Macri no cede: “el escenario cambió” y juega todo por Santos

El macrismo pone a disposición del candidato a senador del expresidente todos sus equipos y minimiza los movimientos de los aliados. Desde las canteras del exministro piden anteponer “los intereses colectivos por sobre los personales”.

Por Yanina Passero
[email protected]

“El escenario no es el de 2019”, esta es la escueta justificación del PRO nacional para ratificar el all in por Gustavo Santos, el exministro de Turismo de la Nación de Mauricio Macri y futuro candidato a senador por el espacio amarillo en 2021 y a gobernador en 2023.

Rápidamente, son varios los elementos que sobresalen. El más evidente, Juntos por el Cambio se reconfigura desde la oposición, con la ambición confesa del PRO de encarar un proyecto propio para disputar el gobierno de la Provincia, sin Juan Schiaretti como gran elector. Otro factor que no puede pasar desadvertido y que explica la premisa anterior es el fastidio de Macri con los aliados y de apostar a referentes que hoy operan para otros líderes.

La definición tajante –al menos por ahora en la previa de las negociaciones electorales- es una respuesta a las reacciones que generó la comprobación de que Santos es el hombre del fundador del PRO para las próximas escalas electorales, a nivel nacional y local. Por caso, el radical Mario Negri y Héctor Baldassi se tomaron una foto el viernes pasado que subieron a las redes, manifestando su preocupación por las restricciones sanitarias que ordenó el presidente Alberto Fernández y la suspensión de la presencialidad en las escuelas.

En el arco de la coalición leyeron el registro gráfico como una respuesta a la centralidad que ocupa Santos en el escenario, aunque del lado de los protagonistas descartaron ese tipo de lectura. Desde el negrismo explicaron que existe entre los dirigentes un excelente diálogo y destacaron el reconocimiento del radical para con el exárbitro, hoy en los márgenes de los planes de su mentor. En el macrismo local, con ironía se preguntaban: “Mario, ¿solidario con Baldassi?” o “Mario, ¿solidario?”, disparaban otros.

Si fue una respuesta al protagonismo de Santos o un reconocimiento de Negri al valor de Baldassi en la coalición, el tiempo lo dirá. Lo cierto es que desde el bunker del candidato a todo de Macri no recogen el guante y piden por el diálogo y unidad del espacio.

“El acercamiento entre dos dirigentes que además son diputados nacionales juntos desde hace ocho años es algo natural. Además, integraron la fórmula a gobernador y vice en 2019, contra Mestre-Briner y Schiaretti-Calvo, entre otros”, recuerdan desde el entorno de Santos.

“Santos habla con todos los dirigentes del espacio y aún con aquellos otros que sin serlo tienen un profundo compromiso republicano y aceptan irrestrictamente la constitución nacional. Debemos entender que el riesgo para Argentina y para Córdoba es el avance de la autocracia populista y autoritaria que representa el kirchnerismo”, continúan desde las canteras del experto en turismo.

Santos es el responsable de bajar el mensaje que Macri da a los suyos: pedirá la unidad pero él será quien lidere. “Debemos estar unidos. Los intereses deben ser colectivos por sobre los personales. Aquella división de 2019 que fragmentó a nuestro espacio está todavía fresca en la conciencia de la sociedad cordobesa. Se debe demostrar que se aprendió algo de aquella lección”, indican las mismas fuentes en respuesta a las repercusiones que generó la nueva responsabilidad que le asignan los popes del PRO.