Schiaretti: anuncios puertas adentro y versiones tranquera afuera

El gobernador lanzó obras viales en la zona sur de la ciudad mientras a nivel nacional sorprendieron los posicionamientos nacionales que ensayan algunos de sus más cercanos.

Por Bettina Marengo

El gobernador Juan Schiaretti anunció obras viales para la populosa zona sur de la Capital, con la idea de llegar a cien mil vecinos, y prometió que al finalizar el tercer carril de la circunvalación la Provincia comenzará a construir los cruces sobre esa avenida, en un acto donde estuvo el intendente Martin Llayrora, y en el cual volvió a decir presente la diputada nacional Alejandra Vigo, prácticamente con el traje de candidata a senadora puesto.

“Estas obras se hacen pese a la situación crítica que vive la Argentina, porque Córdoba tiene voluntad de progreso”, sostuvo en la presentación realizada en el Centro Cívico. “Como siempre digo, no somos de andar hablando, no nos peleamos con nadie, nosotros hacemos, cuidamos a nuestra gente. Por eso, pese a la pandemia, Córdoba no para”, insistió, tras remarcar la importancia del trabajo coordinado con el alcalde capitalino.

El proyecto oficial contempla la construcción de una traza de altonivel sobre avenida Armada Argentina y obras complementarias a la altura del CPC Villa El Libertador.

Como dijo en su discurso inaugural de sesiones legislativas, el mandatario aceleró la obra pública en la provincia y en la Capital, de donde tiene que salir el grueso de los votos para las elecciones de medio término, mientras se mantiene lejos de la escena pública nacional. El argumento del momento es que los cordobeses “no opinan, sino que hacen”, pero en las últimas semanas, muy cerca suyo dieron señales novedosas vinculadas a su posible proyección presidencial, algo que el círculo rojo mediterráneo festejó, pero que descolocó tranquera afuera, tanto en la política como entre consultores porteños con los que Alfil tomó contacto.

Primero fue el ministro de Agricultura de la provincia, Sergio Busso, pero luego el propio Llaryora se esperanzó con la candidatura presidencial del gobernador en una entrevista exclusiva que concedió al programa Dia 7, que sale los domingos por Canal 10. “Naturalmente que Juan y Ale (por Vigo) pueden ocupar cualquiera de esos lugares (presidente, senadora); están capacitados para hacerlo. No tengo dudas, si Juan fuera presidente sería muy pero muy bueno para los argentinos”, sostuvo el jefe comunal. Unos días antes, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, había dejado abierta la puerta al acuerdo electoral con el cordobés, al final de una exposición en la Fundación Mediterránea.

Desde el Panal nadie salió a desmentir las versiones.

A nivel nacional, el tema tuvo su momento el viernes en la ciudad de Rosario, en el marco de la visita del presidente Alberto Fernández y el gabinete federal por la iniciativa Capitales Alternas. Allí, en horas previas a la dramática muerte del ministro de Transporte, Mario Meoni, algunos de los funcionarios nacionales se preguntaron con sorpresa por el supuesto lanzamiento presidencial de Schiaretti, e incluso circuló la idea de que podría ser una fake new (noticia falsa). Para el gobierno fretentodista, con la pandemia desatada en AMBA y la posibilidad de irradiación al resto del país en algunas semanas, la tensión con un Larreta embanderado en las clases presenciales y el precio de los alimentos que trepa por el ascensor, las noticias presidenciales de Schiaretti estaban fuera de radar y fueron ubicadas en la “intención local”.

En cualquier caso, no fue tema central en Rosario, con un Alberto Fernández que se reunió a solas una hora con el gobernador santafesino Omar Perotti mientras los gabinetes homólogos avanzaban en las agendas.

Las obras en Capital

Además de Vigo y Llaryora, el gobernador estuvo acompañado por el vicegobernador, Manuel Calvo; el ministro de Obras Públicas, Ricardo Sosa y el presidente de Caminos de las Sierras, Jorge Alves. Las obras en la zona sur se licitarán en aproximadamente 90 días y requerirá al menos ocho meses para su ejecución. La inversión es provincial y llega a los 1.500 millones de pesos.

“Es una de las más esperadas desde hace muchísimos años, por las dificultades que hay para ingresar por esta zona, en la Ruta 5. Pero también, porque dará más seguridad, rapidez y tranquilidad a los 100 mil vecinos del sector sur de la ciudad”, indicó Schiaretti.