En UCR resurgió la batalla judicial; apeló Convergencia

El oficialismo reclama un delegado más al Comité Nacional

Por Alejandro Moreno

La alianza Convergencia sorprendió al pedir la apelación ante la Cámara Nacional Electoral el fallo del juez federal Ricardo Bustos Fierro, que modificara las proclamaciones que, primero, había establecido la Junta Electoral de la Unión Cívica Radical.

Los apoderados de la lista impulsada por Ramón Mestre, Mario Negri, Dante Rossi y Sergio Piguillem, y que llevó a la presidencia del Comité Central a Marcos Carasso, y a la titularidad del Comité Capital a Diego Mestre, consideraron que Bustos Fierro resolvió de tal manera que perjudicó al oficialismo en el reparto de cargos.

Lo que más parece interesar a Convergencia es la distribución de los delegados al Comité Nacional. La Junta Electoral, con mayoría oficialista, había proclamado tres delegados de Convergencia y uno de Sumar, y frente a la apelación de los opositores, Bustos Fierro consideró correcto otorgar dos para cada uno.

Las elecciones internas del 14 de marzo concluyeron con la victoria de Convergencia por 51,58 % a 48,41 %, por lo que la distribución proporcional D’Hont sostiene que los delegados deben repartirse en partes iguales. Pero los apoderados del oficialismo entienden que debe aplicarse una “cláusula de gobernabilidad” que garantice el 51 % al ganador, y ese porcentaje solo podría alcanzarse con tres delegados para la lista con más votos.

Para la Junta Electoral, los delegados deben ser Ramón Mestre, Sofía Aguad, Luis Caronni y Soledad Carrizo. Aguad es, de los cuatro, la única representante de Sumar.

Bustos Fierro corrigió esa proclamación porque entendió que al aplicar el sistema proporcional los delegados electos fueron: Ramón Mestre, Marcos Ferrer, Soledad Carrizo y Sofía Aguad. Acá, el mestrismo tiene dos delegados (Mestre y Carrizo) y Sumar dos (Ferrer y Aguad).

La presentación de Convergencia recuerda que el artículo 70 de la Carta Orgánica establece que “los delegados a los cuerpos nacionales de la Unión Cívica Radical, serán elegidos por el voto directo de los afiliados conforme el padrón provincial partidario y los candidatos deberán reunir los requisitos exigidos por la Carta Orgánica Nacional”. “La distribución de los cargos se efectuará de acuerdo al artículo 102 teniendo como piso para la adjudicación de cargos el porcentaje previsto en el artículo 110 de esta Carta Orgánica y respetando el cupo por género”, continúa.

“El artículo 102 –precisa-, establece como sistema de orden, el sistema D’Hont. El artículo 110, fija el porcentaje base del 15 % de los votos emitidos, para ingresar en la distribución de cargos”.

Para los apoderados oficialistas, “no puede dejarse de aplicar el artículo 111 donde se determina que “la lista ganadora lleva la mitad más uno (51 %) de los cargos, por ser parte de un sistema electoral mixto, aprobado por el Congreso Provincial y no cuestionado dentro del partido por la Alianza Sumar antes de la elección; por el contrario aceptó competer dentro de dicho sistema electoral”.

Además, sostienen que “no significa que no existe representación de las minorías y menos aún una representación democrática, en cuanto el sistema electoral elegido por la COP, es mixto, con una cláusula de gobernabilidad a la mayoría, tal como está dispuesta en innumerables constituciones provinciales y cartas orgánicas municipales”.

En el Comité Central, por ejemplo, Convergencia tiene 10 integrantes contra 8 de Sumar, lo que cumpliría la mitad más uno, pero descontando el presidente y los dos vices, de los 15 secretarios 7 serían de Convergencia y 8 de Sumar. Los oficialistas quieren que la gobernabilidad se aplique sobre los secretarios y no sobre el total de los miembros.

Según los oficialistas, no corresponde atender a que el artículo 3 de la Carta Orgánica, al que remite el artículo 110 hace referencia a los miembros del Congreso Provincial, el Comité Central de la Provincia, los comités departamentales, los comités de circuito y los comités de sub-circuitos, sin mencionar a los delegados al Comité Nacional.

Asimismo, los apoderados de Convergencia cuestionaron el reparto de secretarías en los Comités Central y Capital, insistiendo con una aplicación incorrecta de la cláusula de gobernabilidad. Para ellos, Bustos Fierro hizo una “distribución errónea y arbitraria” que perjudicó a la lista ganadora “al proclamar un secretario menos titular y un secretario menos suplente. “Esta alianza Convergencia, a pesar de haber ganado la elección, cuente con menos secretarios en el Comité Provincia y menos en el Comité del departamento Capital”.