Macri “rescató” a Romero de la interna dominical del PRO

El domingo habrá interna partidarias, salvo que alguna lista se baje antes. El expresidente Mauricio Macri correspondió su amistad con Eduardo Romero al interceder personalmente para bajar la compulsa en Villa Allende. Gabriel Frizza sostiene a su candidato, Ariel Mealla. ¿Javier Pretto cambió de estrategia?

Por Yanina Passero

El expresidente Mauricio Macri se arremangó para resolver la interna de su íntimo amigo, Eduardo “El Gato” Romero, en Villa Allende. Antes, había enviado a la presidenta del PRO nacional, Patricia Bullrich, a contemporizar con los miembros del equipo de gobierno del deportista profesional. Los retadores entendían la compulsa por la titularidad del circuito como una escala necesaria en la pelea por la sucesión municipal. Esta ambición anticipada se esfumó cuando el fundador del partido recoleto honró el vínculo construido, en largas tardes de golf, con el famoso que importó a la política.

Ahora bien, el gesto no se replicó en el departamento Colón, donde quien fuera alguna vez el favorito del líder nacional de Cambiemos vio desafiado su poder territorial. El diputado Gabriel Frizza sostuvo a su candidato departamental, el concejal de La Calera, Ariel Mealla. Benjamín Buteler, con contactos con el exministro de Transporte, Guillermo Dietrich, también se mantuvo firme.

Habrá internas este domingo si ninguna de las propuestas se baja antes del sábado. Se votarán autoridades partidarias en tres circuitos del departamento Colón: Jesús María, Mendiolaza y La Calera. En tanto, por el referente del departamento se dispondrán cuartos oscuros en esas ciudades y se agrega Saldan. La Lista 22, la lidera Buteler y Adela Arning; mientras que la 23, la componen Mealla y Daniel Dioguardi. También se votará jefe por el departamento Santa María y sus cinco circuitos. Allí el versus es entre Ignacio Sala (hombre de Laura Rodríguez Machado) y Nelly Morales.

“Es primera vez que va a haber interna en el Pro, esto va a fortalecer el partido. Estamos preparados”, dijo Mealla a Alfil. Hasta el cierre de esta edición todas fuentes del PRO consultadas marcaban como inevitable la compulsa, aunque matizaban con una verdad: en la filial local nunca hubo internas.

Más allá de resolver el organigrama, la elección en el PRO que se comenta no es más que un efecto de los proyectos individuales. Varias teorías (a decir verdad, operaciones) manejan en el partido según sea la fuente. Hay quienes aseguran que Pretto está haciendo hasta lo imposible para bajar la interna y responsabilizan directamente a Frizza por sostener a un candidato –dicen- muy cuestionado.

Es probable que esta lectura sea verosímil si se entiende que el flamante titular del PRO debutará en el cargo con un fracaso: sabe, como todos, que en Buenos Aires les “impusieron” resolver las diferencias buscando el consenso. Cabe recordar que Bullrich desaprobó cualquier tipo de votación, pero el asunto siguió su marcha.

Ahora, otros colocan a Pretto como fogonero de esta interna. Y es probable que las dos versiones encierren algo de verdad.

Si Frizza mantuvo su postura, el sentido común indica que es mejor reducir algún tipo de daño cuando el desastre es inevitable. El exintendente de La Carlota habría decidido jugar en tándem con Laura rodríguez Machado, otra presunta afectada por la interna de Santa María por su impronta en el departamento y su cercanía con el intendente de La Paisanita, Ignacio Sala.

La senadora auspicia a una candidata de Jesús María. Frizza hizo saber su enojo al respecto y la responsabiliza directamente por no contribuir a la búsqueda de consensos.

Con dos internas departamentales el domingo, la atención y las responsabilidades se reparten. El negocio sería redondo, pero con consecuencias en el largo plazo. La situación profundiza las diferencias y todos dan por descontado que habrá salidas del PRO Córdoba, después de esta puja o una vez confeccionadas las listas de diputados y senadores nacionales.

 

Cuestionan la decisión del Gobierno de investigar el endeudamiento con el FMI

Nicolás Massot, exdiputado nacional y dirigente de Juntos por el Cambio, defendió el endeudamiento que la gestión de Mauricio Macri contrajo con el FMI, cuya legalidad será investigada por el Gobierno según anunció ayer el presidente Alberto Fernández, y consideró “falso” que se trate de un “préstamo impagable”.

Al criticar lo señalado en este sentido por el mandatario en su mensaje ante la Asamblea Legislativa que dejó inaugurado el 139 período de sesiones ordinarias, Massot sostuvo que “el endeudamiento, en un 95 por ciento, fue utilizado para cancelar deuda preexistente que pagaba el doble de tasas que la tomada con el FMI” y que el pedido obedeció “a la deuda acumulada de la Argentina desde hace décadas”.

Por otro lado, dijo que “no” le pareció “feliz” la utilización de bolsas mortuorias con nombres de dirigentes oficialistas o allegados al oficialismo en la protesta opositora que el sábado se realizó en Plaza de Mayo y otros puntos del país, pero deslindó a la titular del PRO, Patricia Bullrich, de ese hecho.

“A mí no me pareció feliz, y hay muchos dirigentes que compartimos la marcha y no esa manera de manifestarse, así que no asocio eso con Patricia”, sostuvo Massot en declaraciones formuladas a la radio La Red. No obstante, sostuvo: “No comparto que sean las bolsas de Patricia Bullrich. Descuento que Patricia no está detrás de ese tipo de manifestaciones que son expresiones multitudinarias y la gente se puede expresar como quiera”.

En otro orden, al ser consultado por el rol de Mauricio Macri en Juntos por el Cambio, Nicolás Massot afirmó que, si bien hay “diferencias” de criterio, se trata de “el único expresidente y tiene mucho que aportar”, por lo cual lo quiere “adentro” del espacio.