Biocombustibles: Fracasó sesión y HpC asegura que no avalará reducción del corte

La oposición no llegó al quorum para iniciar el debate en Diputados para tratar la prórroga de la ley de Biocombustibles. Schiarettistas dicen que el oficialismo no quiso afectar al Senado, donde la extensión del plazo tiene media sanción.

El schiarettismo y Juntos por el Cambio no lograron el quorum para la sesión especial en la Cámara de Diputados destinada a tratar la prórroga de la Ley de Régimen de Promoción de Biocombustibles. Si bien Córdoba Federal tuvo asistencia completa, no sucedió lo mismo con el macrismo, que exhibió varias ausencias, sobre todo de los diputados de provincias patagónicas y petroleras (aunque tampoco estuvo el cordobés Luis Juez) Además, tampoco estuvo el bloque Unidad Federal para el Desarrollo, comandado por el mendocino José Luis Ramón, que al igual que los peronistas cordobeses integran el Interbloque Federal. De esta manera, la movida contó con 108 diputados en forma virtual y remota, sobre los 129 necesarios para el quorum. De haber jugado a full, entre JxC, Federales y aliados, podrían haber llegado a 126 legisladores, un numero que tampoco alcanzaba para llegar a la aprobación de la ley, que sin dictamen de comisión necesitaba dos tercios de los votos.

La unificación del pedido de sesión especial había sido producto del “trabajo en silencio” entre Mario Negri, jefe del Interbloque JpC, y el schiarettista Carlos Gutiérrez, según comentó el dirigente radical.

Para Córdoba Federal el fracaso de la reunión era previsible, pero eso no quita que la movida le haya sido útil para posicionarse políticamente “en defensa de los intereses productivos de Córdoba”.

El cordobés Paulo Cassinerio se quejó por la ausencia de los diputados del oficialismo en el recinto, teniendo en cuenta de que, en octubre del 2020, el Senado de la Nación aprobó la prórroga de la ley 26093 por cuatro años a partir del 12 de mayo del 2021. El diputado que responde a Alejandra Vigo consideró “llamativo” el cambio de parecer del Frente de Todos, que hoy apunta a que el negocio tenga un nuevo marco legal, toda vez que pasaron 15 años del régimen de promoción que sancionó la ley vigente para dar impulso a la industrialización de combustibles a base de maíz (bioetanol) y soja (biodiesel).

Cassinerio adelantó que Córdoba Federal no acompañará un proyecto nuevo de Biocombustibles que implique reducir el porcentaje de “combustibles verdes” con que se cortará las naftas tradicionales, que actualmente es del 12% para el bioetanol de maíz, y del 10% para el biodiesel de soja. “No vamos a apoyar un proyecto que reduzca el corte” señaló. Según un borrador no oficial que está circulando en despachos oficiales y empresariales, el corte pasaría al 7,5% y al 5% respectivamente, aunque con un porcentaje extra para el bioetanol producido por la caña de azúcar.

El dirigente destacó la generación de trabajo, valor agregado e ingresos que trae aparejado el negocio en la provincia, a lo que sumó la cuestión ambiental, y deslizó que el oficialismo especuló con la aprobación del Senado para “no afectar” a la cámara alta que conduce la vicepresidenta Cristina Kirchner.

En cualquier caso, ahora el gobierno nacional tendrá que resolver si avanza con el borrador que el lunes presentó el secretario de Energía, Darío Martínez, en la Cámara de Diputados, o si inicia una negociación con las provincias de la Región Centro para prorrogar la ley vigente un año más.