Nuevo Congreso UCR, en duda (alfonsinismo pide a Piguillem)

La elección de las autoridades 2021/23 está convocada para el sábado, pero si el juez Bustos Fierro no falla pronto, podría postergarse

Por Alejandro Moreno

El juez federal Ricardo Bustos Fierro sigue estudiando las impugnaciones presentadas contra el escrutinio realizado por la Junta Electoral de la UCR y, mientras no resuelve, se prolongan las indefiniciones en el partido.

El presidente del Comité Central proclamado por la mayoría oficialista de la Junta Electoral (o sea de la alianza negri-mestrista Convergencia), Marcos Carasso, tiene la cautela de no asomarse mucho en público, y hasta se ha visto privado de un acto festivo de asunción, porque el resultado no está firme. El partido no muestra, entonces, signos de vitalidad tras la interna.

La momentánea parálisis afecta también a la constitución del Congreso Provincial, que es el máximo organismo partidario porque se encarga, entre otras cuestiones, de aprobar o rechazar las alianzas electorales y, en casos extremos, hasta puede confeccionar las listas de candidatos.

En las elecciones internas del 14 de marzo se votaron los congresales, pero la Junta Electoral aún no los proclamó. Así, el llamado que dejó el presidente saliente del Congreso, Rodrigo de Loredo, para que los nuevos congresales sesionen el sábado 10 de abril está en riesgo de no concretarse. Ese día, deben elegir las nuevas autoridades, es decir los miembros de la Mesa Ejecutiva.

Si Bustos Fierro toma una resolución y la Junta Electoral proclama a los ganadores, entonces podría reunirse el Congreso, ya sea en forma presencial, en el salón Macario Carrizo de la planta baja de la Casa Radical, o por videoconferencia, teniendo en cuenta que muchos de los congresales pueden ser, por su edad, personas de riesgo frente al coronavirus.

Mientras tanto, los grupos van tomando posición. Ayer, los alfonsinistas de Identidad Radical y de Asamblea Radical propusieron a Sergio Piguillem como presidente del Congreso Provincial.

Piguillem, de Asamblea Radical, encabezó la boleta de congresales por la Capital en la lista Convergencia, la alianza que, además de los alfonsinistas, tuvo como socios a mestristas y a negristas.

“La UCR necesita avanzar en acuerdos con otros sectores políticos, económicos y sociales a los efectos de encabezar una alianza, que pretendemos sea a la cordobesa y sin anclajes nacionales, y que tenga en cuenta un programa de gobierno que vuelva a enamorar a los cordobeses”, afirmaron los alfonsinistas en un comunicado firmado por Dante Rossi, Martín Lucas y Lucrecia Cavanna (Identidad Radical) y Sergio Piguillem, Javier Varetto y Guadalupe Mias (Asamblea Radical).

“Para cumplir con ese objetivo –agregaron- hace falta fortaleza ideológica”.

Los alfonsinistas aseguraron que quieren “abandonar la grieta”. “Queremos desde Córdoba generar una alternativa que no tenga que optar entre el populismo gobernante ni la vuelta al pasado”, continuaron.

“Queremos un radicalismo pujante, que se plantee en serio la posibilidad de gobernar Córdoba y la Argentina”, concluyeron.

Sumar

El contrincante de Piguillem surgirá de las filas de Sumar. Según el acuerdo preelectoral de la coalición de deloredistas, angelocistas y ex mestristas, el candidato a la presidencia del Congreso debe surgir de las filas de la Línea Córdoba.

En ese sentido, aunque no lo confirmen en forma oficial, los ojos están puestos en Javier Fabre, quien fuera el candidato número 1 a congresal por la Capital en las internas de marzo.