Mutación de Comupro a liga política tensiona al PRO

El diputado Gabriel Frizza y el intendente de Salsipuedes, Marcelo Bustos, arman un nuevo partido político. El secretario del ente, Ignacio Sala, referenciado con Laura Rodríguez Machado, pidió independencia y no descartan la salida del espacio de gestión.

Por Yanina Passero

Los intendentes cobran protagonismo en años electorales. Los partidos de gobierno se muestran más atentos a las necesidades de sus hombres y mujeres de gestión. Los expedientes caminan y sus necesidades se ven, repentinamente, satisfechas. Antes de esto, es común que se ventilen reclamos o deudas pendientes con mayor insistencia. La regla aplica entre oficialistas y opositores. Más vacunas u obras, son algunas de las banderas que agitan los dirigentes con anclaje territorial cuando los tiempos de la campaña se acercan.

Estos jefes comunales conviven con el “utilitarismo”; también hay que decir que lo aprovechan porque entienden los juegos de la política. Ahora bien, hay algunos que quieren salir del ámbito estricto de la administración pública y arrojarse a la carrera electoral. Este es el sentido que impulsa al jefe de la Comupro, Marcelo “Pato” Bustos, a trabajar en la formación de una suerte de liga de intendentes que busque un lugar en la puja del 2023, como espacio independiente a Juntos por el Cambio.

El referente de Salsipuedes anticipó este plan a Alfil la semana pasada y adelantó que trabaja con varios de sus colegas de la Comupro. El jefe político del bloque de intendentes, Gabriel Frizza, ratificó la creación de un movimiento político, multipartidario, y prometió novedades para los próximos días.

Desde estas páginas, se había aventurado que el anuncio podía leerse en el marco de la interna del PRO en dos departamentos. Cabe recordar que el poder territorial de Frizza fue desafiado por el macrismo “duro” en el departamento Colón. Su candidato, el concejal de La Calera, Ariel Mealla, perdió por 39 votos la interna departamental contra Benjamín Buteler, un extrapartidario que aceptó la propuesta del think tank macrista, el G-25. El diputado no ocultó su malestar y apuntó directamente a la senadora Laura Rodríguez Machado y a Javier Pretto por anteponer sus proyectos personales a la búsqueda de consensos.

La hipótesis explicativa cobra fuerza. No debe sorprender, en ese marco, que la réplica al proyecto de Bustos de construir una liga con los miembros de la Comupro llegue de manos de Ignacio Sala, intendente de La Paisanita que responde directamente a Rodríguez Machado.

“Como secretario del Comupro, asumí el rol con responsabilidad, a pesar que tengo mi perfil político, nunca lo use para campaña partidaria. El ente tiene afinidad partidaria pero no dependencia partidaria; es un ente que agrupa varios municipios que apunta a facilitar la gestión y trabajar mancomunadamente”, afirmó Salas en diálogo con este medio.

Seguidamente, consideró necesario que cada uno de los miembros mantenga autonomía partidaria y se puso como ejemplo: “En mi caso particular tengo tres funciones. Como jefe comunal la prioridad son los vecinos. Como autoridad del Comupro es buscar estrategias para gestionar en la región o provincia en beneficio colectivo de los que conforman el foro; y como presidente departamental del PRO es cumplir con el armado y crecimiento del partido brindando una opción distinta, tanto construyendo referentes y/o posibles candidatos, como también estrategias como las alianzas electorales, etcétera”.

Para Sala, estas tres funciones no se deben mezclar. Esta será la postura que llevará hoy a la reunión que tendrán dirigentes de la Comupro para conciliar -si es que se puede- la intención de Bustos y Frizza de conseguir un sello y lanzar un nuevo partido; o la de Sala (como vocero del macrismo local) de mantener la liga ajena a cualquier tipo de experimento.

“El estatuto de Comupro no autoriza actividad política partidaria alguna; lo que hace que cualquier opinión política de algún miembro de la organización sea tomada como opinión personal de quien la dice, y no como opinión unánime del foro”, insistió.

No descartan dejar la liga si Frizza y Bustos avanzan con su armado independiente, pese a que el primero es afiliado al PRO.