Macri pidió “plantar” candidatos PRO en toda la provincia

El expresidente dijo que hizo muchos sacrificios por la gobernabilidad y quiere ratificar el liderazgo de su partido dentro de Juntos por el Cambio.

Por Yanina Passero

El expresidente Mauricio Macri cuidó al detalle cada una de sus palabras y gestos en la cena con la plana completa del PRO Córdoba. Lideró el encuentro entregando la justa atención que cada dirigente le reclamó, varios de ellos deseosos de que se le escape un guiño que lo coloque por encima del pelotón de precandidatos que tiene el partido amarillo. Un ejemplo del celoso cuidado lo muestra la composición de la foto que se sacó y difundió minutos después de la hora señalada para el comienzo de la tertulia.

El fundador del PRO porteño se ubicó en la primera línea, al centro, flanqueado por las autoridades electas de la filial local. En la segunda fila estaba el preferido y el exministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos. La degradación gráfica ocasional no logró opacar que, pese a la cautela exhibida por el jefe, el presidente de la Fundación Pensar fue recibido en la casa de Buenos Aires de la familia Macri-Awada.

La puesta de Macri trató de contener emociones, al punto que oficialmente se dejó trascender que no hubo candidatos ungidos mientras duró la cena de tres pasos que se sirvió en el Club House de Potrerillo de Larreta. ¿Hacía falta una unción? Es improbable. Podría decirse que Macri cumplió con su cometido porque logró entusiasmar a la tropa y si ya había precandidatos confesos como los diputados a los que se les vence el mandato este año, Gabriel Frizza y Héctor Baldassi, se sumaron varios más.

El titular del PRO local lo admitió ayer por la mañana: “Mi vocación es representar a los cordobeses en el Congreso de la Nación y en este momento soy precandidato a diputado para las próximas elecciones”. Habrá que prestar atención a este dirigente porque los popes necesitan tener una conducción local fuerte y una eventual candidatura del expresidente de la Ucedé podría servir a Macri para recomponer lazos con el sector que lidera Emilio Monzó, Nicolás Massot y Rogelio Frigerio. ¿Logrará meterse en el quinto renglón como sospechan algunos?

La senadora Laura Rodríguez Machado estaba apuntada para su reelección, pero a este medio reconoció que no descarta buscar un lugar en Diputados. No hay que olvidar que, hasta el momento, Macri reservó para Santos el escaparate de la boleta de senadores, y si esto se mantiene es probable que el segundo lugar se ceda a algún socio que esté dispuesto a jugar con la conducción amarilla. El exreferente de Primero la Gente, Sebastián García Díaz, está dispuesto a hacer valer su excelente relación con Patricia Bullrich, la comandante. Es otro de los que se apunta a la fila de aspirantes.

“Lo de anoche demostró que el partido está totalmente activo, muy fuerte y con muchas ganas de seguir en la construcción permanente. Nunca se deja de construir un partido. PRO es joven, pero viene avanzando muy bien. Tenemos una enorme oportunidad y desafío de consolidarlo. En nuestras recorridas por cada pueblo de la provincia nos juntamos con los referentes sociales para poder ofrecer los mejores candidatos”, opinó Pretto sobre la tertulia.

La presunta neutralidad de Macri –que ya había hecho trascender a su tropa y a los aliados que pondría el cuerpo por Santos- hizo que entre los presentes se hablara de una “sobreactuación” de Santos. La afirmación no puede dejar de observarse como parte de la necesidad que tiene el arco macrista de presionar sobre el favorito del exmandatario, como se señaló desde estas páginas.

Desde el entorno del exfuncionario de Juan Schiaretti recogen el guante. Afirman que Macri monopolizó la reunión desde que se sirvió la bruschetta con hongos salteados hasta que el último de los comensales acabó con su postre serrano de higos, helado y quesillo hilado.

“Fue una reunión con total liderazgo de Mauricio (Macri). Gustavo (Santos) tuvo una intervención importante y todos acordaron una fuerte cohesión del espacio. El mensaje claro ya lo dio el viernes después que estuvo en su casa. Esa foto fue contundente”, dispararon para los envidiosos que aún no pueden digerir el entrecot grillado a la parrilla y la centralidad del extrapartidario, claro.

La campaña ya comenzó. Macri les dio la señal de largada e ilusionó a los suyos con un mensaje contundente que tiene aroma protagonismo. En una de sus intervenciones, el expresidente de Boca Juniors admitió que hizo “muchos sacrificios” para sostener la gobernabilidad, para mantener unida la coalición Juntos por el Cambio por encima de todo. “Hoy no tengo necesidad”, coinciden los presentes.

La novedad apuntada por los comensales es que los animó a “plantar” candidatos en cada ciudad de la provincia. Una rareza en Macri que, durante mucho tiempo, creyó en la política de redes sociales y big data.