Enroque Corto

La mujer que no fue

La designación del abogado Juan Manuel Delgado como nuevo fiscal General de la Provincia sorprendió en la Legislatura. Un miembro del bloque del oficialismo tuvo el siguiente diálogo con Alfil:

Legislador: Nos sorprendió el anuncio del gobernador Juan Schiaretti. No era lo que se esperaba.

Alfil: ¿En qué sentido?

L: Algunos hablaban de una mujer para el Ministerio Público Fiscal.

A: ¿Alguna en especial?

L: La secretaria de Justicia, Laura Echenique, era una de las posibles. Pero bueno, Schiaretti impulsó a un candidato de mucha confianza, al que conoce desde que trabajaba en el Banco de Córdoba.

 

 

No es un problema familiar, es de gestión”

Revisando los portales más importantes del interior cordobés, el periodista encontró una información que quiso ampliar con el dirigente del PJ de Traslasierra.

Periodista: Leyendo el diario digital “Córdoba Interior Informa” veo que la intendenta de Villa Dolores, Gloria Pereyra, se refirió a la denuncia que le hizo a su antecesor y padre, Juan Manuel Pereyra, durante la apertura de sesiones del Concejo Deliberante.

Dirigente: Así es. Le dedicó varios párrafos al asunto. Justificó el porqué de la denuncia penal y dijo que no dudó ni demoró la presentación, y que hizo lo que tenía que hacer: llevar a su padre a l Justicia.

P.: Duro che.

D.: De inmediato aclaró que no se trata de “problemas familiares ni políticos, es de gestión”. Y como si eso fuera poco, terminó su discurso diciendo que llegó con las manos limpias y que con las manos limpias se irá. Sobre eso, la oposición le sigue reprochando que ella también fue funcionaria de su padre durante la gestión municipal.

 

 

Grosso aclaró: Encuentro Vecinal “no es un partido confesional”

El dirigente vecinalista comentó con el periodista el recambio de legisladores que se concretó ayer en el bloque de Encuentro Vecinal Córdoba.

Vecinalista: Usted sabe que Aurelio García Elorrio renunció, como estaba previsto, aunque un poco antes, para darle paso a Gerardo Grosso, quien continuará en la bancada con Rosa Marcone.

Periodista: Sí. Grosso es un pastor evangelista. 

V.: Pero, precisamente, ayer se esmeró Grosso en aclarar cuál es su rol como legislador.

P.: ¿Qué dijo? 

V.: Anote.

P.: Anoto. 

V.: Dijo que “cuando uno sueña con servir, hacerlo en la función pública es un honor”. Y aclaró que es consciente de que “muchas personas de las iglesias estén contentas porque hemos decidido participar, bienvenido sea”. “Pero –agregó- no somos un partido evangélico. Encuentro Vecinal no es un partido confesional, sino un partido con política y valores”.

 

 

Cinta roja para Bullrich

Un dirigente del PRO tomó un café con el periodista en la húmeda mañana del miércoles. Le confesó la sorpresa que causó en el partido las excelentes mediciones de la exministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

Informante: Creo que hasta ella misma se sorprendió de su crecimiento.

Periodista: Realmente es una emergente.

I.: Sí. Y usted sabe que eso provoca celo en el espacio, en especial cuando la silla es prestada.

P.: ¿Sí?

I.: Es llamativo que el expresidente Mauricio Macri haya retomado la agenda partidaria. Tuvo actividad en Santa Fe y se metió en la interna de Villa Allende.

P.: ¿Usted cree?

I.: Los conozco bien. Se va a tener que poner una cintita roja contra la envidia.

 

 

Asperezas entre Políticas Sociales y los concejales “díscolos”

El periodista conversaba con una de sus fuentes del Palacio 6 de Julio cuando la comunicación se cortó. Después de varios intentos por reestablecerla, echó mano a su agenda y llamó a otro dirigente PJ que, intuyó, estaría al tanto de los mismos asuntos.

Periodista: Amigo, ¿cómo anda?

Dirigente Peronista: ¡Compañero! Trabajando, pero no importa, siempre es un gusto escucharlo.

P.: No se preocupe, seré breve. Estuve hablando con uno de sus compañeros que me contaba que persisten algunas tensiones entre los concejales “díscolos” del PJ y Políticas Sociales. Cuénteme de eso.

D.P.: Bueno… no hay demasiado qué adivinar… Usted sabe que cuando (Diego) Casado quiso tensionar con el intendente le apuntó al programa de Servidores Urbanos, que se maneja desde Políticas Sociales…

P.: Si, claro. Lo sé. Pero también supe que los “díscolos” ya achicaron con el Ejecutivo.

I.P.: Así es. Lo que pasa es que aunque la flecha no iba para La Cava, sino para el “1”, lo cierto es que al secretario le pasó cerca… Le digo, es un asunto que habrá que atender. Pero tampoco hay que preocuparse tanto, usted sabe que para un viguista no hay nada mejor que otro viguista…

P.: ¿Usted dice?… Veremos…