Enroque Corto Río Cuarto

Por Gabriel Marclé y Julieta Fernández

Lujan se lanza

Desde las líneas de la Unión Cívica Radical, el informante le comentaba al periodista sobre la repercusión generada por un particular lanzamiento.

Informante: No sé si le interesa, pero le cuento que se lanzó un nuevo centro de estudios. Estará dirigido por un referente del radicalismo.

Periodista: ¿Ah sí? ¿Quién?

I: Gonzalo Lujan. Se llama “Pensamos Río Cuarto.

P: Mire usted. ¿Centro de estudios dijo?

I: Sí, aunque me parece más un eufemismo para “plataforma de campaña” (Risas)

P: ¿Por la intendencia? Falta rato para el 2024.

I: Queda mucho tiempo, pero el muchacho quiere ser intendente, pelear en la interna como lo hizo el año pasado. Con esto se estaría lanzando, aunque todavía no oficialmente.

P: Qué forma particular de hacerlo…

I: Algunos escriben libros, otros inauguran fundaciones y Lujan lanzó un centro de estudios. Es una táctica bastante utilizada, pero le aseguro que tiene el fin de posicionarlo como actor fuerte de la política local, ponerlo en la mente del electorado. Un centro de estudios le puede servir para diagnosticar la ciudad y armar de a poquito su proyecto. De hecho, ya están sacando algunas encuestas que vienen haciendo.

P: ¿De qué tema?

I: Actividad comercial, empleo informal, horario de apertura.

P: Vi algo por ahí. ¿Puede ser?

I: Seguro. Ya se están moviendo por redes sociales con los datos de las encuestas. Me parece que también quiere generar un poco de incomodidad entre los suyos.

P: ¿Entre quienes?

I: Lujan proviene de una línea política diferente a la que compitió en las últimas elecciones. Quiere marcar presencia porque hay otros que están utilizando la misma estrategia.

P: ¿Hay más centros de estudios?

I: Por lo menos dos, aunque la otra es más una consultora fundada por gente de “La 30 de octubre”. Por lo que me cuentan, ellos también se van a empezar a mover. Otro capítulo más de la interna radical.

 

 

Controlando a los papis

El dirigente político se dirigía al periodista para contarle sobre una situación que advirtió en la puerta de ingreso de un colegio céntrico.

Dirigente Político: Parece que en la Municipalidad siguen de cerca al Alfil.

Periodista: ¿Por?

D P: El otro día leí que trataron el tema de los padres que buscan a sus hijos en el colegio.

P: ¡Ah, sí! Nos comentaban sobre la cantidad de gente que se junta en esos lugares y no cumplen con las medidas sanitarias.

D P: Por eso le digo que en la Municipalidad lo deben haber leído porque esta mañana pase por uno de los colegios y había gente controlando que se respete la distancia social y el uso de barbijos. Acción y reacción.

P: Mire usted. En buena hora.

D P: Pregunté y me contaron que son gente de la subsecretaría de educación. Es más, creo que vi a la nueva encargada del área.

P: Seguro. Ya deben estar bien activos en ese tema.

D P: Y está bien que sigan así. Si los colegios permanecen abiertos por lo menos hay que garantizar seguridad sanitaria. Eso sí, n le exijamos a los pibes que se cuiden dentro de las aulas nada más, sino también afuera.

P: Algunos padres no estarían dando un buen ejemplo.

D P: Ahora, qué bajo caemos si después de un año con este bicho todavía los tienen que andar controlando como chicos. Se juntan como ganado en el corral y después abrazan a los hijos pero tampoco frenan las reuniones sociales. Tengo entendido que están aumentando los casos en niños y adolescentes, que antes no se contagiaban. Eso es nuevo, pero no todos lo saben. Si no se cuidan todos, van a empezar a cerrar los colegios. Se lo firmo.

 

 

JR: Sigue la bronca

En la edición anterior, Alfil daba cuenta del enojo de parte de la Juventud de Sumar por la asunción de las autoridades de Convergencia sin una previa proclamación de la Junta Electoral. Los jóvenes de Sumar se habían pronunciado en rechazo a la asunción. Un informante de Sumar se comunicó con un informante.

Informante Sumar: No sabe lo que pasó con la asunción de las autoridades de la JR.

Periodista: Sé que los jóvenes de su espacio habían lanzado un documento.

I S: Bueno, usted sabrá que la asunción fue semi presencial. La mayoría estaba participando vía Zoom. Cuando vieron que estaba por asumir la flamante presidenta de la JR, algunos integrantes de Sumar comenzaron a plantear sus disidencias.

P: Debe haber estado fuerte la cosa…

I S: ¡Si no los hubieran echado de la reunión!

P: ¿Cómo es eso?

I S: Así como lo escucha. Eliminaron a varios jóvenes de Sumar que planteaban su desacuerdo con la asunción de las autoridades de la JR. Fue bastante anti democrático y más si hablamos de la asunción de autoridades del partido. Todos se cuelgan del discurso de la renovación…

P: ¿Y quién podía “echar” a miembros del Zoom?

I S: Lo manejaba gente de Convergencia, según me dijeron. Espero que los jóvenes puedan dialogar y llegar a buen puerto. Hace unas semanas parecía que lo estaban haciendo. Si ya arrancamos así, ¿qué esperanza nos da para el futuro del partido?

P: Tampoco habría que tirarle todo el fardo a los jóvenes…

I S: Coincido, pero uno espera que ellos sean mejores que lo que ya hemos visto en el partido. Muchas veces hemos dejado bastante que desear…

 

 

Corrección política

La presencialidad en las escuelas ha sido eje de discusión en los distintos niveles del Estado. El discurso predominante apunta a llevar tranquilidad de que las clases presenciales se mantendrían y argumentan que los contagios de covid-19 serían “casos puntuales en algunas burbujas”. Hacia dentro de los gremios, el debate no habría llegado a su punto más álgido. Al menos así lo expresó un docente que dialogó con la cronista.

Periodista: ¿Qué se dice hacia dentro de los gremios sobre la presencialidad en la ciudad? Entiendo que, por el momento, no habría restricciones…

Docente: No hay demasiado debate al respecto. En UEPC, el oficialismo tiene abrumadora mayoría. Hasta que el debate no les sea conveniente a ellos, no habrá tal instancia…

P: Pero hay posicionamientos que se han hecho públicos…

D: En distintas ciudades de tres departamentos se determinó la suspensión de la presencialidad. En un comunicado dieron a entender que no se puede sostener la presencialidad a cualquier costo porque sería “pura especulación política” pero parece que el reclamo ha quedado solo en eso. Yo creo que, si los contagios siguen aumentando, las clases presenciales se van a suspender. Parece inevitable.

P: No sé si algún gremio lo ha planteado de esa manera, ¿hay algo de corrección política ahí?

D: Quizás. Pero el gobierno será quien defina y la conducción de UEPC estaría evitando conflictos.