Una “postal” de Río Cuarto encendió debate en PJ local

Por Gabriel Marclé

El pasado viernes comenzó a circular por redes un llamativo material audiovisual titulado “Destino Río Cuarto”. En el corto video, de aproximadamente un minuto y medio de duración, se observaba a la ciudad como pocas veces se la había visto: un destino turístico a la altura del turismo de categoría. Claro que, para muchos, esa no era la ciudad que el vecino típico observa en su cotidianeidad. Al menos así lo marcaron desde varios sectores, especialmente del peronismo, desconfiados de las intenciones políticas detrás de la publicación.

El video se viralizó primero en redes sociales a través del posteo que el Gobierno de Río Cuarto realizó en la siesta del viernes, pero luego se encendió el debate entre los integrantes del PJ local que opinaron de video en grupos cerrados de Whatsapp. ¿Cuáles eran los motivos de su lanzamiento? ¿Quién había orquestado semejante difusión y por qué en este momento en particular? Entre críticas y alabanzas, el foco parecía puesto en la figura política detrás de esta acción. ¿Juan Manuel Llamosas? No. Agustín Calleri, secretario de Deportes y Turismo.

Entre suspicacias, el Ejecutivo salió a aclarar que la difusión del video se realizaba en el marco de un certamen nacional vinculado a la actividad turística. “Había que presentarlo de acuerdo al cronograma de este programa nacional”, indicaba un integrante de la gestión respecto a la participación de Río Cuarto en el “Reencontrarse”, plan que surgió con el objetivo de reactivar el turismo de reuniones en todo el país. Otra vez, la mesa chica municipal explicaba que el momento elegido no dependía de ellos, pero la discusión ya estaba instalada.

Los comentarios dentro del peronismo fueron los que mayormente llamaron la atención, algunos desentendidos de la estrategia turística que rápidamente vincularon las imágenes con los objetivos políticos del Ejecutivo y de actores en concreto, como el propio ex tenista. Algunos mas benévolos, dialogaban sobre la importancia de recuperar aquella porción del electorado que podía verse reflejada en el video; pero la mayoría crítica destacaba los errores del recorte realizado. Eso sí, todos mostraron su atención con el juego político alrededor del spot, con miras al futuro del PJ local en el 2024.

“Es otra ciudad”

Lo primero que llamó la atención tanto de la ciudadanía como de la comunidad política fueron los lugares elegidos para mostrar a la ciudad. “Lejos de un buen potrero en las Delicias, la popular Pizza Nostra, el bar de Julio en la Galería, el Bimaco y la UNRC”, polemizaba un dirigente justicialista minutos después de reproducir el video. El principal problema de muchos tenía que ver con que lo que se vio “es otra ciudad”.

Las imágenes mechadas a lo largo del spot variaban entre bares, una universidad privada, muestras de museo, el campo, las industrias, los barrios privados de la periferia y algunos pocos vistazos del Puente Bicentenario. Ni siquiera la popular Plaza Roca pasó el corte, junto con otros tantos espacios icónicos de la ciudad, algo que remarcaron las voces críticas consultadas por Alfil.

Para la porción del PJ más vinculado a la militancia barrial, el spot mostraba la verdadera cara de lo que llaman “el peronismo concheto” que “sesga el verdadero Río Cuarto y confunde progreso con la edificación de torres”. Fueron estos grupos del llamado “peronismo popular” los que estallaron de bronca contra el video y sus creadores. Sin embargo, los cuestionamientos circulaban por vía interna y no llegaron directamente al intendente.

“¿A usted le parece que en medio de la segunda ola estemos vendiendo esto?”, expresaba otro de los nombres cercanos al llamosismo respecto al timing de la publicación. Es por eso que, fuera de la temporada turísticas, el video se presenta como algo más que un spot publicitario para el turismo por el Imperio. “Así empiezan las campañas”, suscribía un analista político.

Un proyecto de ciudad

Más allá de esas críticas, también surgía la lectura política de quienes observaron los aspectos positivos de la muestra e insistían en la oportunidad de hablarle a los sectores que el oficialismo no había podido seducir durante el paso previo a las elecciones del 2020. El campo, los privados, la industria y aquellos sectores que se localizan en los countries; todos ellos tuvieron un lugar estelar en la “marca ciudad” diagramada en el video.

“Nuestra ciudad es pura transformación, con caminos por tierra y cielo para conquistar nuestros sueños, para acortar distancias entre la urbe y el campo”, reza la voz en off que conduce el material, una muestra clara del rumbo que comienza a tomar una visión particular de la ciudad. Pero esa voz no vino de Llamosas ni de la mesa chica municipal, sino de un área que comienza a tomar un rol de trascendencia en la gestión. De hecho, la secretaría viene trabajando fuerte y mostrando cada vez más su sello; Llamosas sirve y Calleri devuelve la pelota.

Aun así, la representación del PJ local tenía mucho por decir sobre el video que parecía llevar la firma del ex diputado en cuestión, un actor que parece mejor representado por los sectores destacados en la difundida publicación. Lo que no muchos se atreven a decir es que a través del funcionario se mueven los hilos de una renovación interna que posa sus ojos en el 2024, el cierre del ciclo Llamosas.

Es por eso que estas acciones distan de la ingenuidad de un video presentado para reactivar el turismo cuando la temporada ya terminó, pero que no puede ocultar la impronta de un proyecto político que se construye de a poco, pero a paso firme. “Con esto le confirmo que él quiere ser candidato y que ahora sí arrancó la carrera por la Municipalidad”, lanzó el longevo dirigente del PJ, quien vaticina “una interna feroz” para los años que vendrán. Falta, pero no tanto.

Son más de 100 las cámaras instaladas en la ciudad

El Intendente Juan Manuel Llamosas, junto con la nueva presidenta del Ente de Prevención Ciudadana y Gestión Ambiental Cecilia Márquez, recorrieron el pasado viernes la Central de Monitoreo que funciona en esas instalaciones. También participaron de la visita el Secretario de Servicios Públicos Marcelo Bressan y el Directorio del Ente. En el lugar, el intendente Llamosas expresó que “la Central de Monitoreo es una política de Estado” y la destacó como “algo inédito” para la ciudad de Río Cuarto desde su creación en 2017.

Con la incorporación de 14 nuevas cámaras ya son más de 100 los domos que monitorean toda la ciudad, y que permiten más de 800 intervenciones mensuales por parte la policía en diversos delitos. Al respecto, Cecilia Marquez subrayó que “son una herramienta potente” para el control y la prevención que pretende implementar durante su gestión.

“Contar con cámaras de seguridad que funcionan todos los días las 24 horas, complementando y trabajando en articulación con la Policía de la Provincia, permite disuadir, accionar y prevenir el delito en la ciudad”, aseguró Llamosas y añadió: “Es un esfuerzo importante que realiza el municipio, con 30 personas que rotan en turnos de 6 horas para colaborar con la seguridad ciudadana junto al EPU”.