Cámara de Diputados. “Si la ley que envía el presidente al Congreso es un atropello de las autonomías de las provincias y de la CABA, desde Juntos por el Cambio tenemos la obligación y la responsabilidad de rechazarla”, aseveró.