Siciliano: “Gastamos menos del 50% de lo recaudado en salarios”

El secretario de Gobierno de la ciudad pasó por Alfil TV y analizó la marcha de la gestión municipal como los objetivos del próximo año. Descentralización, modernización y relación con el sindicato fueron los ejes de la charla.

Miguel Siciliano, secretario de Gobierno de la Municipalidad e integrante central de un gabinete concentrado en la gestión y reacio a hablar de política se ha convertido desde el inicio de la administración llaryorista en su principal portavoz, y tras el discurso inaugural de un nuevo ciclo legislativo en el Concejo Deliberante ofrecido la semana pasada por el intendente, pasó por los estudios de Canal 10 para desmenuzar el balance y los anuncios del Jefe Comunal.

Sobre la marcha de la descentralización municipal el funcionario aseguró que se está avanzando con firmeza, que la inversión realizada para dotar a los Centros de Participación Comunal de alguna capacidad operativa es sumamente importante y que la desconcentración de las Áreas Operativas se hará tanto con los empleados municipales como con quienes participan del programa de Servidores Urbanos.

En rigor, la participación de los “chalecos celestes” en el proceso de desconcentración operativa es un hecho desde hace tiempo, pero se desconocía hasta ahora si tal participación sería un medio empleado circunstancialmente para quebrar la resistencia del sindicato o si, en cambio, el peronismo imaginaba -como parece hacerlo- convertir tal colaboración en un elemento constante.

Respecto a los señalamientos de algunos sectores de la oposición que achacan al PJ haber engrosado las filas de este programa, Siciliano recordó que el mismo no fue creado por el peronismo, sino que data de 2007 y agregó, una vez más, que si hoy ha cobrado visibilidad es justamente porque sus beneficiarios hacen efectiva una contraprestación a la ciudad poniendo a disposición una fuerza de trabajo que la gestión dirige.

Preguntado por la implementación de la Habilitación Automática de Negocios que el intendente anunció el lunes pasado y por sus similitudes con la Ventanilla Única que el mestrismo sancionó en 2012 sin poder llevar a la práctica, el secretario de Gobierno buscó diferenciar ambas iniciativas poniendo de resalto que las Habilitaciones Online que impulsa la actual gestión incorpora en mayor medida los recursos tecnológicos, mientras que el proyecto anterior se focalizaba en dar impulso de oficio a las diferentes etapas del procedimiento. Aun así, el funcionario prefirió no abundar en este apartado.

Siciliano destacó además que la gestión liderada por Llaryora logró, durante su primer año, equilibrar las cuentas del municipio, no sólo renegociando la deuda en dólares contraída por su predecesor, sino también a través de la reducción de la jornada municipal, la implementación del régimen de retiro anticipado y el recorte de otros conceptos.

A raíz de esto, el entrevistado aseguró que actualmente la Municipalidad destina menos del 50 por ciento de sus ingresos al pago de salarios y destacó que esto constituye todo un hito para la ciudad, que a lo largo de las últimas dos décadas no ha conseguido lo mismo.

En cuanto a otro importante programa de la actual gestión, el de Promotores de Convivencia, Siciliano buscó dar por cerrado un debate que se abrió desde su implementación y que alimentó la resistencia que el Suoem hace de él, a saber, si estos letrados contratados por la ciudad bajo el régimen de monotributo pueden o no labrar actas e imponer sanciones.

El asunto no es menor, ya que podría implicar un duro golpe para el gremio municipal y, particularmente, para las Áreas de Inspectoría, que ya no podrían monopolizar las funciones de fiscalización e imposición de penalidades.

Aunque el peronismo siempre buscó presentar a los Promotores de Convivencia como oficiantes de las relaciones amistosas entre los vecinos o, llegado el caso, como resolutores de conflictos que buscarían evitar soluciones confrontativas, Siciliano aseguró que están facultados para imponer multas y cualquier otro tipo de sancionas, tal y como lo hacen los inspectores. Aun así cabe decir que, al momento, no lo hacen con habitualidad, y ha habido a lo largo de los últimos meses repetidas oportunidades en la que los propios directores de CPC se quejaron de esto.

En cuando al análisis político, escindido de los temas de gestión, el secretario de Gobierno prefirió eludir dar cualquier respuesta. Alegó que los equipos de gobierno conformados por Martín Llaryora se mantienen plenamente abocados a la gestión y aún no ha llegado el momento de pensar en términos estrictamente electorales para destacar, finalmente, que el municipio se mantiene firmemente alineado detrás del Centro Cívico, aunque eso no les impide trabajar en acuerdos colaborativos con la Nación.