¿Odontología obligada a mantener a profesor acusado?

El Consejo Directivo prorrogó interinamente a Luis Olmedo en su cargo de profesor titular. Alegan hacerlo para mantener abierta la investigación sumaria en su contra.

Una nueva ola de polémica inundó la Facultad de Odontología de la UNC la semana pasada, al viralizarse el orden del día de su Consejo Directivo correspondiente a la sesión del jueves 7 de abril.

Allí, el punto 14 consistía en un proyecto de resolución para “mantener al Dr. Luis A. Olmedo la designación de su cargo de Profesor Titular”, en referencia al docente de la cátedra A de Microbiología e Inmunología.

Este profesor fue acusado el año pasado de extorsionar a sus estudiantes, obligándolos a pagar un curso paralelo en una academia privada de su propiedad para aprobar la materia en la Facultad. A raíz de la investigación que el fiscal federal Maximiliano Hairabedian lleva adelante, Olmedo fue detenido el pasado 23 de septiembre de 2020. Hoy, al tratarse de una persona de riesgo en el contexto de pandemia, se encuentra con arresto domiciliario.

Las acusaciones y posterior detención de Olmedo redundaron en que la decana Mirta Lutri resolviese abrir una investigación interna a través de un sumario administrativo y suspender preventiva del docente de su cargo, para evitar así que mantuviese contacto con sus víctimas y/o denunciantes.

El sumario administrativo continúa abierto y la situación de Olmedo no se ha modificado desde la detención, por lo que el Consejo Directivo se ve obligado ahora a aplicar la resolución 1795/2018 del Consejo Superior. Esta normativa establece que en los casos en que exista una investigación sumarial abierta, no debe extinguirse el vínculo con el agente docente o no docente que está siendo investigado.

La lógica detrás de esta normativa, aprobada en base a un proyecto que en su momento presentó la Facultad de Psicología, es que si el vínculo laboral se extingue, la investigación puede entorpecerse y las eventuales sanciones volverse abstractas.

Además, Olmedo se encuentra dentro del plazo de 18 meses en los que, de acuerdo al convenio colectivo de trabajo local de los docentes y contados desde que el profesor cumple 69 años, la Universidad debe mantener la relación de empleo.

Todo esto llevó a que el Consejo Directivo se viese obligado a mantener interinamente a Olmedo en el cargo de profesor, a pesar de que se encuentra suspendido y sin percibir salario alguno.

Desde la Facultad expresaron que “el mantenimiento del cargo es una cuestión meramente formal, que de ningún modo implica la vuelta al aula (presencial ni virtual) del Docente imputado y que debe entenderse en el marco de los derechos laborales reconocidos en nuestra Constitución Nacional (Art. 14 bis) y al amparo del principio de inocencia (Art. 18 CN), ya que el docente no ha sido aún objeto de condena judicial ni disciplinaria”.