Enroque Corto Río Cuarto

Por Gabriel Marclé y Julieta Fernández

Buscando a Almada

El dirigente opositor se acercaba al periodista con una duda concreta sobre el paradero del doctor Diego Almada, quien supo ser la estrella del COE provincial hasta que estuvo inmerso en la polémica por el “médico trucho” que se infiltró en la estrategia sanitaria de Córdoba.

Dirigente Opositor: A ver si me puede ayudar con algo. ¿Se sabe qué fue de Diego Almada, “el cazador de virus”? Se perdió ese muchacho.

Periodista: La verdad que no sabría responderle. Después de lo que pasó con el médico falso que lo acompañaba, desapareció.

D O: Queda la sensación de que lo mandaron a guardar por ese tema. Raro, porque era el hombre fuerte de la pandemia, elegido y elogiado por Schiaretti. A ver si lo googleo…

P: ¿Encontró algo?

D O: Acá veo que hace unas semanas dio una nota en Jesús María. Lo presentan como referente del COE Central y colaborador del COE Jesús María.

P: Claro, él es de esos pagos.

D O: Entonces no quedan dudas. Lo mandaron a casa.

P: Es lógico, quedó muy expuesto.

D O: La gente también quedó expuesta a un médico trucho mientras él estaba a cargo del COE en Río Cuarto. No nos olvidemos de eso. Yo me pregunto qué hace trabajando en el COE todavía. Debe ser bueno en serio.

P: De todas maneras, no sé si se dio cuenta, pero ¿no le parece que ya quedó viejo el tema?

D O: Porque se ocuparon de que sea así. Pero a Almada le soltaron la mano. Lo tenían como el héroe de la pandemia, fue uno de los más involucrados y mejor valorados del equipo sanitario, pero cuando pasó lo de Martín se borraron rápido.

P: No se iban a manchar con Almada. Si hasta lo citaron en la Justicia.

D.O: Claro. Acá en Río Cuarto lo deben odiar, imagino. Se mandaron el furcio moco y se fueron. Total… le dejaron el lío a Llamosas.

P: Puede ser. Ahora están acomodando el COE para que no les vuelva a pasar algo así.

D.O: No estaría de más que terminen de aclarar por qué todos siguen como si nada hubiera pasado. Ferrario, Stefanini, Perez Villareal, el mismo Llamosas. Me parece que andamos buscando a Almada, pero todos están un poco perdidos.

 

 

Que no falten los médicos

El periodista se topaba con la manifestación de los trabajadores de un sanatorio local, quienes reclamaban por cuestiones salariales. En diálogo con uno de los representantes del sector, este revelaba sobre las dificultades que se podrían venir en el peor momento de la pandemia.

Periodista: ¿Otra vez con problemas de pago?

Informante: Son terribles. Nos vienen adeudando dinero, pero se siente más en estos tiempos. Dicen que el PAMI no está pasando lo que debe y la terminamos pagando nosotros.

P: Leí que hay varios sectores de la salud que están complicados con el PAMI.

I: No sé qué pasa con la administración, pero se juntan los problemas. Los anestesistas anunciaron que van a atender de forma particular a los afiliados del PAMI porque no hubo acuerdo con las clínicas y la obra social del Estado. Me dicen que los médicos de cabecera están cerca de tomar la misma decisión.

P: ¡Apa! Está complicada la cosa.

I: Si, es algo que se está empezando a gestar. Médicos inconformes, enfermeros mal pagos, sanatorios sin insumos y una ola de contagios que se viene con todo. Si no tienen la capacidad de cerrar acuerdos en el momento que más necesitamos de la salud, se tienen que ir. Es cuestión de plata, ya lo sé. Pero la salud es lo más importante. Que nos falten los médicos en medio de la pandemia sería el colmo.

 

 

En terreno productivo

El acercamiento al ámbito empresarial está a la orden del día. En este caso, tanto el bloque oficialista como las dos fuerzas opositoras del Concejo, participaron de una reunión con directivos de la etalonera local. Mientras se vacía el reloj de arena para el vencimiento de la Ley de Biocombustibles, los ediles de Hacemos por Córdoba y Juntos por Río Cuarto habrían encontrado un punto en común. La cronista recibió un mensaje de un informante.

Informante: ¿Se acuerda que ayer hablábamos de la primera minoría recorriendo empresas? Parece que el acercamiento al sector es general…

Periodista: Sea más específico.

I: Concejales de las distintas bancadas se reunieron con directivos de Bio 4. Me pareció algo similar a lo que fue el operativo de vacunación. Los ediles mostrándose juntos en aquellas cuestiones en las que “no debiera ganar la grieta”.

P: Ya veo a qué apunta. Claramente se habló de la Ley de Biocombustibles…

I: Convengamos que en eso están bastante de acuerdo. No sé qué opinión tendrá la tercera fuerza pero al menos los otros dos espacios piden la prórroga de la ley.

P: Bueno, encontraron algo en lo que ponerse de acuerdo. Aunque el tema no sea exclusivamente de envergadura local.

I: Nadie niega la importancia de ese rubro en la ciudad y en cuanto a puestos de trabajo pero no deja de leerse en clave “oportunista” cuando hay tirones entre Provincia y Nación por este tema.

 

 

Polisemia de la imagen

Una imagen puede tener múltiples lecturas. Un claro ejemplo es la fotografía que compartió un funcionario municipal en sus redes sociales. Pablo Antonetti, secretario de Economía, es un aficionado de la fotografía y capturó una imagen de dos cadetes pertenecientes a dos grandes empresas de delivery. El epígrafe que acompañaba la foto decía: “Sana competencia”. Un analista político le envió la foto a la cronista y recordó lo que había sucedido hace pocos años, cuando las empresas intentaban instalarse en la ciudad.

Analista político: Mire la fotografía que me llegó. Me hizo mucho ruido…

Periodista: Me puedo imaginar por qué. Lo escucho…  

A P: Por un lado, mi interpretación fue bastante distinta a la del secretario. Tiene derecho a hacer su lectura pero me parece que el sentido que imperaría en esa imagen es el de la precarización laboral que se le atribuye a esas empresas.

P: Es que se las ha asociado mucho a eso por las experiencias que relatan algunos trabajadores.

A P: Pero suponiendo que hubiese una cuestión de interpretaciones, no deja de hacerme ruido que la comparta un secretario que debería estar en contra de la precarización o al menos generando condiciones para que eso no ocurra. Pero además, él integra una gestión que estuvo en contra de que se instalen esas empresas…

P: ¡Cierto! Hasta habían intimado a una de ellas…

A P: ¿Se acuerda de (Marcelo) Bressán hablando del tema? En fin, me cuesta ver arte ahí, y creo que solo Prat Gay haría una lectura similar a la de Antonetti (risas). Pero bueno, el Municipio inicialmente se opuso a que esas empresas se instalen y ahora vemos a alguien del propio gabinete “romantizándolo”. La polisemia de la imagen, estimada. Y en política, todo comunica.