Los giros automáticos de Nación a Córdoba en febrero crecieron 8,9%

El alza estuvo algo por debajo de la media nacional, que fue del 9,4%. Las mayores alzas reales fueron para los distritos patagónicos, por arriba del 12%. Los incrementos más bajos fueron para jurisdicciones del NEA y el NOA, la variación anual fue menor al 6%. CABA tuvo caída como consecuencia del recorte en su coeficiente de coparticipación que se inició en el último trimestre del 2020. La baja real fue del 56,5% .

En febrero, las transferencias automáticas crecieron a un mayor ritmo que en enero empujadas por una mayor recaudación y les da aire a las cajas provinciales: el alza en moneda constante del 5,9%, al tiempo que el aumento nominal fue del 49%. Las alzas son mayores a los que se registraron en enero (+43,7% nominal y +3,7% real) a partir de mejoras en la recaudación nacional. Para Córdoba la mejora fue del 8,9% interanual por debajo de la media nacional sin CABA que fue del 9,4%.

Según la consultora Politikon Chaco, en el análisis por drivers, la coparticipación alcanzó los $202.774 millones distribuidos a las jurisdicciones, mostrando una expansión en términos reales del 2,7%. En este escenario, el impuesto a las Ganancias fue, nuevamente, el que empujó las transferencias, con un incremento real anual del 10,6% (+51.330 millones), al tiempo que el IVA tuvo una expansión en moneda constante del 2,2%. También se destacaron los aportes de los impuestos internos (+16,5% real) y de otros tributos coparticipables (+16,9% real).

Por su parte, entre los drivers que componen los regímenes especiales, volvió a ser importante el aporte del Impuesto a los Bienes Personales, que creció en +$9.387 millones año contra febrero 2020 (+189,8% real), explicado a partir de las reformas en sus alícuotas durante el 2020. El impuesto a los Combustibles Líquidos tuvo por su parte un incremento real del 22%, mientras que el relacionado al Monotributo mostró un descenso en moneda constante del 34,4%.

Por ende, en valores absolutos las transferencias automáticas totalizaron en febrero $230.978,5 millones, con un incremento real de 5,9% y nominal del 49%, que traducido en pesos corrientes equivale a $75.941,9 millones más respecto a lo distribuido durante el mismo mes de 2020 a las 24 jurisdicciones.

Analizando los resultados por jurisdicción, las 23 provincias tuvieron expansiones nominales entre los 52% y 54%, pero la situación cambia al calcular su variación en moneda constante, a partir de la aplicación de los IPC para cada región y no el IPC Nacional como referencia única: así, se observa que las provincias patagónicas tuvieron las mayores alzas reales a raíz de un menor aumento del IPC para dicha región; mientras que en las provincias del noreste y el noroeste se dieron las menores alzas reales por mayor impacto de IPC.

Neuquén, Tierra del Fuego, Río Negro, Chubut y Santa Cruz muestran las mayores alzas reales, todas por encima del 12%. A su vez, la provincia de Buenos Aires se sumó al lote de distritos con incrementos de dos dígitos: su expansión real fue del 10,1%.

En este otro extremo, Corrientes, Salta, Chaco y Misiones registraron los incrementos reales más bajos del país durante febrero, a partir de lo manifestado previamente respecto al impacto del IPC regional. En los cuatro casos, la variación anual fue menor al 6%.

Mientras que todas las provincias, tuvieron incrementos reales, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires volvió a sufrir fuertes caídas como consecuencia del recorte en su coeficiente de coparticipación que se inició en el último trimestre del 2020. La baja real fue del 56,5% en comparación con febrero de 2020; está parcialmente compensada con aportes de monto fijos a realizar por el Gobierno nacional de manera no automática.

Por los cambios producidos en el esquema de reparto, hubo leves modificaciones en lo que corresponde porcentualmente a cada jurisdicción sobre el total distribuido. Naturalmente, el impacto más alto se ve en el CABA, que pasó de participar del 5,2% del total distribuido en febrero 2020, al solo el 2,1% en febrero 2021. Por el contrario, la provincia de Buenos Aires incrementó su participación en el total: era del 22,3% en este mes de 2020, y pasó al 22,8% en febrero 2021.

El acumulado del primer bimestre del 2021 muestra que las transferencias automáticas alcanzaron los $466.276,5 millones, creciendo en términos nominales un 46,3%, y un 4,8% a nivel real. Si se excluye a la CABA, la expansión real crece al 8,3% para el conjunto de las provincias.