Inflación de marzo sulfura a gremios universitarios

El dato publicado por el Indec provocaría un endurecimiento de las posiciones gremiales en la negociación salarial con el Gobierno nacional.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio a conocer el jueves que la inflación del mes de marzo fue de un 4,8 por ciento, el valor más alto desde que Alberto Fernández ocupa el sillón principal de la Casa Rosada.

Este dato revalidó la disconformidad de los gremios docentes con la oferta salarial que presentó el Gobierno nacional en la reunión mantenida el pasado 7 de abril. Lo que ya parecía una muy pobre propuesta, se volvió inaceptable.

En dicha reunión, el ministerio que encabeza Nicolás Trotta propuso una serie de ocho aumentos escalonados entre abril de este año y febrero del 2022, totalizando 33 puntos porcentuales. La propuesta dejaba afuera la posibilidad de revisar dichos porcentajes a la luz de la evolución del proceso inflacionario.

Ni los porcentajes ni la metodología convencieron a los gremios, los cuales reclaman un piso del 35 por ciento de aumento, y revisiones periódicas para evitar que continúe la pérdida de poder adquisitivo que se viene registrando a lo largo de la presidencia de Fernández.

El dato de la inflación de marzo agrava el descontento. La inflación acumulada de enero y febrero fue del 7,74 por ciento, lo que permitía proyectar un 56 por ciento hasta el final del año. El 4,8 por ciento de marzo eleva esa proyección hasta el 63 por ciento, casi el doble de la propuesta de incrementos salariales del Gobierno nacional.

El Gobierno se había comprometido a presentar una propuesta revisada durante la semana pasada. Sin embargo, la propuesta nunca llegó y la atención del Ministerio se centró en la batalla que el Gobierno está librando contra la educación presencial en la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense.

Conadu Histórica excluida (y Adiuc se solidariza)

La presentación de una propuesta salarial que no alcanzaba los mínimos ya reclamados por los gremios no fue la acción más polémica por parte del Gobierno nacional en la paritaria universitaria. Al podio lo encabezó la exclusión deliberada de la Conadu Histórica de la reunión en la que se presentó la propuesta.

Conadu Histórica es una de las dos federaciones gremiales más grandes y representativas de la docencia universitaria, y se caracteriza por mantener una actitud independiente del kirchnerismo. Esto contrasta con el resto de las federaciones, cuyas conducciones se alinean de manera explícita con el espacio político que conduce el Ejecutivo nacional.

La ausencia de Conadu Histórica fue fundamentada desde el Ministerio por el paro de actividades que estaba llevando adelante ese día la central gremial. Por ello, el gesto del Gobierno fue tomado como un intento de amedrentamiento hacia posiciones no oficialistas.

Desde Córdoba, Conadu Histórica recibió la solidaridad de Adiuc, el gremio de los profesores de la Casa de Trejo, en un comunicado en su web. “Desde ADIUC rechazamos la decisión del gobierno de excluir de la reunión a los paritarios de la Conadu Histórica, en una decisión que viola los derechos sindicales. A su vez exigimos al gobierno que cumpla con su palabra y realice una oferta de aumento salarial que permita comenzar un proceso de recomposición del salario deteriorado por la inflación, y que incluya una cláusula de revisión antes de fin de año”, reza el texto.

Si bien Adiuc está afiliada a Conadu, mantiene diferencias con la conducción nacional de su federación.