De Ferrari suma apoyo aliancista contra la sanción

Apoyo radical y de la Coalición Cívica-ARI para que recupere sus plenos derechos legislativos

Por Alejandro Moreno

El presidente de la Coalición Cívica-ARI, Gregorio Hernández Maqueda, expresó ayer su respaldo a la legisladora Patricia De Ferrari (radical que integra el bloque Juntos por el Cambio)

“Patricia De Ferrari vuelve a la Legislatura, pero aún pesa sobre ella una injusta sanción, que no la agravia en lo individual, sino a esa parte del pueblo que la votamos para que nos represente”, expresó Hernández Maqueda.

“Su lucha no es personal –agregó-, es de todos, y por la vigencia efectiva de la Constitución”.

El tuit que desató la tormenta fue una pregunta que planteó De Ferrari el 22 de octubre, en medio del conflicto por la ocupación de tierras de la familia Etchevehere: “¿Falta mucho para que aparezcan los Falcon verdes para impartir la justicia a la medida de Grabois y compañía?”. Bien leído, el texto plantea una preocupación, que podría considerarse exagerada, probablemente, pero no una reivindicación de la represión ilegal ni es un llamado a que eso ocurra. Para más claridad, ese mismo día De Ferrari agregó: “Para que se entienda; la persecución política que están llevando adelante funcionarios y amigos del Gobierno, como Grabois, tiene funciones y maneras muy tristes que ya hemos visto a lo largo de nuestra historia y que no queremos que se vuelva”.

De Ferrari recuperó su banca en la sesión del miércoles pasado, después de cumplir una pena de seis meses a raíz de un mensaje que subió a su cuenta de Twitter que resultó interpretada por el peronismo de tal manera como para justificar alejarla de la representación.

Precisamente el miércoles, Marcelo Cossar, del bloque de la UCR, saludó a De Ferrari manifestando: “Un gusto verte Patricia De Ferrari nuevamente en tu banca”. “Mucha alegría para el bloque de la Unión Cívica Radical”, continuó enfatizando el acercamiento que va produciéndose entre los legisladores de la UCR.

La unificación de los legisladores en un solo bloque es un objetivo del nuevo presidente del Comité Central de la UCR, Marcos Carasso. Precisamente el Comité sacó un comunicado que señala que “las sanciones impuestas transforman a Patricia De Ferrari en una legisladora de segunda categoría, al privarla por todo el tiempo de su mandato de atributos que son propios del ejercicio de la actividad parlamentaria”. “Dichas sanciones se extralimitan en las facultades disciplinarias previstas por el artículo 99 de la Constitución Provincial, pues impone a una misma cuestión varias sanciones”, subraya.

Las sanciones que continúan hasta el final del mandato son la prohibición de ocupar cargos de autoridad de la Cámara o en las comisiones, e incluso la de representar a la Legislatura en actos oficiales.

Carasso, junto a los presidentes de los bloques de la UCR y de Juntos por el Cambio, Antonio Rins y Orlando Arduh, respectivamente, solicitaron al presidente provisorio de la Cámara, el peronista Oscar González, una audiencia para tratar este asunto.

La Juventud Radical de Córdoba, cuya nueva presidente de Constanza Córdoba Acosta también se sumó a la campaña: “Acompañamos el pedido y solicitamos se revean las sanciones establecidas a la legisladora Patricia De Ferrari, ya que avanzan sobre sus derechos y atributos en tanto parlamentaria y se extralimitan según lo dispuesto por nuestra Constitución Provincial, enmarcándose en un grave hecho de violencia institucional”.