Caserio confirma candidatura y prepara campaña en Capital

El senador le dijo a los suyos que tiene la venia de Alberto y de Cristina Kirchner. Heredia, Riutort y Lobos, el tridente para caminar el territorio de Vigo.

Bettina Marengo

Mientras el Ministerio del Interior avanza con la licitación del escrutinio provisorio de las PASO, señal de que siguen en pie, aunque pueda haber un corrimiento de fecha, los dirigentes empiezan la precampaña, de cara al día D de las definiciones de listas y nombres. En el Frente de Todos, hasta nuevo aviso, se trabaja en la lista propia, aunque se admite que “llegado el caso, se verá”.

Esta semana, senador Carlos Caserio reunió a parte de su gente en un hotel de la zona norte de esta ciudad, con el propósito de organizar y trazar las líneas de la campaña, que comenzará en la Capital cordobesa, el territorio electoralmente más importante de la provincia. Varios están esperando la vacuna contra el Covid para iniciar los recorridos.

El dirigente de Punilla tiene la venia del presidente Alberto Fernández y de la vicepresidenta Cristina Kirchner para plantarse como candidato a senador nacional del Frente de Todos, y así se lo dijo a los suyos. Esto lo pone de punta con la diputada Alejandra Vigo, la candidata del gobernador Juan Schiaretti. Caserio justamente saldrá a caminar el espacio que Vigo comanda, como jefa del PJ Capital. Algo que en el peronismo viguista dicen que no preocupa, porque la entente Vigo-Martin Llayrora logró contener a todos los sectores del peronismo cuando arribó al poder municipal. Por lo pronto, a la diputada desde hace ya tiempo se la ve en todos los actos de la Provincia donde Schiaretti anuncie obras o iniciativas para la ciudad de Córdoba, así como en cuestiones vinculadas a temas de género.

Ayer, la concejala Olga Riutort, de Fuerza de la Gente, sostuvo en declaraciones al programa Realidad 2021 de Canal C que la postulación de Caserio como senador es “innegociable” y que, como Schiaretti no aceptará integrar la lista frentetodista, “habrá dos listas” del peronismo en Córdoba.

Riutort, el director ejecutivo de Pami Córdoba, Oscar Heredia, y el legislador provincial y exconcejal Héctor “Tito” Lobos, integran la primera línea del armado caserista en Capital, donde el espacio pondrá foco con prioridad. También están los gremialistas Juan Monserrat (Uepc) e Ilda Bustos (Gráficos). “Capital es lo más flojo y lo más complejo”, señalan. Por debajo de ellos organizan las seccionales.

En el interior, la mano derecha del senador es el legislador Rodrigo Rufeil, del departamento Colón (cuya designación como secretario de Transporte de la Nación es una incógnita), y la propia legisladora Mariana Caserio, de Punilla. Fuera de la Capital, el “caserismo” tiene una estructura de intendentes alineados con Alberto Fernández, aunque muchos compartidos con el secretario de Obras Públicas, Martin Gill, que hoy juega al equilibrio con el schiarettismo con miras al 2023.

Riutort aseguró que la candidatura de Caserio al Senado “no se negocia” en un momento donde arrecian los rumores sobre la estrategia del gobierno nacional en Córdoba para las elecciones de medio término.

La Casa Rosada quiere contar con mediciones propias de los posibles candidatos, antes de tomar una decisión. Para la nómina de Diputados, la diputada Gabriela Estevez, la otra pata del FdT en Córdoba, impulsa al actual titular del Observatorio de Derechos Humanos del Senado, Martín Fresneda, mientras que Pablo Carro es el nombre más cercano a Caserio. El nombre del diputado nacional Eduardo Fernández también suena en los pasillos nacionales. Todos van a ser medidos en los días próximos a pedido de Wado de Pedro, el interlocutor con Córdoba.

Sin la tensión de encabezar una lista (le quedan dos años más en la cámara baja), Estévez está abocada a poner en marcha la sede local del Instituto Patria, que la tiene como presidenta y a Fresneda como vice. Ambos se reunieron ayer con los coordinadores de trece de las comisiones que funcionarán en la organización, donde avanzaron en la planificación del trabajo para este año. El Patria es la apuesta de la jefa de La Cámpora en Córdoba este año, con el ojo puesto en el 2023, cuando cree que se producirá la unidad del peronismo cordobés.