Restricciones: sin grandes cambios y con foco en lo regional

Esta semana habrá una nueva reunión de la Mesa Provincia-Municipios donde el gobierno informará cómo se sigue. Ayer, los ministros de Gobierno, Salud y Educación anticiparon: se mantiene la presencialidad de las clases y se tomarán medidas puntuales en función a la situación de cada departamento.

Por Yanina Soria

Tal como lo adelantó Alfil en su edición del viernes pasado, ayer el gobierno de Juan Schiaretti reunió a los intendentes y jefes comunales de Córdoba para repasar la situación sanitaria y epidemiológica de la provincia en la antesala de lo que será un nuevo decreto provincial que regirá desde el 1° de mayo.

Y aunque todo parece indicar que no habrá grandes cambios al actual esquema de restricciones suaves con el que el mandatario buscó desmarcarse del presidente Alberto Fernández, los alcaldes se volverán a ver con las autoridades provinciales una vez que el Ejecutivo decida cómo se seguirá después del 30 de abril, cuando también vence el DNU presidencial. Eso será entre jueves y viernes y en el marco de la Mesa Provincia-Municipios.

Seguramente, el procedimiento político será el mismo que el realizado semanas atrás cuando los 427 gobiernos locales avalaron mediante un acta, las nuevas disposiciones decretadas por Schiaretti y acordadas previamente.

El de ayer, fue un encuentro de la mesa de seguimiento sanitario que cada 15 días encabeza el ministro de Gobierno, Facundo Torres, y su par de Salud, Diego Cardozo, y del que participan todos los municipios y legisladores departamentales. Esta vez, se sumó el titular de la cartera de Educación, Walter Grahovac, con intenciones de transmitirle a los gobiernos locales la posición indeclinable que tiene el gobernador en torno al sostenimiento de la presencialidad de las clases y la combinación con la virtualidad.

Esa es la principal diferencia política en el abordaje de la segunda ola por Covi-19 que mantiene el Centro Cívico con la Casa Rosada, por lo que el gobernador tratará de sostenerla lo máximo que pueda en el tiempo.

En esa línea, Grahovac les pidió a los intendentes que no tomen medidas apresuradas ni inconsultas, y sugirió mantener la presencialidad bajo la “norma de la racionalidad”.

Es decir, sostener las escuelas abiertas siempre que sea posible y tener en cuenta las condiciones generales sanitarias y locales según cada distrito. Además de repasar los números que, según la gestión de Hacemos por Córdoba, avalan la presencialidad de las clases en este momento, el ministerio abrió una línea directa con los intendentes para canalizar por allí cualquier duda antes de tomar decisiones individuales.

Antes, Cardozo junto a la secretaria de Salud, Gabriela Barbás, ofrecieron a los municipios un pantallazo de cómo está Córdoba en relación a la primera ola y una descripción del cuadro de situación actual. Algunos de los datos expuestos fueron: la ocupación de camas críticas en Córdoba a la fecha es de 39,8%; en el 78% de los casos se puede identificar cual es el nexo de transmisión de la enfermedad; a la fecha se han aplicado 600.333 vacunas, de las cuales 521.191 son primeras dosis, y 79.142 corresponden a segundas dosis.

Del total de dosis aplicadas el 53.2% corresponden al interior provincial, mientras que el 46.8% fueron colocadas en la Ciudad Capital. Hoy, están vacunados en la provincia el 84% de los mayores de 70 años y el 61% de los mayores de 60.

Por ahora, nadie imagina que el viernes la Provincia tome una decisión dramática en cuanto a nuevas restricciones; por el contrario, fuentes del Panal indican que se buscarán sostener las medidas del esquema de aperturas que rige actualmente. Lo que no quiere decir, aclaran, que llegado el momento y por un periodo determinado si fuera necesario, Córdoba restringirá aún más.

Por lo pronto, la idea es evaluar y estudiar disposiciones en función a la realidad de cada región o departamento. Así como en San Justo, por ejemplo, uno de los más complicados, sus intendentes se pusieron de acuerdo para avanzar con mayores restricciones a las propuestas por el gobernador para intentar desacelerar el crecimiento de los contagios, la hoja a seguir dependerá de las situaciones de cada región. Como se sabe, la pandemia no golpea de manera homogénea sobre todo el territorio cordobés, por lo que desde el Panal consideran justo y eficaz, ir avanzando de manera focalizada, más allá de que obviamente habrá una normativa general para toda la provincia.