Por qué el cristinismo asume que Fresneda encabezará Diputados

Frente a un eventual escenario de dos listas peronistas, la línea que en Córdoba responde a la vicepresidenta, descuenta que el Frente de Todos llevará como candidatos a Carlos Caserio para el Senado, y al ex secretario de Derechos Humanos para la Cámara Baja.

Por Yanina Soria

El deseo de alcanzar la unidad con el peronismo del gobernador Juan Schiaretti no se vive con la misma intensidad dentro del Frente de Todos Córdoba.

El sector referenciado en la actual diputada Gabriela Estévez aún guarda con expectativa la posibilidad de alcanzar un entendimiento político electoral que les permita afrontar las legislativas con una sola lista en la provincia. Desde allí, sale un tono moderado y más conciliador con el Panal.

En cambio, la porción representada por el senador Carlos Caserio se muestra mucho más crítica con Schiaretti y no oculta sus pretensiones de fortalecer el frente propio independiente del mandatario provincial. El ex presidente del PJ Córdoba ya blanqueó frente a los suyos su precandidatura para retener la banca en el Senado y en esa línea se mueve.

Sin embargo, esa diferencia evidente en los niveles de energía que manejan en la relación con el Centro Cívico, no produce roces internos, según se encargan de aclarar desde el espacio. El objetivo común sigue siendo dotar del mayor volumen político al sector del presidente Alberto Fernández en la provincia.

Lo cierto es que en el mientras tanto, el cristinismo cordobés también saldrá a posicionar con fuerza a los suyos de cara las elecciones de medio término.

Dado por sentado que Caserio será el postulante del frente para el Senado, la dirigencia que reporta directamente a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner descuenta que el primer renglón del tramo a Diputados está reservado para ellos. Y Martín Fresneda no sólo es el nombre que impulsan sino el que consideran “número puesto” para una eventual lista propia.

¿Por qué? Por varias razones, según describen.

Primero, porque el ex secretario de Derechos Humanos de la Nación podría contar con la venia de la vicepresidenta con quien trabaja en el Senado. El abogado referente de H.I.J.O.S es parte de la apuesta generacional de Cristina en Córdoba junto a Estévez; de hecho, ambos quedaron al frente de la dirección de la Casa Patria en la ciudad Capital.

Segundo, siguen desde el cristinismo, la nueva composición del bloque de parlamentarios que conduce Máximo Kirchner necesitará sumar “leales” a la Cámara donde el oficialismo es más débil numéricamente, y que será fundamental para sostener desde allí los proyectos del Ejecutivo durante sus últimos dos años de gestión.

Frente al requisito de fidelidad, agregan, Fresneda encaja mucho mejor que otros nombres que suenan como posibles candidatos del Frente de Todos Córdoba. A Adriana Nazario, el kirchnerismo más puro no la cuenta como propia por lo que nunca homologaría su postulación como primera opción; mientras que frente al sindicalista Juan Monserrat (otro de los mencionados) el cristinismo sostiene que su hombre aventaja al titular de UEPC en nivel de conocimiento público y experiencia política.

El actual diputado Pablo Carro es otro de los posibles; sin embargo, en la interna kirchnerista, su nombre es vetado rápidamente por el cristinismo duro que no lo sostendría como cabeza de boleta. En cuanto a los otros socios del frentetodismo, la línea de Cristina en Córdoba entiende que Eduardo Fernández ya encabezó en el 2019 y que Pablo Chacón, de Sergio Massa, podría integrar la boleta pero no como el 1.

Los nombres del Patria

En la decisión de fidelizar su presencia en la provincia y reorganizar la tropa, el cristinismo lanzó hace poco la Casa Patria, una especie de delegación local del Instituto que a nivel nacional conduce el senador Oscar Parrilli. Estévez como presidenta y Fresneda como vice, son los articuladores de un espacio que pretende ser un lugar de debate y una usina de propuestas. El rol del Patria durante el año electoral será producir diagnósticos, estrategias y contenidos para darle soporte a los candidatos del kirchnerismo.

Para aportar con ese perfil más técnico que se le busca imprimir, se organizaron comisiones de trabajo presididas por referentes de distintos sectores. Entre ellos, Pablo Sigismondi al frente de Ambiente; Emiliano Fessia para la Comisión de Derechos Humanos; Ana Morillo en la comisión de Mujeres y Género; Gustavo Irico, en Salud; Graciela Treber en la sub comisión de Salud Mental; Clara Freytes en la Comisión de Juventudes; en la Comisión de PYME, Humberto Spaccesi; Comisión de Ruralidad, Horacio Britos; Comisión de Trabajo, Carmen Nebreda. También en la Comisión de Ciencia y Tecnología, Marcelo Mariscal; Comisión de Cooperativismo, Enrique Fernández Quintana; en Cultura, Guillermo Vázquez; Derechos Humanos de las Personas Mayores, Silvia Rivero; Discapacidad, Gastón Rodríguez; Diversidad, Martín Apaz; Educación Adelia Coria; Comisión de Estado y Administración Pública, Marcelo Nazareno; Inclusión y Desarrollo Social, Eliana López; Niñez y Adolescencia, Marycel Segovia; Política Exterior, Silvina Irusta; Comisión de Turismo, Natalia Ahumada; y la Comisión de Defensa con Carlos De La Vega.