Schiaretti: optimismo, guiño a empresarios, y new cordobesismo

El gobernador resaltó la robustez financiera de la provincia y defendió el modelo de gestión de su gobierno, al que comparó con la austeridad del hombre de campo. “Vamos a estar mejor que en 2020”, dijo. Confianza en la vacunación.

Por Bettina Marengo

El gobernador Juan Schiaretti destacó la obra pública realizada y proyectada por su gobierno, defendió la “robustez” de las finanzas provinciales, pese a la caída de los ingresos del año pasado, hizo fuertes guiños al empresariado y al sector productivo cordobés, y se mostró optimista sobre el futuro de la provincia y el país en la pospandemia, de la mano de la vacunación contra el Covid.

Fue en su intervención vía Zoom como invitado especial en el primer “Encuentro de trabajo” organizado por la Fundación Mediterránea, del que participaron unos 250 empresarios, funcionarios nacionales y dirigentes de distintos signos políticos.

“Vamos a estar mejor que en 2020, habrá reactivación”, dijo el mandatario provincial poniendo el foco en Córdoba, pero también en relación al país. Aunque no mencionó ni una vez al presidente Alberto Fernández, sostuvo que su gobierno mantiene “relaciones correctas” con la Nación que, según destacó, viene cumpliendo con los compromisos asumidos, como por ejemplo el pago de las cuotas del déficit de la Caja de Jubilaciones.

Schiaretti puso énfasis en mostrar los resultados positivos de lo que Hacemos por Córdoba bautizó “el modelo de gestión Córdoba”, al que comparó, en términos de “austeridad”, con el modelo de gestión de los productores del campo y de los empresarios en general.  Ese fue el sello de su discurso. Al iniciar, la presidenta de la Mediterránea, María Pía Astori, lo presentó como un “amigo de la Fundación y de casi todos los empresarios de Córdoba”. En cuanto al tono, se ubicó en las antípodas del mensaje duro del presidente Alberto Fernández del pasado 1 de marzo.

El gobernador dedicó gran parte de su discurso en enumerar la inversión en obra pública realizada entre 2015, cuando comenzó su segundo mandato, y 2023, cuando finalice el actual tercer período. “Son 8.010 millones de dólares en ocho años, más de mil millones al año. Dudo que otras provincias hayan invertido lo mismo”, se ufanó el jefe del Panal.

Entre las novedades, anunció la construcción de un segundo anillo de la Circunvalación para tránsito pesado. Schiaretti detalló gasoductos, acueductos y obras viales, pero se detuvo en la iniciativa público-privada para asfaltar los caminos secundarios y terciarios del interior provincial, a través del Consorcio Único. “La mesa de Enlace me trajo la idea del Brasil”, comentó. Para el jefe del Panal, esta experiencia es “una radiografía del modelo de gestión Córdoba” que también incluye participación del sector privado en el área de Ciencia y Tecnología y en la agencia ProCórdoba.

En línea con la defensa de los números de su gestión, destacó que, pese a la caída de los ingresos del 2020, la provincia mantuvo el “ahorro corriente”. Además, defendió el resultado de la renegociación de la deuda en dólares de la provincia, cerrada recientemente, que se logró “sin default” y con adhesión casi total de los acreedores. “Córdoba sigue robusta”, sostuvo y afirmó que el plan de obras hasta 2023 se ejecutará “sin poner en riesgo la salud financiera”. Es decir, prometió no tomar más deuda, salvo con organismos internacionales a largo plazo y financiarse con estos fondos, recursos de la Provincia y aportes nacionales.

Aunque centró su discurso en la provincia, y por momentos pareció referirse a una ciudad-estado cerrada sobre sus límites, Schiaretti consideró que el país tiene, como Córdoba, ventajas competitivas en agroindustria y economía del conocimiento. “Hago votos para que Argentina salga de la pandemia y crezca”, afirmó.

Con respecto a Córdoba, dio por sentado que “va a seguir progresando con justicia social”, pero no dio indicios de decisiones políticas de cara al futuro, cuando empiezan a definirse las estrategias de acercamiento o alejamiento en relación al gobierno nacional. “Vamos a progresar trabajando juntos y dialogando, aunque haya diferencias”, recalcó ante el auditorio que le obsequió un aplauso virtual al finalizar.