Ser mujer y no morir en el intento

“ Honramos la vida y somos la voz de las mujeres que asesinó la violencia machista. Somos la compasión por sus hijos e hijas, familias y amistades. Somos el amor y respeto por todos los hombres que, desde ese mismo lugar, nos acompañan en esta vida “.

Por Dra. Griselda Lassaga*

Sentimientos encontrados:

Sin duda alguna, este 8 de marzo celebramos el camino recorrido y el cabildeo en la unión de todas para lograr nuestros derechos como mujeres, hoy más que nunca en un contexto volátil e incierto. Paralelamente, coexisten sentimientos encontrados.

Cómo ?!!!, SI !!, Porque al pensar que queremos respeto y diversidad, también debemos incluirnos a todas como diversas en nuestras opiniones culturales, políticas, sociales. En definitiva, somos un colectivo de humanas (no idénticas) transitando juntas.

Muchas iniciativas nos acompañan

Tan solo veamos lo que la Agenda 2030/ODS de Naciones Unidas nos muestra. A modo de descripción de los objetivos/claves, tenemos: el ODS 5: Igualdad de Género, ODS 10: Reducción de las desigualdades (diversidad), y el ODS 1: Fin de la Pobreza (feminización de la pobreza). Cada uno de estos objetivos se complementan con targets específicos e indicadores; pero muchos líderes y lideresas aún los desconocen.

Escuchándonos entre nosotras

Por eso, en SLADE Argentina tenemos la iniciativa del “Café Virtual”. En esta propuesta mensual que llevamos adelante durante los meses de abril a noviembre, nos encontramos tan solo por 60 minutos. Para escucharnos como mujeres de distintos países, ya que Slade es una red internacional de estrategia, y pertenecientes a múltiples sectores (empresarias, académicas, amas de casa, presidentas de cámaras de comercio, consultoras, reinas de belleza, emprendedoras, entre otras), para compartir momentos de historias personales y profesionales (balance trabajo-familia). De esta manera comprender como iniciativas tales como la Agenda 2030, ONU Mujeres, las Cámaras de Comercio lideradas por mujeres, constituyen un abanico de herramientas para potenciar el crecimiento y desarrollo femenino de unas y de otras.

Una de cal y una de arena

Las mujeres hemos cambiado, YA NO ES EL TEMA DE DEBATE !! El real debate es, si los hombres también lo han hecho. Consecuentemente, lograremos cocrear una cultura de integridad basada en valores que nos hacen realmente personas.

 

*_Dra. Griselda Lassaga – SLADE Argentina – Amartya – Universidad de Belgrano