En el TSJ dicen que no van a pedir vacunas para jueces

Luego del escándalo de los jueces federales que pidieron una "pronta inclusión" en los turnos de vacunas contra el Covid, desde la Justicia provincial se despegaron. La AGEPJ reclamó que se inocule al personal, sobre todo al que tiene contacto con público.

Por Bettina Marengo

La acordada impulsada por los jueces de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba para solicitarle al gobierno provincial la aplicación de la vacuna contra el Covid 19 no tuvo respuesta aun de las autoridades sanitarias ni del Ministerio de Justicia. En diálogo con radio Nacional Córdoba, el presidente de Cámara, Ignacio Vélez Funes, afirmó que la cartera que conduce Julián López había recibido el reclamo de una “pronta inclusión” para recibir la inmunización.

Recordemos que el miércoles, los magistrados federales pidieron que se vacune a 47 jerárquicos del poder judicial, entre camaristas, jueces de primera instancia y secretarios. A nivel nacional y local, las prioridades para la vacunación son el personal de salud y de seguridad, las personas mayores de 70 y de 60 años, las personas de entre 60 y 18 con enfermedades preexistentes y los docentes, desde el nivel inicial hacia adelante.  A partir de allí, gremios, asociaciones profesionales y cámaras empresariales (desde la cámara de gimnasios al gremio Uecara de los peajistas) exigen ser considerados personal esencial y un lugar en la agenda oficial de vacunación.

Con miles de cordobeses y argentinos esperando pacientemente su dosis de vacuna, en condiciones laborales difíciles y sin el entorno edilicio de los jueces federales, el reclamo provocó un pequeño escándalo, y de hecho los firmantes no habrían tenido intenciones de que se conociera la acordada. Además, los hombres de toga no incluyeron entre sus 47 prioridades a los empleados judiciales rasos, aunque luego Vélez Funes subsanó el tema y dijo que serán sumados.

En el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia se apuraron a decir que “absolutamente no” se pedirían vacunas al Poder Ejecutivo para inocular a los miembros del máximo tribunal provincial ni a los jueces inferiores. Tampoco para los empleados o funcionarios. Desde la oficina de Prensa indicaron que la recomendación fue que todos se anoten por CIDI (Ciudadano Digital), para acceder a un turno. Sin embargo, resaltaron que hay un porcentaje no definido de los 8.200 jueces, funcionarios y empleados del Poder Judicial que fueron vacunados por ser mayores de 70 o 60, otros por ser docentes universitarios (pese a que casi todo el nivel superior da clases en la virtualidad, a diferencia de los profesores de la secundaria, que trabajan en la presencialidad), o por su profesión de médicos o personal de salud dependiente de la Justicia.

Lo mismo puede aplicarse al ámbito federal, y de hecho el titular de la Cámara recibió la vacuna por integrar el grupo etario de la tercera edad.

En el gremio de los judiciales provinciales aseguraron que no hay ningún margen para que el TSJ ni los jueces de instancias inferiores pidan tratamiento exprés para sí mismos.  La Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (AGEPJ) presentó hace tiempo un reclamo de vacunación para todos los trabajadores, pero con énfasis en los sectores “que no pararon nunca y tienen roce con la gente”, como el Ministerio Público Fiscal y las fiscalías, la Policía Judicial y las unidades judiciales. Hasta ahora, se avanzó con el personal de la Policía Judicial, aunque el gremio reclama que se agilice el trámite con los dependientes de las unidades judiciales.

En cualquier caso, el titular de AGEPJ, Federico Cortelletti, consideró poco probable que el TSJ imite a los jueces de la Cámara Federal, porque sería motivo de un conflicto.